Magazine Naturaleza Cascadas de Lamiña, el rincón secreto de Cantabria

Cascadas de Lamiña, el rincón secreto de Cantabria

96 Shares
Cascadas de Lamiña
Cascadas de Lamiña. Por izarandeeli

En la Cantabria más profunda y desconocida, en plena Reserva del Saja, la naturaleza nos sorprende una vez más con un rincón muy especial: las cascadas de Lamiña, una serie de saltos de agua que maravillan a todo aquel que las visita.

Para acercarnos hasta las cascadas de Lamiña hemos de llegar hasta el pueblo de Barcenillas, en el valle de Cabuérniga. Una pequeña y encantadora localidad cántabra de tradicionales construcciones de piedra situada a menos de una hora de la vibrante Santander. Otra posibilidad es acercarse hasta el pueblo de Lamiña y comenzarla desde ahí, desde la fuente del lavadero, junto a la iglesia, en Fuente Arriba. Da igual la opción que elijas, pues ambas convergen en un mismo punto desde donde continua la sencilla senda que conduce a nuestro destino.

Ruta a las cascadas de Lamiña

Cascadas de Doña Úrsula
Cascadas de Doña Úrsula. Por Iván Vieito García

Si nos decantamos por comenzar en Barcenillas, una vez dejado el coche, comenzaremos a caminar por una pista amplia y muy cómoda que transcurre paralela al arroyo Barcenillas, entre la frondosa vegetación de ribera y algún que otro avellano y castaño. En total son poco más de 2 kilómetros de recorrido que no entrañan dificultad alguna y que suponen un entrante relajado en nuestro menú senderista de hoy.

Completado este primer tramo, habremos alcanzado un cartel que indica el camino a tomar para llegar a las cascadas de Lamiña, o cascadas de Úrsula como también se las conoce. Esta segunda etapa tiene algo de pendiente y, si ha llovido recientemente, se ha de completar con cuidado para no resbalar con el barro que se haya podido formar. Por lo demás, este desvío es de lo más sencillo. Puede incluso que te cruces con algún que otro ejemplar bovino. Nada que temer.

Tras estos dos primeros tramos alcanzamos el río que, sí o sí, hemos de cruzar; pues no hay puentes ni pasarelas habilitadas que lo salven. Eso sí, hay unos troncos que facilitan el paso. Depende de la época del año, puede que el caudal baje algo más revoltoso por lo que cruzarlo será una aventura aún mayor y requerirá una mayor dosis de equilibrio.

Afortunadamente, no es muy ancho y, aunque no siempre ocurre, lo único que puede suceder es que sumerjas algún pie en el río, pero nada más. Como recomendación, si puedes, lleva un bastón o hazte con algún tipo de vara por el camino que te ayude a cruzar.

Cascadas de Lamiña
Cascadas de Lamiña. Por Juan Carlos Muñoz

Una vez superado este escollo aparece el desfile de cascadas. Dos caídas de agua algo tímidas y, como colofón, la señora cascada de Lamiña con su elegante cola mucho más elevada y espléndidamente abrazada por vegetación y rocas vestidas de musgos y líquenes. Hemos llegado.

Ahora toca disfrutar del entorno y, si las temperaturas y la valentía lo permiten, darse un chapuzón en este recóndito lugar de la Cantabria más rural.

En total, cuando estemos de vuelta habremos recorrido unos 7 kilómetros en, aproximadamente, 3 horas (paradas incluidas). Como curiosidad, si prefieres no volver por el mismo camino puedes continuar la ruta circular y así contemplar las cascadas desde arriba, en modo panorámico, desde otro punto de vista.

25 cascadas que ver al menos una vez en la vida

Dependiendo de dónde caiga, la cascada se llamará salt, chorro, fervenza o cachón, pero es el agua ante el vacío que cae con estrépito y habitualmente forma una poza que nos alivia los veranos. En este post te mostramos las cascadas en España que nos encantan y no deberías perderte.

Read more

10 Lugares de Cantabria que te dejarán sin palabras

Son rincones naturales para admirar en tu visita a Cantabria. Mira las imágenes y luego intenta explicarlo: ¡te quedarás sin palabras!

Read more

10 cascadas alucinantes en España

España está repleta de maravillas naturales. No nos cansamos ni de admirarlas ni de recomendártelas. En este post te mostramos algunas de las cascadas más bonitas del país.

Read more

Playa de Covachos y el tómbolo que llega hasta una isla desierta en Cantabria

Un fino istmo de arena se alarga desde la playa de Covachos hasta la isla del Castro, como si esta última no quisiera desprenderse de la costa. Son las cuatro y media de la tarde y la marea está a punto de llegar a sus mínimos. En poco más de una hora, el nivel del agua comenzará a subir de nuevo y el ceñido camino que se adentra en el mar volverá a desaparecer bajo las olas.

Read more

96 Shares
header capital plugin
    Los Mejores Pueblos
Cada año nuestros viajeros eligen los mejores pueblos para hacer turismo rural.¿Los conoces?
Invalid email address

Artículos relacionados

Deja un comentario

Pulsando en ENVIAR aceptas la privacidad

Copy link
Powered by Social Snap