Los acantilados son, junto a los faros, de los espacios más románticos que existen. Será esa ruptura que acaba en vertical, el no poder seguir más allá, y, sin embargo, tener el horizonte a nuestro alcance. En ellos se experimenta lo sublime de la naturaleza, una vibración que se siente muy adentro y que nos conecta con la máxima sensación de libertad. Hay muchos y de diversos tipos, pero estos son algunos de los acantilados más espectaculares de España.

Las Islas Baleares, además de por sus playas y el entorno natural, ahora también es uno de los destinos ornitológicos más apreciados de Europa. Para este viaje bastarán unos prismáticos, una guía de aves y un cuaderno. Opcionalmente, una cámara con un buen objetivo.

Aparecen, desaparecen, de barro, de leyenda, inaccesibles… Así son las playas más raras de España. Mira:
123