Magazine Planes Qué hacer en Llanes (Asturias)

Qué hacer en Llanes (Asturias)

67 Shares
aerial view of llanes fishing town in asturias, spain
Llanes. Por jon_chica.

La costa llanisca va de la ría de Tinamayor hasta tocar Ribadesella. Es un despliegue de playas fabulosas, pueblos marineros y acantilados escénicos. La roca calcárea es la marca geológica de tan singulares paisajes que se despliegan en un abanico de arcos, bufones, puentes, playas escondidas y acantilados acuchillados. Aquí se encuentran el verde de los prados y el azul del mar, el placer de lo natural y un rico patrimonio monumental, histórico y gastronómico que es imposible que decepcione a nadie.

Llanes, la base ideal para descubrir el oriente asturiano: los argumentos que esgrime esta villa son playa, herencia medieval y callejeo, tres razones que la han convertido en uno de los centros turísticos de Asturias.

¡A caminar!

Por czamfir

Aunque parezca una paradoja, para sentir la esencia marinera de Llanes es mejor calzarse las botas que las chanclas y recorrer la senda costera. La senda comienza en el paseo San Pedro, sobre la playa del Sablón, y llega hasta Celorio, donde en el año 1017 se enclavó el monasterio y alberguería de San Salvador. Son algo más de siete kilómetros de poca dificultad pero con vistas maravillosas de acantilados y playas que configuran lo mejor del paisaje protegido de la costa oriental. Si faltan energías para la vuelta, siempre se puede volver en tren.

El Bálamu

De vuelta a la villa de Llanes, será momento de cargarse de energía. El lugar es propicio pues si en Asturias se puede decir que la gastronomía es un destino en sí mismo, en Llanes aún lo es más. El Bálamu es más que recomendable, todo un imprescindible, porque además de brindar una experiencia culinaria sin igual sirve para meterse en ambiente marinero: el trajín de la lonja se puede sentir desde el comedor, mientras que desde los ventanales se puede otear el horizonte marino en toda su belleza. La elaboración de los platos no es recargada porque se basan en la óptima calidad del producto. Y si se trata de hacer una inmersión marinera, nada mejor que bajarse hasta la lonja para ver el espectáculo de la subasta de pescado.

Los cubos de la memoria

Cubos de la memoria
Por ahau1969

Sin apartarnos de la zona del puerto, hay que aprovechar encontrarse con una de las imágenes más representativas de Llanes: los cubos de la memoria del pintor vasco Agustín Ibarrola son desde que se inauguró en 2001 uno de los espacios más fotografiados de todo Asturias. Para decorar los enormes bloques de hormigón del dique del puerto, el artista escogió alegres motivos y colores llamativos, con los que quiso representar la tradición marinera del concejo.

Playa de Ballota: el mirador cinematográfico

Por LFRabanedo

El director Gonzalo Suárez escogió la playa de Ballota para rodar algunas de las escenas de su memorable película, Remando al viento (1988). Para divisar toda esa hermosura cinematográfica lo mejor es subir hasta el mirador de La Boriza, un balcón natural para contemplar los pastizales y acebuchales que ocupan la llanura y el mar. Desde allí, Ballota y la surfera playa de Andrín se ven casi como dos arenales gemelos. Se entiende que con estas vistas este sea uno de los miradores más espectaculares que se abren al Cantábrico.

Gulpiyuri: la playa secreta

Playa de Gulpiyuri
Por Dartagnan1980

En teoría tiene lo que cualquier playa normal: sus olas, el agua salada, tiene mareas, arena blanca… Pero lo que encumbra a Gulpiyuri en el altar de lo excepcional es que se trata de una playa sin horizonte marino, rodeada de prado y escoltada por un acantilado que la cierra como si fuera un muro. De hecho, la playa es resultado de que se derrumbara con la erosión parte de ese acantilado, formando una hondonada hasta la que el mar Cantábrico se filtra de forma subterránea a través de un sifón. Dada su singularidad, está catalogada como Monumento Nacional.

Un cementerio instagramer

aerial view of countryside cemetery in asturias, Spain
Cementerio de Niembro, en Llanes. Por jon_chica

Es tal vez el lugar de atmósfera más romántica de todo Asturias . Se ve como si fuera la proa de un barco encallado en la ensenada que hay en la parroquia de Nuestra Señora de los Dolores, entre los pueblos de Barro y Niembro, a solo diez minutos en coche desde Llanes. La tremenda belleza escénica del cementerio junto a la encalada iglesia de Nuestra Señora de los Dolores y las barcas subyuga de una forma exquisita. Prueba de ello es que el lugar ha sido escogido para rodar por algunos cineastas. Eso sí, mejor llegar con pleamar, cuando desde la carretera que llega de Barru se ve el cementerio como si fuera una isla en medio de la ría.

Acantilados mitológicos

Bufones de Pría
Por Arnaud

A media hora en coche de Llanes aguarda un espectáculo prodigioso: allí los acantilados aparecen en el horizonte casi como si fuera un animal fabuloso, una especie de ballena mitológica que arroja hacia el cielo chorros de agua a más de veinte metros de altura con un ruído bravo de mar.

El espectáculo lo dan los bufones de Pría, un fenómeno natural que ocurre solo cuando hay fuerte oleaje y el mar se filtra sonoro por entre las chimeneas y grietas erosionadas. Se llega hasta ellos siguiendo el sendero que parte desde la vecina playa de Guadamía, frontera entre los concejos de Llanes y Ribadesella.

67 Shares

Artículos relacionados

1 comentario

Baldosas hidráulicas NATURAL FLOOR 5 de diciembre de 2021 - 21:26

Bello artículo. Soy de León y pasé parte de mi infancia en esas tierras. Para mi es inolvidable.

Responder

Deja un comentario

Pulsando en ENVIAR aceptas la privacidad

Copy link
Powered by Social Snap