Pozo de los Humos

Fuente: jav4ier8

España está repleta de maravillas naturales. No nos cansamos ni de admirarlas ni de recomendártelas. En este post te mostramos algunas de las cascadas más bonitas del país: cómo son, cómo llegar y dónde dormir.

1. Salto del Nervión

El río Nervión se desploma a 222 metros de altura entre Álava y Burgos. Es el salto de agua más grande de España. El mirador da cuenta de las vistas de impresión y domina el Cañón del Nervión y el Valle de Delika. Te contamos más en el vídeo.

2. Cascada de Ézaro

Cascada de Ézaro

Fuente: Sergiy1975 / Shutterstock

La cascada de Ézaro es la única de toda Europa que desemboca en el mar. La cascada se encuentra en Ézaro (A Coruña), en la Costa da Morte, y el río es el Jallas. Está iluminada, por lo que de noche es un espectáculo insólito. En agosto, Ézaro celebra A festa da praia: una buena oportunidad para contemplar la cascada de Ézaro junto a sus vecinos.

3. Cascada del Saut Deth Pish

La cascada del Saut Deth Pish está en el Valle de Arán. El río Varradòs salta a 35 metros de altura y conformo uno de los rincones más bonitos del valle. Para llegar a la cascada hay que dirigirse a El Pont d’Arró. Dejando a la derecha el pueblo, se sigue hacia la ermita de Sant Joan de Arró. Llegaréis a la cascada siguiendo el río por la pista asfaltada.

4. Calares del Río Mundo

Nacimiento del iío Mundo

Fuente: Turismo de Albacete

El río Mundo suele aparecer cada año con una explosión natural. Le llamán el reventón, está en Albacete y es un espectáculo. El agua del río se desparrama con abundancia y estrépito sobre un lecho tranquilo de musgo y agua protegido por paredes como gigantes. El Parque Natural de los Calares del río Mundo y de la Sima ocupa territorio de la Sierra del Segura, la Sierra de Alcaraz y Campo de Montiel.

5. Pozo de los Humos

Pozo de los Humos

Fuente: jav4ier8

El río Uces se despedaza a 50 metros en el Pozo de los Humos, un paisaje muy especial entre Masueco y Pereña (Salamanca), en el Parque Natural de Arribes del Duero. El impacto levanta partículas una nube de humo blanco que le da nombre al lugar.

6. Cascada Orbaneja del Castillo

No es una cascada que impresione por su altura, pero sí por la disposición del río que la protagoniza. Un arroyo, que se unirá al Ebro, cruza el pueblo de Orbaneja del Castillo (Burgos) rozando las fachadas y fluyendo bajo las casas. Es, en conjunto, un escenario de cuento que termina con la cascada, el rincón más fotografiado.

7. Cascada De Cimbarra (Jaén)

La cascada de Cimbarra está a 2 km del pueblo de Aldeaquemada, en Jaén. El agua del río Guarrizas cae a 40 metros de altura. Está bien señalizado y el lugar y sus contornos están declarados Paraje Natural por la Junta de Andalucía. El camino, después de la lluvia, puede perjudicar a los coches bajos, pero se puede llegar hasta el Collado de La Cimbarra. Desde allí hay que seguir a pie. Si elegís el camino de la derecha, llegaréis a las pozas y veréis la cascada desde abajo. Si elegís el de la izquierda, veréis la cascada de frente.

8. Cascada De Cola de Caballo

Ordesa y Monte Perdido

Fuente: holbox / Shutterstock

La cascada de Soaso o “Cola de Caballo” es quizás el rincón más fotografiado del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, en Huesca. Tras recorrer el largo Valle de Ordesa (Patrimonio de la Humandad desde 1997) se contemplan los saltos de agua de río Arazas, entre ellas la cascada de Cola de Caballo. Sobran las palabras.

9. Cascada de Pedrosa de la Tobalina

Fuente: Francisco Javier Gil / Shutterstock

Fuente: Francisco Javier Gil / Shutterstock

La cascada de Pedrosa de la Tobalina está en el Norte de Burgos, en la comarca de Las Merindades. Son las aguas del río Jerea, afluente del Ebro. La cascada de Pedrosa de la Tobalina es una de las maravillas de Burgos.

10. Cascada de Colores

Fuente: Alberto Loyo / Shutterstock

Fuente: Alberto Loyo / Shutterstock

La Cascada de Colores de la Palma es un capricho de la naturaleza. Uno de tantos que ocurren en las Islas Canarias. Para llegar, los senderista suelen llegar a la playa de Taburiente y siguen camino hacia el Roque Idafe. Desde allí se toma la dirección hacia Dos Aguas por el Barranco del Almendro hasta el desvío a la cascada. Te contamos cómo llegar a la cascada de Colores de la Palma con más detalle.

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios