Fuente: Alberto Loyo / Shuterrstock

Fuente: Alberto Loyo / Shuterrstock

Colgada de un precipicio, sobre las láminas de roca del Flysch de Zumaia, hay un lugar de culto para peregrinos y visitantes. Es la preciosa ermita de San Telmo, dedicada al patrón de los marineros.

Desde nuestro televisor, la podremos contemplar en la película de Ocho apellidos vascos (2014). Pero si vamos en persona a la ermita, desde su pórtico podremos contemplar las formaciones rocosas creadas a lo largo de 60 millones de años en la costa vasca. ¿Vamos?

Un paisaje de película

Fuente: Antxon / Shuterrstock

Fuente: Antxon / Shuterrstock

La primera mención histórica sobre la ermita de San Telmo data de 1540, y fue sede de la cofradía de mareantes de San Telmo en el siglo XVII. Hoy es una de las imágenes más fotografiadas de la costa vasca, sobretodo ahora que ha sido escenario de la boda de los protagonistas de Ocho apellidos vascos, que se estrenó en España el 14 de marzo de 2014.

Me recuerda muchísimo al chaval ese con el que saliste, uno que era del sur. Sí de Vitoria, ¡pero ojo!, que tenía sus ocho apellidos vascos. – Koldo

La película ganó 3 Premios Goya: Mejor actor revelación, actor de reparto y actriz de reparto. Es una comedia romántica que cuenta la historia entre un joven señorito andaluz y una chica vasca que se resiste a sus encantos. Decidido a conquistarla, viaja hasta su pueblo, donde tendrá que hacerse pasar por vasco para no decepcionar al padre de la chica.

Las principales localizaciones de la película tienen lugar en el norte de España. Argoitia, el pueblo inventado donde se desarrolla la trama principal, nace de la unión de varias localidades del País Vasco y Navarra. Las espectaculares escenas costeras corresponden a la localidad vasca de Getaria.

Fuente: Chanclos / Shuterrstock

Fuente: Chanclos / Shuterrstock

La ermita de San Telmo está construida sobre el acantilado del Flysch y la playa de Itzurun, que tiene propiedades beneficiosas para la salud por su alta concentración en yodo. En su interior encontramos un valioso retablo rococó del siglo XVIII, hecho en madera sin policromar ni dorar. A su lado, imágenes de Santiago y Santa Clara.

Ocho días después del Domingo de Pascua los zumaitarras acuden todos vestidos de azul arrantzale en procesión a la Ermita el día de San Telmo, cuya marcha suena en cada rincón de la localidad costera.

Fuente: Alberto Loyo / Shuterrstock

Fuente: Alberto Loyo / Shuterrstock

Casas rurales cerca de Ermita de San Telmo

2 Comentarios publicados

  1. miquel
    Publicado 6 marzo 2016 en 10:21

    maravilloso ver estas preciosas fotos de nuestro pais.Pena ,penita pena de nuestros politicosssssssssss que no estan a la altura de tanta belleza

  2. María Isabel
    Publicado 9 junio 2017 en 15:42

    Me encanta ver las iglesias en esos lugares tan espectaculares. Los acantilados y el mar todo bellísimo

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios