Quién no ha soñado nunca con una fiesta en el jardín, como las que salen en los anuncios de verano en la televisión. Con una barra de bar y grifo de cerveza. Si tienes frío, entonces puedes continuarla en un gran salón interior, enfrente de una chimenea. O incluso optar por una fiesta medieval.

Rock, pop, salsa, flamenco, reggaetón… cualquiera que sea tu estilo, estas casas rurales tienen espacio suficiente para que bailes todo el día y la noche. Muchas incluyen equipo de música.

Can Fontanelles (Barcelona)

Can Fontanelles es una antigua masía del siglo X situada a poco más de 60 kilómetros de Barcelona. Su capacidad para alojarse en ella es de 25 personas, aunque su finca e instalaciones son tan grandes que en ella se pueden montar eventos de 50-60 personas. Ideal para celebrar cumpleaños, aniversarios o pequeñas bodas, pues incluso tiene una capilla románica.

La finca también tiene un largo artificial, un pajar, un corral y un cenador alejado de la vivienda principal, por lo que es genial para que, quienes quieran alargar la noche, no molesten a los que prefieran acostarse.

Cortijo del Zoco Bajo (Córdoba)

Reconstruido sobre un cortijo de 300 años de antigüedad, Cortijo del Zoco Bajo es un alojamiento dedicado al agroturismo que es totalmente sostenible. La razón por la que está en esta lista es que dispone de un escenario que es utilizado para bailes de salón o latinos.

Entre sus instalaciones también dispone de jardín, piscina de agua salada, huerto ecológico, granja y barbacoa. En total tiene capacidad para 20 personas y una parte del dinero recaudado lo donan a una ONG.

Casas de Ainás (Murcia)

El jardín de las Casas de Ainás nos recuerda a los anuncios de verano de Estrella Damm. Un escenario, música y piscina. Los ingredientes perfectos para disfrutar de una gran noche.

La finca dispone de dos casas independientes con capacidad para 9 personas cada una de ellas. Tienen chimenea, barbacoa, futbolín y sala de juegos.

Cortijo la Priorita (Córdoba)

El salón del cortijo la Priorita tiene 115 m2, tres chimeneas, mesa para 12 comensales y terraza con vistas a la sierra. ¿Se te ocurre un plan mejor que disfrutar de todo ello con los amigos? La vivienda tiene capacidad para 20 personas y un gran patio de 135 m2 donde confluyen todas las dependencias de la casa, rodeada de balcones de alforja. En los exteriores hay un gran jardín, piscina y bar donde servir las bebidas. La casa también tiene equipo de música, lo que es perfecta para organizar una gran fiesta.

Villenka (Madrid)

Si te va el ambiente tranquilo, entonces no te pierdas la casa rural Villenka. Un alojamiento con capacidad para 15 personas con dos zonas chill out en el exterior, ideal para mantener largas conversaciones nocturnas, bailar y tomarse una copa tranquilamente.

La vivienda también dispone de barbacoa, huerto ecológico, cenador y chimenea.

La Dehesilla de Melque (Toledo)

La casa rural perfecta para hacer una fiesta con un montón de amigos es la Dehesilla de Melque. Dispone de un patio con barra de bar y grifo de cerveza. Justo delante, además, está la pista de baile al aire libre. También hay tres barbacoas, un horno de asar y piscina. En su interior hay 10 habitaciones dobles, todas con baño privado.

La Dehesilla de Melque cuenta con unas increíbles vistas de los montes de Toledo. Asimismo, está certificado con tres espigas, la más alta calificación para las casas rurales de Castilla-La Mancha.

Ca l’Ànima (Girona)

Lo que antiguamente eran las cuadras y la cocina de los masoveros, hoy es una gran pista de baile de techo abovedado y aire campesino. Y es que Ca l´Ànima toda la vida estuvo ocupada por propietarios dedicados a sus tierras y su ganado, por lo que aún conserva su esencia de antaño.

La finca tiene más de 500 metros cuadrados y dispone de huerto ecológico, barbacoa y chimenea. Tiene capacidad para 18 personas, por lo que es ideal para celebraciones familiares o con amigos.

Castillo Medieval de Grisel (Zaragoza)

Bailar en las dependencias de un castillo no sólo es cosa de Disney. En Zaragoza, en el Castillo Medieval de Grisel también es posible. Puedes alquilarlo por habitaciones o entero (tiene una capacidad para 24 personas) y, lo mejor, para meterse en el papel, es que dispone del alquiler de unos 200 trajes medievales.

La fortaleza, que data del siglo XIV, tiene un gran salón con capacidad para 80 personas, patio y jacuzzi.

Casas de Bermudillo (Ávila)

Con un jardín de 4.000 m2, a las casas de Bermudillo no les falta de nada. Tiene una gran pista de baile, equipo de música, nevera, piscina cubierta, barbacoa, horno de leña, cama elástica, tirolinas, granja, pista de vóley playa y campo de fútbol.
En total consta de dos viviendas para 12 y 20 personas.

¡Apúntate a clases!

Si la palabra baile te suena a chino y no sabes por dónde empezar, no te preocupes. Algunos alojamientos tienen clases donde podrás comenzar a mover los pies. ¿Te animas?

Cuevas La Granja (Granada)

Si no sabes bailar, tampoco te preocupes. En cuevas La Granja puedes reservar clases de flamenco. Este alojamiento rural, situado en el pueblo granadino de Benalúa dispone de 18 casas-cueva excavadas en los cerros de arcilla. En su interior hay calefacción y en los exteriores cuentan con jardín, barbacoa y piscina.

El Capricho de los Montes (Toledo)

Premiada en los V Premios de Castilla-La Mancha, El Capricho de los Montes ofrece a sus huéspedes la posibilidad de recibir clases exclusivas de bailes de salón. El lugar idóneo para aprender y pasárselo bien en un entorno inmejorable.
Se trata de una casa ecológica que se alquila por habitaciones. Está situada en la entrada al Parque Nacional de Cabañeros, tiene jardín, piscina y sala para eventos.

Hospedería Ballesteros (Cuenca)

La hospedería Bellesteros también ofrece clases de baile de salón, entre otros talleres. Una actividad que podrás combinar con un relajante baño en el jacuzzi, una tarde junto a la chimenea o una visita a Cuenca capital, una ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Ballesteros también tiene jardín, huerto ecológico y barbacoa.

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios