A escasos 30 kilómetros de Barcelona, en la localidad de Torrellas de Llobregat, hay un tesoro natural: las Cuevas Can Riera. Unas cavidades de piedra arcillosa y sinuosas paredes rojizas y anaranjadas que guardan un parecido asombroso con el icónico Antelope Canyon de Arizona