Magazine Cultura La Isla del Rey, la isla sangrienta de Menorca

La Isla del Rey, la isla sangrienta de Menorca

0 Shares
Isla del Rey
Bloody Island o Isla del Rey. Por karzof pleine

Hay un lugar en las Islas Baleares que tiene una historia sorprendente, a pesar de estar abrazado por el puerto de Mahón y no ser más que una pequeña isla dentro de otra isla, Menorca. Es la Isla del Rey, en el sureste de Menorca, y debe su nombre actual al rey Alfonso III. Pero también es conocida como la Bloody Island (isla sangrienta) por los ingleses, ahora veremos por qué.

Cuando en 1287 Alfonso III se preparó para conquistar Menorca a los musulmanes, el lugar en el que desembarcó fue este pequeño islote, y de ahí su nombre, Isla del Rey. La historia de la isla empieza mucho más atrás, ya que hay en ella los importantes restos de una basílica del siglo VI. Pero desde aquel 1287 la isla cambió de nombre, que antes se conocía como la dels cunills, esto es la isla de los conejos.

Por cierto, que hay una teoría que dice que el nombre de España viene de la forma en la que los fenicios decían tierra de conejos, que eran muy comunes ya entonces por la parte de la actual España que ellos conocían. Pero volviendo a la Isla del Rey, su posición en el Mediterráneo la convierten en un punto interesante para cualquiera que tenga naves moviéndose por este extremo occidental del Mare Nostrum.

El hospital para marineros que estaba en el frente

Hospital Isla del Rey
Hospital Isla del Rey. Por Karol Kozłowski

Esto hizo que, a comienzos del siglo XVIII, los ingleses la quisieran para ellos y prometieran un pago a cambio de hacerla suya. Pago que tardaron décadas en hacer, como cuenta Pedro Riudavets en su Historia de Menorca, escrita en 1888. A pesar de que era un enclave magnífico para los hombres de su armada que anduvieran por el Mediterráneo y necesitaran asistencia, los ingleses fueron poco rumbosos con el importe.

Lo más relevante de la historia de la Isla del Rey es el hospital que acogió durante siglos. Fue fundado a principios del siglo XVIII, cuando la isla estaba ya en manos inglesas, y fue creciendo y ampliándose a lo largo del siglo. En 1773 tomó ya el tamaño y la dotación adecuada para ser un hospital importante.

Hospital de la Isla del Rey
Hospital de la Isla del Rey. Por Pytxy

Esto explica por qué para los ingleses esta isla menorquina era conocida como Bloody Island: la isla de la sangre. Uno podría pensar que era un nombre injusto para el lugar, porque si bien la sangre es consustancial a un hospital, muchos salvarían allí sus vidas y disfrutarían del sol y la tranquilidad en tierra. Es más, el entorno era tan bueno que los gobernadores de Menorca pasaban algunos días de verano en el islote para descansar, en su propio palacio o castillo. Pero sería un error pensar así, porque ese bloody no quiere decir sangriento.

En realidad, viene a significar más bien hospital de sangre, que es una denominación común para los hospitales de primera línea, los que están cercanos al frente. En este caso, al ser un hospital para marineros situado en una isla alejada del continente, no está mal colocado el nombre, ya que en cierta media era una posición cercana al frente.

Por allí han pasado ingleses, españoles, franceses, italianos, estadounidenses….

Isla del Rey
Isla del Rey. Por Karol Kozłowski

Cuando uno conoce la historia del lugar enseguida le viene a la cabeza alguna imagen de las novelas de mar de Patrick O’Brian, o piensa en que es un sitio perfecto para ambientar una historia de amor entre un soldado convaleciente y una enfermera. Días de sol y calma en un paraíso, sabiendo que esos días tienen punto final y que al otro lado del puerto está la guerra esperando. Y lo bueno es que se podría ambientar esa historia en el siglo XVIII, en el XIX o incluso en la Segunda Guerra Mundial. Y el marino podría ser español, francés, inglés, italiano, estadounidense…

Es así porque el hospital naval no sólo fue aprovechado por los ingleses en ese siglo XVIII, sino que también los españoles y los franceses lo utilizaron. Durante unas décadas podríamos decir que la Isla del Rey fue un lugar magnífico para aprender idiomas, porque a mediados del XVIII fue francés, para volver a ser inglés, para luego ser español, antes de ser de nuevo inglés.

Desde 1802 Menorca es territorio español, por virtud del Tratado de Amiens, y desde entonces fuimos los españoles lo responsables últimos del hospital y la isla, hasta su abandono a mediados del siglo XX. Pero esto no quiere decir que los marinos ingleses y franceses no hayan seguido recuperándose allí. Es más, aunque en menor medida, holandeses, italianos y estadounidenses también han curado sus heridas en ese lugar tan privilegiado. Lógicamente, en sus dos siglos y medio de existencia el hospital fue renovado, ampliado y modificado varias veces. Por ejemplo, en 1784 los españoles le añadieron una capilla, dedicada a San Marcos.

Isla del rey, Mahón
Isla del Rey. Por photobeginner

A principios del XIX, el hospital era capaz de tratar a 700 enfermos, tenía unas 40 salas para ellos y además disponía de alojamiento para el personal médico y de enfermería, espacios pensados para los militares con rango de oficial, botica, trabajo para empleados de todo tipo… En definitiva, no era un lugar para hacer una primera cura en mitad del mar, sino que era un hospital en toda regla.

Isla del Rey sirvió para hacer cuarentena

En 1821, durante una terrible epidemia de fiebre amarilla, sirvió como lugar de cuarentena. Antes de esto ya había dejado atrás su momento de esplendor. Y así en 1830 se cedió a los franceses el hospital para sus tropas en el enfrentamiento con Argel. En 1833 se cedió de nuevo, esta vez a Estados Unidos, como almacén y taller. Como vemos, fue perdiendo importancia.

En 1964, después de dos siglos y medio de uso, el hospital fue abandonado y con él la propia isla. Uno y otra fueron entregándose al deterioro y a la maleza, hasta que en 2004 comenzó un loable proyecto de recuperación y restauración a través de la Fundación Hospital de la Isla del Rey. Gracias a él hoy el hospital y la isla se pueden visitar y ofrecen una visión clara e inspiradora del magnífico recorrido histórico del lugar. Probablemente se trate de la mejor oportunidad que tenemos de ver un hospital naval con esta historia en toda el Mediterráneo.

0 Shares

Artículos relacionados

Deja un comentario

Pulsando en ENVIAR aceptas la privacidad

Copy link
Powered by Social Snap