Magazine Ciencia 12 actividades en las que solemos procrastinar

12 actividades en las que solemos procrastinar

112 Shares
cat, bury cat, tabby
Por Daga_Roszkowska.

Procrastinar es la tendencia a postergar nuestros deberes (estudiar para un examen, limpiar el piso, concertar una cita en el dentista) bajo la excusa de que aún hay tiempo y contradiciendo la sabiduría popular: no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. La procrastinación, pues, solo es una modalidad de pereza.

Sin embargo, incluso los procranistadores más contumaces lo son más en unas áreas que en otras, y siempre habrá hábitos que inspiran más la procrastinación que otros.

Doce campos

man, guy, tired, procrastinar
Por Sammy-Williams.

En su libro Procrastinación: Por qué dejamos para mañana lo que podemos hacer hoy, Piers Steel doctor en Psicología Industrial y Organizativa, un gran investigador en ciencias de la motivación y la procrastinación, aborda un estudio de 2009 en el que llevó a cabo una amplia encuesta sobre procrastinación en la que participaron cuatro mil personas.

En la encuesta se preguntaba a propósito de doce campos de la vida y sobre cuáles eran los que más les costaba afrontar sin caer en la tentación de la procrastinación. Cada campo debía ser respondido con una cifra del 1 al 5 que indicaba la frecuencia con la que se producía la procrastinación, desde «nunca», a «rara vez», a «a veces», a «a menudo». Finalmente, se recogió el porcentaje de personas que eligió el campo en cuestión como uno de sus «tres mayores problemas». Los resultados quedaron así.

1. Salud

Todo lo que tenga que ver con tratar una enfermedad, hacer ejercicio, seguir una dieta o acudir al gimnasio. Procrastinación media: 3,4. Era uno de los tres mayores problemas para el 42,2 % de los participantes. Es decir, que parece que el campo de la salud es el más susceptible de caer en las redes de la procrastinación, lo cual es bastante irónico, porque nuestra supervivencia depende de ello. O dicho de otro modo: preferimos morir a hacer determinadas cosas para evitar morir. O, al menos, se nos da muy bien buscar excusas para no afrontar ese dilema.

2. Carrera profesional

Todo lo que tenga que ver con ganarse la vida, buscar un trabajo mejor, obtener un aumento de sueldo. Procrastinación media: 3,3. Era uno de los tres mayores problemas para el 56,8 % de los participantes. De nuevo, otra de las cosas más importantes para sobrevivir, el sustento económico, parece despertar más pereza que cualquier otra cosa. ¿Tal vez el grado de responsabilidad e importancia del factor suscita un mecanismo de autodefensa psicológico que favorece eliminar el riesgo del espacio mental?

3. Educación

Todo lo que tenga que ver con estudiar, obtener buenos resultados económicos, prepararse para un examen, obtener un título, entregar los deberes a tiempo. Procrastinación media 3,3. Era uno de los tres mayores problemas para el 3,9% de los participantes. Otro factor importante para nuestra vida y el futuro es también el tercer campo de la vida donde más procrastinamos. Es decir, que nuestros tres caballos de batalla son salud, carrera profesional y educación.

4. Comunidad

Todo lo que tenga que ver con el activismo político, el voluntariado, ayudar a lo que nos rodean, etc. Procrastinación media: 3,2. Uno de los tres mayores problemas para el 12,1 %.

5. Relaciones sentimentales

Todo lo que tenga que ver con el amor, el sexo, las citas, el matrimonio (ya sea postergando el momento de pedir a alguien que salga contigo como el momento de terminar una relación en la que no eres feliz o no te conviene). Procrastinación media: 3. Uno de los mayores problemas para el 25 %.

6. Finanzas

Todo lo que tenga que ver con el dinero, desde pagar facturas hasta ahorrar para la jubilación o una adquisición importante. Procrastinación media: 2,9. Uno de los mayores problemas para el 35,9 %.

7. Uno mismo

Todo lo que tenga que ver con mejorar las capacidades, actitudes o conductas. Procrastinación media: 2,9. Es uno de los mayores problemas para el 29,6 %.

8. Amigos

Todo lo que tenga que ver con nuestras relaciones con personas cercanas, es decir, postergar el pasar más tiempo con ellos o invitarlos a casa. Procrastinación media: 2,9. Es uno de los mayores problemas para el 23,5 %.

9. Familia

Todo lo que tenga que ver con nuestras relaciones con padres y hermanos. Procrastinación media: 2,7. Es uno de los mayores problemas para el 18,9 %.

10. Ocio

Todo lo que tenga que ver con los deportes, el recreo, las aficiones. Procrastinación media: 2,7. Es uno de los mayores problemas para el 11,4 %.

11. Espiritualidad

Todo lo que tenga que ver con religión, filosofía y el significado de la vida, como postergar el momento de examinar la propia vida. Procrastinación media 2,5. Es uno de los mayores problemas para el 8,5 %.

12. Paternidad

Todo lo que tenga que ver con las relaciones con los hijos. Procrastinación media: 2,3. Es uno de los mayores problemas para el 4,1 %.

El 89 % de todas las personas considera que tiene problemas graves en al menos uno de los tres primeros campos de la vida. También suele ocurrir que si uno puntúa alto en esos campos, también lo haga más alto que la media en el resto, es decir, que hay personas que son más procrastinadoras que otras en general, como si formara parte inextricable de nuestra psicología, o nuestra biología.

Básicamente, pues, si debemos luchar contra la procrastinación, que sea en las tres primeras áreas, para que el resto también mejore. O enfoquémonos en lo que señala Gary Marcus en su libro Kluge:

«Las tareas más susceptibles de ser postergadas reúnen, por lo general, dos condiciones: no nos divierten y no es obligatorio realizarlas ahora mismo. A la menor oportunidad, aplazamos las tareas que más rechazo nos producen y nos recreamos en lo divertido, a menudo sin detenernos a pensar en el coste final.»

112 Shares

Deja un comentario

Pulsando en ENVIAR aceptas la privacidad

Copy link
Powered by Social Snap