Complejo Rural Agoga - Las Médulas

Las Médulas, León

Valoración por categoría:

  • Limpieza
  • Trato del propietario
  • Entorno
  • Equipamiento
  • Relación calidad/precio
  • Calidad del sueño

¿Has ido a este alojamiento?

Escribe tu opinión

Filtrar por tipo de viaje:

Filtrar por valoración global:

Ordenar por:

Opiniones de viajeros

Andreina Mej...

Andreina Mej... 1 opinión

"Excelente"

5
Opinado el
Nos encanto! Un lugar muy lindo, las instalaciones muy limpias y con todo lo ofrecido. El personal muy atento y amable.
Estuvo en 2020, en familia
  • Limpieza
  • Trato del propietario
  • Entorno
  • Equipamiento
  • Relación calidad/precio
  • Calidad del sueño
Alberto Hern...

Alberto Hern... 1 opinión

"Excelente estancia en un paraje único"

5
Opinado el
Nos alojamos unos días en este complejo rural. Es altamente recomendable, el trato al cliente es excepcional y el entorno, único. Las casitas están muy bien para pasar unos días tranquilos, la comida del restaurante es muy buena (recomiendo probar el botillo) y los desayunos merecen la pena. Nos organizaron la visita guiada por las Médulas y nos atendieron fenomenal. Repetiremos seguro
Estuvo en Mayo 2019, en pareja
  • Limpieza
  • Trato del propietario
  • Entorno
  • Equipamiento
  • Relación calidad/precio
  • Calidad del sueño
Alvaro Gordo

Alvaro Gordo 1 opinión

"En naturaleza y en familia"

5
Opinado el
Estancia de 3 noches con desayuno y 1 comida para 2 personas.
La casa esta situada justo junto al complejo historico de las Medulas.
Lo regenta una familia currante a mas no poder, que se parten el pecho por dar servicio a sus clientes incluso en momentos de sobrecarga de trabajo.
Es un alojamineto rural, por lo que si alguien busca otra cosa, no es su sitio.
A nosotros nos encanto la habitacion con vistas a las medulas (la Prado Barroso).
La limpieza es total y la calefaccion hizo todo muy acogedor.
El baño limpio, completo y con secador incluso (en una casa rural no esperas semejante servicio, espléndido). Unicamente salia un poco de agua por el pie de la ducha, pero nada que no se resuelva con una toalla.
El desayuno, mas que suficiente con tostadas de pan... pan del bueno, bizcochos caseros de frutas (el de naranja excepcional), zumo y un cafe buenísimo. No dejan de preguntarte en todo momento si quieres repetir algo.
Comimos un día en la casa. Si no hay reserva o no eres un grupo, es necesario esperar en la zona de mesas centrales. Lleva un rato porque el espacio es el que es, pero vale la pena mientras te tomas un mencia.
Comimos pulpo y botillo. Esperaba mucho menos y la verdad es que estaba excelente y salimos rodando, el precio mas que justo.
Los consejos de Pedro nos ayudaron a preparar una ruta por los Ancares y estamos muy agradecidos, porque fue un dia inolvidable.
Las indicaciones y el trato que nos dieron (incluyendo la sonrisilla de su "nuevo miembro") fueron de diez.
Me da igual si alguien puede pensar que es un comentario "comprado", la realidad es que Volveremos.
Gracias
Estuvo en Mayo 2017, en pareja
  • Limpieza
  • Trato del propietario
  • Entorno
  • Equipamiento
  • Relación calidad/precio
  • Calidad del sueño