Casas rurales en Castilla y León

Castilla y León

Nº de plazas

Búsqueda libre (pueblos, comarcas, zonas...)

Entrada Salida

Precio medio aprox.

Tipo de alquiler

  • Otras características
  • Seleccionadas otras 0
    características Modificar
    Seleccionada otra característica Modificar

Buscar alojamiento por provincia

Buscar alojamiento por comunidad autónoma

Casas rurales con encanto en Castilla y León

Para completar el puzle de esta región, hay que juntar nueve provincias: El resultado es un tesoro en todos los sentidos: gran diversidad natural, más de 300 castillos, 23.000 yacimientos...

Los alojamientos más destacados de Castilla y León

Prev
El Último Carretero

El Último Carretero

Soria

1 opinión
La Casa de la Villa

La Casa de la Villa

Soria

19 opiniones
Caminos de Machado

Caminos de Machado

Soria

7 opiniones
La Casa del Molino

La Casa del Molino

Segovia

31 opiniones
Los Cazillos

Los Cazillos

Burgos

20 opiniones
Las Vicarias

Las Vicarias

Soria

22 opiniones
Casa Rural El Manantial

Casa Rural El Manantial

Salamanca

20 opiniones
Casa Salva

Casa Salva

Salamanca

5 opiniones
Casa Rural Leocadia y Casa Clemente

Casa Rural Leocadia y Casa Clemente

Zamora

7 opiniones
Casa Alval

Casa Alval

Segovia

10 opiniones
Casas Faustino IV, V y VI

Casas Faustino IV, V y VI

Salamanca

14 opiniones
Ver más
Ant

Turismo rural en Castilla y León

Podrás abordar esta inmensidad desde el aire, aterrizando en cuatro aeropuertos: en León (la Virgen del Camino, Valverde de la Virgen), Burgos (Villafría), Valladolid (Villanubla) y Salamanca (Matacán, Villagonzalo de Tormes). En tren o por carretera, se te desplegará todo el mapa castellanoleonés.

Patrimonio mundial

  • Camino de Santiago. El itinerario más frecuentado es el Camino Francés, que recorre 450 kilómetros de tierra castellana. Algunos consejos, peregrino: llévate botas altas, que te abracen el tobillo, y una mochila que no pese más de 10 kilos. ¡Ánimo y buen camino!
  • Monumento Natural de las Médulas (el Bierzo): un paisaje de cumbres rojizas y entrañas doradas, puesto que los romanos sacaron de aquí oro a raudales... Forma parte de la Ruta de las Cuencas Mineras, que transcurre por las provincias de León y Palencia.
  • En Burgos: su catedral gótica, donde descansa el Cid Campeador, y los yacimientos de la Sierra de Atapuerca: ¡de lo mejorcito que hallarás por el mundo!
  • Ciudad de Segovia: por su conjunto románico, su estructura medieval (Alcázar incluido) y su imponente acueducto romano.
  • En Salamanca: la siempre guapa y cosmopolita capital, con la universidad española en activo más antigua, y los yacimientos arqueológicos de Siega Verde, de arte rupestre.
  • Ciudad de Ávila: protegida por sus afamadas murallas, que aún se acuerdan de los pasos de la mística Santa Teresa de Jesús...

"Caminante, no hay camino…"

Si te encandilan los versos de Machado, tienes que pisar los Campos de Castilla, paisaje que le inspiró este libro. ¿Por qué no te lo lees durante tu viaje? Siguiendo la ruta Tras las Huellas de Machado llegarás a bellos escenarios sorianos como el de la ermita de San Saturio, y otros que marcaron su vida, como la iglesia de Santa María la Mayor, donde se casó. También te llevará a Segovia, donde está la Casa-Museo Antonio Machado, y al resto de su provincia: Riaza, Sepúlveda…

¡Bonitas estampas!

El Bierzo, al oeste de la provincia de León, es una comarca que tiene todos los ingredientes para seducirte. Su capital es Ponferrada, zona de paso de peregrinos, los mismos que más tarde, en los Ancares, caminan entre pallozas y hórreos.
Localidades pintorescas como Villafranca del Bierzo y Peñalba de Santiago se alternan con parajes idílicos: el lago de Carucedo, el valle del Silencio… Puede que tu eco, incluso, dude a responderte para no romper el hechizo.
¿Te apetece ahora hacer un poco de esquí? Súbete al telesilla de la estación de Leitariegos, en la bella zona de Villablino.

Seguirás con la boca abierta…¡garantizado! El Parque Natural Cañón del Río Lobos se abre paso entre escarpados farallones en lo que vendría a ser un Míster España de los paisajes. Estás entre las provincias de Soria y Burgos, por si te has desubicado… Deja que tus pies te lleven hasta la ermita de San Bartolomé, de la orden de los caballeros templarios. Es visita obligada.

Seguimos jugando en otra casilla, al noreste de Segovia, con el Parque Natural de las Hoces del Río Duratón, zona de anidación de alimoches, águilas reales y otras aves. Uno de los puntos que nadie se quiere perder es la ermita de San Frutos, construida sobre uno de los meandros que forma el río. Otro enclave muy especial son las cuevas con grabados de la edad de bronce.

Y al fin, en el sur de Ávila, se desliza con toda su gracia la Sierra de Gredos. Te agradará acudir a este festival de desniveles, gargantas, riscos… donde la cabra hispánica será tu anfitriona. Destacan el circo y la laguna Grande de Gredos bajo el pico de Almanzor, el punto más alto del Sistema Central. Si tu ruta te ha llevado hasta aquí, asómate a Guisando. A su tradicional arquitectura y a su entorno, muy valorado por montañeros y escaladores.

Piedra sobre piedra... hogares de la realeza

Habrás visto que Castilla y León es tierra de castillos. En un día, la Ruta de los Castillos de Segovia te propone hurgar entre los tesoros de su provincia visitando fortalezas como las de Turégano, Castilnovo o Coca. Más pegada a la capital segoviana, y dando un salto en el tiempo, reluce el Palacio Real de la Granja, en San Ildefonso. No sabemos si entre la gran variedad botánica de sus jardines te encontrarás algún príncipe o algún sapo…

Tradiciones a toque de trompeta

Los castellanoleoneses son gente dinámica y moderna. Siempre buscan más allá de sus horizontes, pero sin dejar de cuidar todo aquello que les identifica. Y aquí entran en juego sus tradiciones. Las fiestas de Semana Santa son las que tienen más arraigadas, sobretodo en Palencia, donde siguen en pie, a toque de trompeta, cuatro de las cofradías penitenciales más antiguas de la Vieja Castilla.

Platos para peregrinos y caldos del Duero

Hace falta algo contundente para que los hambrientos peregrinos repongan fuerzas. Ahí van algunas propuestas de su recetario popular... En la provincia de Burgos: estofado de alubias rojas de Ibeas, bacalao a la burgalesa y postre del abuelo. En Palencia: guiso de cangrejos y pichones escabechados. Y en León: cocido maragato, botillo del Bierzo con pan leonés y, de postre, Angélicas de Astorga.

Para degustar un buen vino con un mejor criterio, antes puedes visitar el elegante castillo de Peñafiel (Valladolid), sede del Museo Provincial del Vino. Para profundizar más, recorre la Ruta del Vino Ribera del Duero, que incluye otras atractivas y aromáticas localidades, como San Esteban de Gormaz (Soria), Aranda de Duero y Roa (Burgos).

Y antes de que el vino llegue a tu mesa, puedes celebrar la Fiesta de la Vendimia en el encanto medieval de Medina del Campo o Toro, famoso también por su carnaval.

Buscar alojamientos