Es ver sus muros, las torres elevadas, sus alamedas y evocar otra época diferente: llena de batallas, linajes antiguos y leyendas. Los castillos son una de las construcciones históricas que despiertan más pasiones. Lo son por su arquitectura espectacular, pero también por los enclaves donde se construyeron, la mayoría con espléndidas vistas. En esta ocasión, estos castillos son el escenario perfecto para improvisar un roadtrip de lo más medieval por Portugal.

Sus viñedos, playas, fortalezas y emblemáticos pueblos atraen cada año a miles de visitantes; por algo será. Hoy te sugerimos un viaje en el tiempo, de vuelta al S.XII, donde poco separa lo mítico de lo humano, lo legendario de lo religioso… ¿Oyes eso? Los caballeros de la Orden del Templo desenvainan sus espadas. Es tierra con carácter y merece ir sin prisas.

Los centros históricos guardan la esencia de pueblos y ciudades. Son el núcleo original, callejuelas, monumentos, barrios y plazas, en los que el presente se encuentra con el pasado. Pasear por ellos es hacerlo a través de siglos de historia hasta el origen mismo de los tiempos. Para que lo puedas comprobar, te dejamos con algunos de los centros históricos más bellos de Portugal.

Las aventuras de los los caballeros Templarios y sus secretos han inspirado una gran cantidad de películas y novelas. Y, por qué no, también muchos viajes. Como éste, que les sigue las huellas por Portugal. Castillos, fortalezas, tesoros y símbolos templarios se esparcen a lo largo del territorio. ¿Nos dejamos guiar por ellos tras un imaginario Santo Grial?