El agua es indispensable para la vida. La necesitamos los humanos, los animales y el planeta. También es, desde hace siglos, uno de los recursos utilizados para generar energía mecánica que, posteriormente, produciría electricidad.