Mapa
Entrada - Salida

Personas:

Busca por:

Precio medio:

De a
persona / noche

Tipo de alquiler:

Recomendados:

Características más usadas:

Ubicación:

Acondicionamiento:

Servicios:

86 Alojamientos en Mallorca

Más relevantes primero
  • Calendario actualizado
  • Mejor valoradas
  • Más opiniones

41 - 60 de 86 alojamientos rurales

Mallorca, destino para todas las épocas del año

Sabemos que Mallorca es sinónimo de un paraíso de playas y acantilados para disfrutar en verano. Sin embargo, queremos acercarte a este maravilloso destino rural en cualquier época del año.

Y es que esta isla balear también disfruta de espectaculares paisajes naturales, pueblos con encanto, fiestas y tradiciones sin igual, una gastronomía que no puedes perderte y unos alojamientos rurales que te harán olvidarte de la rutina y el ruido.

Los mejores parajes naturales de Mallorca

El Paraje Natural de la Serra de Tramuntana, a 1.400 metros de altitud (la sierra más alta de las Islas Baleares) y 63.084,00 hectáreas (1.123,00 marinas y 61.961,00 terrestres), es una gran alternativa para una escapada rural que no quiera limitarse a las playas. Allí podrás disfrutar de una excursión de 170 kilómetros a realizar en cinco días, la GR 221. La Serra está declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Esta ruta pasa por preciosos pueblos como son los de Escorca, Calvià, Banyalbufar, Esporles, Estellencs, Andratx, Valldemossa, Pollença, Deià o Sóller. Además, si no quieres realizarla entera, se proponen más de 20 rutas alternativas para todos los niveles y posibilidades. En todas ellas disfrutarás de unas vistas de la isla espectaculares. Los amantes de birdwatching podrán avistar águilas pescadoras o buitres negros. Otra actividad interesante es la de visitar el jardín botánico de Sóller que reproduce la flora típica de las zonas montañosas.

Te proponemos otros de los parajes naturales más bonitos que alberga la isla de Mallorca:

  • El Parque Natural de Mondragó, en Santanyí, tiene una gran diversidad paisajística gracias a sus bosques, sus zonas de secano y el marco rocoso de la costa.
  • El Parque Natural de s’Albufera te encantará por su cordón de dunas en mitad de una zona húmeda que lleva al mar.
  • El Parque Natural de Es Trenc-Salobrar, en Campos, ofrece impresionantes paisajes a lo largo de 1.500 hectáreas de arenales vírgenes y un extenso sistema dunar.
  • El Monumento natural de Ses fonts Ufanes constituyen un singular fenómeno hidrológico, ya que sus fuentes intermitentes y de diferentes potencias surgen de la lluvia acumulada en el macizo de Puig Tomir.

Mallorca, una isla de cuevas

Los amantes de la espeleología encontrarán en Mallorca un verdadero paraíso con una gran riqueza geológica. Algunas de sus más de cien cuevas albergan estalactitas y estalagmitas milenarias. Actualmente, cinco de ellas son visitables y poseen algunos de los paisajes subterráneos más hermosos del mundo:

  • Las cuevas de Génova, las únicas con coraloides, una concentración de un tipo de magnesio de hace cuatro millones de años.
  • Las cuevas de Hams, donde podrás acudir a un concierto de música clásica que se celebra en una una barca iluminada en el lugar más profundo de la gruta.
  • Las cuevas de Campanet, con restos arqueológicos de Myotragus balearicus, extinguido hace unos 5.000 años.
  • Las cuevas del Drach, con los lagos subterráneos más grandes del mundo y un recorrido de unos 1.200 metros.
  • Las cuevas de Artà, con la estalactita Reina de las columnas, de 22 metros de altura.

Mallorca y sus fiestas

Acercarse a las fiestas mallorquinas es acercarse a tradiciones de cientos de años, te presentamos algunas de ellas para que te integres entre sus gentes como un mallorquín más.

  • Baile de las bestias. Mallorca es tierra de fuegos y el 16 de enero se convierte en una fiesta de bailes y desfiles de demonios entre hogueras y fuegos artificiales.
  • Feria de las flores de Costitx. El 1 de mayo, las calles de esta localidad se convierten en una obra de arte a base de flores.
  • Feria Medieval. El tercer fin de semana de mayo, Capdepera se transforma durante tres días en una auténtica villa medieval.
  • Batalla de Moros y Cristianos de Pollensa. Todos los 2 de agosto, en Pollensa, se recrea esta batalla para rememorar la que tuvo lugar el 30 de mayo de 1550.
  • Fira dolça d’Esporles. El primer domingo de octubre podrás acudir a la feria más golosa de Mallorca y deleitarte con sus dulces más típicos.
  • Fira de Pollensa. Esta feria artesanal, el segundo fin de semana de noviembre, te mostrará los oficios más antiguos relacionados con la tela, el barro, el hierro o la madera.

Las mejores playas de Mallorca

Te hemos preparado el listado de las mejores playas y calas de Mallorca para que disfrutes de este paraíso en tu próxima escapada rural.

  • Cala S’almunia. De colores turquesas y situada en un remanso de paz, esta cala es ideal para el esnórquel.
  • Cala es Màrmols. La hora y media de camino hasta esta cala virgen bien merece la pena para disfrutar de sus blancos acantilados y sus cálidas aguas.
  • Cala Mondragó. De fácil acceso, se encuentra en mitad de una reserva natural y es de arena fina y aguas poco profundas.
  • Playa de Formentor. Esta playa tiene un mirador a 230 metros, está rodeada de montañas y tiene unas de las aguas más transparentes de la isla.
  • Caló des Moro. Es ideal para ir en junio y septiembre. Parece una piscina natural de aguas cristalinas entre rocas.
  • Cala es Caragol. Desde el faro de Ser Salines podrás realizar un tranquilo paseo hasta esta cala virgen de arena blanca.
  • Playa de Es Trenc. Para algunos esta es una de las mejores playas de España. Sus 3 kilómetros de arena blanca te harán desconectar de día y disfrutar del ambiente festivo de noche.
  • Cala Mitjana. Aunque de difícil acceso, es una cala de aguas turquesas muy poco concurrida.
  • Cala de Sa Calobra. Sus dos acantilados de más de 200 metros convierten esta playa en un enclave natural privilegiado.
  • Cala Varques. Sus cuevas, a las que acuden los hippies cada verano, son un gran aliciente para visitar esta cala de arena fina y blanca.

¿Qué comer en Mallorca?

Te comerás la isla de arriba a abajo. La gastronomía mallorquina ofrece una amplia variedad de productos que provienen de la ganadería, la pesca y la huerta. Entre sus embutidos destacan la sobrasada, el butifarró y el camaiot.

Para los vegetarianos, el tumbet, un plato elaborado a base de verduras, es la mejor opción. Y como más tradicionales, los caracoles a la mallorquina, el arroz brut o el frito mallorquín. En el apartado de dulces nos quedamos con las ensaimada y los enfornats.