Casas rurales en País Vasco

País Vasco

Nº de plazas

Búsqueda libre (pueblos, comarcas, zonas...)

Entrada Salida

Precio medio aprox.

Tipo de alquiler

  • Otras características
  • Seleccionadas otras 0
    características Modificar
    Seleccionada otra característica Modificar

Buscar alojamiento por provincia

Buscar alojamiento por comunidad autónoma

Casas rurales con encanto en País Vasco

En esta tierra, mar y montaña se funden en un abrazo. Tres capitales se reparten el pastel. Bilbao, la vanguardista, Vitoria-Gasteiz, la medieval y Donostia-San Sebastián, la mágica.

Los alojamientos más destacados de País Vasco

Prev
Casa Rural Azkue - Agroturismo

Casa Rural Azkue - Agroturismo

Guipúzcoa

28 opiniones
Caserío Otalora S.XVIII

Caserío Otalora S.XVIII

Vizcaya

Usotegi Agroturismo - Casa Rural

Usotegi Agroturismo - Casa Rural

Guipúzcoa

14 opiniones
Agroturismo Santa Klara

Agroturismo Santa Klara

Guipúzcoa

7 opiniones
Abeta Zaharra

Abeta Zaharra

Guipúzcoa

4 opiniones
Casa Rural Arkamo Atea

Casa Rural Arkamo Atea

Álava

6 opiniones
Caserio Izetaerdi

Caserio Izetaerdi

Guipúzcoa

17 opiniones
Casa Rural Quopiki

Casa Rural Quopiki

Álava

1 opinión
Zelaikoa

Zelaikoa

Guipúzcoa

1 opinión
Sagarlore Hotela

Sagarlore Hotela

Guipúzcoa

Landarbide Zahar

Landarbide Zahar

Guipúzcoa

2 opiniones
Ver más
Ant

Las zonas más solicitadas de País Vasco

Las rasgos que hacen único el País Vasco son su litoral y su verde interior. Un recorrido entre paisajes que esconde algunas de las joyas naturales más preciadas de la Península.

Últimas opiniones en País Vasco

Aitxitxen Etxea

"Fin de semana espectacular"

5
Opinado el
Gracias al entorno y al confort que nos ofreció la casa lo pasamos muy bien. Su propietaria, Izaskun, un 10. Ver opinión completa

Aitxitxen Etxea

"Casa perfecta para desconectar en plena naturaleza"

5
Opinado el
Son dos casas adosadas separadas pero que comparten el jardin comun. Cada una con su barabacoa y su porche. Nosotros fuimos un grupo de 11 y... Ver opinión completa

Orlegy Casa Rural

"Comodidad, ubicación y entorno"

4
Opinado el
Una casa muy agradable y cómoda para pasar unos días en contacto con la naturaleza, con habitaciones amplias y cómodas, cada una con su baño... Ver opinión completa

Casa Rural Osingain Landetxea

"Impresionante"

5
Opinado el
Magnifica casa rural, amplia muy limpia y acogedora. No te pierdas su antiguo lacadero convertido en un gran merendero con barbacoa donde puedes... Ver opinión completa

Casa Rural Castillo de Portilla

"Genial"

5
Opinado el
Vinimos toda la familia. 5 parejas con los hijos....una tropa en pocas palabras. No podemos decir más que ... genial. Todo perfecto, cómodo,... Ver opinión completa

Conoce el País Vasco

Los imperdibles de la Costa Vasca-Euskal Kostaldea

Para conocer este País paso a paso, puedes hacer la parte vasca del Camino de Santiago. Son 214 km costeros en ocho etapas, partiendo de Hondarribia o Irún. Si dispones de menos tiempo y quieres dar alguna que otra zancada, estos son los top 10 del litoral:

En Vizcaya:

  • Puente Bizkaia: une el pueblo medieval de Portugalete con el palaciego Getxo. A 45 metros de altura de esta joya de la ingeniería tendrás una inigualable panorámica de la Ría.
  • Bahía de Gorliz y Plentzia. Las playas de estos dos municipios son ideales para familias y deportes acuáticos.
  • San Juan de Gaztelugatxe: islote de la hermosa localidad de Bermeo. La cima está a unos 240 escalones, pero merece la pena. ¡Tocar tres veces la campana de la ermita da buena suerte!
  • Urdaibai: Reserva de la Biosfera. El Urdaibai Bird Center identifica las aves que la sobrevuelan. Descálzate en la cambiante playa de Laida o en la de Laga, con el gran peñón de Ogoño. Las marismas de Mundaka también te alegrarán la vista.
  • Faro de Santa Catalina: te susurrará los secretos de la navegación en el bonito pueblo pesquero de Lekeitio. Cuando la marea esté baja, podrás andar hasta la isla de San Nicolás.

En Guipúzcoa:

  • Geoparque de la Costa Vasca. Te ofrece la Ruta del Flysch (3 horas y 30 minutos, primavera-verano). Navegarás entre acantilados en el bello tramo de Zumaia a Mutriku. Serán como un viejo libro sobre la vida en la tierra.
  • Getaria: villa medieval y cuna de Cristóbal Balenciaga, modisto, y Juan Sebastián Elkano, navegante cuyo desembarco recrean cada cuatro años (7 de agosto). Cerca, te espera el encanto de Zarautz, ¡y el restaurante de Karlos Arguiñano!
  • Donostia-San Sebastián. Su atmósfera cinematográfica se acentúa en septiembre con su festival de cine. La bañan tres playas: la de la Concha, la de la Zurriola (ideal para surferos) y la de Ondarreta, con las famosas esculturas de Chillida.
  • Pasaia. Una bahía separa los pueblos marineros de Donibane y San Pedro. En la colorida Donibane se encuentra la que fue casa del escritor Victor Hugo. La Factoría Marítima Albaola te mostrará una réplica de una nao ballenera.
  • Bahía de Txingudi. Es un lugar ideal para practicar deportes náuticos o hacer senderismo por el Camino de la Bahía. El pueblo amurallado de Hondarribia te regalará una de sus mejores vistas.

La belleza está en el interior...

Paisajes de cuento

A Hansel y Gretel no les hubiera gustado perderse en el Parque Natural de Gorbeia en invierno, cuando sus desnudas hayas se asemejan a grandes manos con huesudos dedos… Pero con el buen tiempo se inunda de luz. A quienes no parece importarles el cambio de estaciones es a los montañistas, ya que este es un punto de referencia y ofrece rincones tan apetecibles como la cascada de Goiuria, en Álava.

Enclaves simbólicos

En la ermita de San Miguel de Ereñozar se abre un balcón al litoral. Este enclave te acercará a las pinturas rupestres de las cuevas de Santimamiñe y al colorido bosque de Oma. También a Gernika, con su Casa de Juntas, uno de los parlamentos más antiguos de Europa (abierto todos los días, entrada gratuita). Aquí está el Árbol de Gernika, símbolo de la identidad vasca.

Como en un pequeño juego de muñecas rusas, el santuario de Loyola es un remanso de paz (espiritual) dentro de otro: el valle de Urola. Es el punto de partida del Camino Ignaciano y forma parte de la Ruta de los Tres Templos, que empieza en Donostia-San Sebastián y acaba en Arantzazu.

Precisamente el santuario de Arantzazu da la bienvenida al Parque Natural de Aizkorri-Aratz, donde se recorta con contundencia la cumbre más alta del País Vasco: el Aitxuri (1.551 metros). Entre sus otras delicias se cuenta el túnel de San Adrián, donde una gran masa rocosa esconde una ermita y una calzada medieval.

Si sientes predilección por los yacimientos prehistóricos, tu lugar está en Aralar, uno de los macizos más emblemáticos del País Vasco. Peinando sus laderas se erigen más de 30 dólmenes y otros vestigios como túmulos.

"Un pueblo que baila a los pies de los Pirineos"

Esta es la frase con la que Voltaire describió a los vascos. Donde hay algo que celebrar, sus danzas están presentes: la kaxarranka en Lekeitio (San Pedro, junio), la ezpata dantza de Durango... Y, con ellas, instrumentos tradicionales como el txistu o la trikitixa. También en las plazas verás improvisar a los bertsolaris, poetas que siguen una tradición milenaria.

Lo pasarás en grande con las tamborradas de Azpeitia (20 de enero), el carnaval de Tolosa, los partidos de pelota vasca, los campeonatos de aizkolaris (corte de troncos)... Y la noche del 24 de diciembre el carbonero Olentzero dejará regalos para tus niños, si es que los tienes. Podrás visitar su hogar en Izenaduba Basoa (Mungia).

¡A txikitear!

Un vaso de sidra puede abrir el apetito. Y a cada grito de "¡txotx!" en Astigarraga, capital de la sidra vasca, se abre una nueva barrica. En el Caserío Museo Igartubeiti (Ezkio) te mostrarán un lagar y cómo se prensan las manzanas.

Deja que entre en tus planes ir de bar en bar tomando txikitos (tragos de vino) y pintxos. Y adentrarte en la Ruta del Vino de la Rioja Alavesa, con Laguardia, poblada de viñedos y bodegas, de capital. Y saborear el pescado fresco cocinado a la brasa en las calles de Getaria. Con un buen txakoli, eso sí.

Buscar alojamientos