Uno de los paisajes más sobrecogedores de la costa vasca es el que forman los acantilados del Flysch. Trece kilómetros de incalculable valor geológico que recorren el litoral de Guipúzcoa entre las localidades de Deba y Zumaia ofreciendo a su paso escenarios de indiscutible fotogenia. Un tesoro natural admirado a partes iguales por fotógrafos y geólogos y cuya espectacularidad llega a emocionar.

Un Geoparque es un mirador para contemplar los últimos 200 millones de años de historia del planeta. El de Aliaga es…

Una experiencia estética y un método activo de divulgación científica. El Geoparque de Sobrarbe (Huesca) es un espacio protegido por su patrimonio geológico y por el método de gestión que proponen…

De los 58 lugares de la Red Europa de Geoparques 5 de ellos se encuentran en España. Descubre los territorios catalogados de nuestro país como…