Mi lista "Imprescindible: Patrimonio, ocio y gastronomía"

Badajoz, Cáceres, Mérida, Plasencia y Trujillo pueden presumir de un gran patrimonio histórico, propuestas de ocio y cultura que animan sus calles durante todo el año y una gastronomía que preserva la tradición sin perder de vista las nuevas tendencias culinarias.

Catedrales, alcazabas, sinagogas, palacios, iglesias, torres medievales, juderías, murallas, plazas mayores… Visitar las ciudades extremeñas te transportará por la historia y sentirás, en cada calle de sus conjuntos monumentales, el legado de los pueblos que han pasado por la península Ibérica: romanos, visigodos, musulmanes, judíos...

Descubre los edificios que construyó el Imperio Romano en Mérida y recorre las callejuelas medievales de Cáceres, dos ciudades que son Patrimonio de la Humanidad. En Badajoz, sube hasta la alcazaba, la más grande de su género de España, recientemente restaurada, y pasea por los baluartes de la ciudad. Camina por el centro histórico de Plasencia y sorpréndete con su catedral, sus plazas y sus casas señoriales. Aprecia la arquitectura palaciega de Trujillo y la huella que dejó América en sus calles.

La agenda de ocio que ofrecen las ciudades extremeñas es amplia y llega a los públicos más diversos. Desde el Festival de Teatro Clásico de Mérida, una de las grandes citas culturales de España, hasta el Carnaval de Badajoz, pasando por el Festival Womad y la Semana Santa de Cáceres, la Feria Nacional del Queso de Trujillo (mayo) o el Martes Mayor de Plasencia (agosto).

El gusto por la buena cocina une a estas ciudades. Fiestas gastronómicas y rutas de tapas, bares y restaurantes que miman las recetas de toda la vida, propuestas y locales innovadores que se basan en los alimentos de la región, como el jamón ibérico de bellota, el queso de oveja o las cerezas, pero que hacen un guiño a la modernidad…

Extremadura te espera con las puertas abiertas.
  • Todos (5)
  • Destinos (5)
  • Ver en lista
  • Ver en mapa