Ya en el siglo XIV existían despachos de vinos, pero para poder hablar de los primeros restaurantes, hay que remontarse a mediados del siglo XIX y principios del XX, con el auge de la burguesía. En España, encontrarás más de un centenar de establecimientos que aún siguen abiertos desde entonces.