Novallas con el Moncayo al fondo. Fuente: ##//commons.wikimedia.org/wiki/File:Novallas_y_el_moncayo.jpg##Jesús Baquedano##

Novallas con el Moncayo al fondo. Fuente: Jesús Baquedano

La Vía Verde del Tarazonica se adentra durante 22 km por las huertas de la ribera del Ebro desde la monumental ciudad de Tudela hasta tierras aragonesas, en la localidad de Tarazona, punto final del recorrido.

La ruta es adecuada para peatones y ciclistas, y avanza bajo la imponente mirada del Moncayo, la cumbre de 2.315 metros que domina desde lejos la llanura.

Siguiendo los pasos del “Escachamatas”

La Vía Verde del Tarazonica discurre por la antigua línea de ferrocarril que unía Tudela (Navarra) y Tarazona (Aragón), que empezó a funcionar en 1885.

Era un tren tan lento que se ganó el apodo del “Escachamatas”. En 1953 intentaron mejorar su servicio ensanchando los raíles, pero siguió en decadencia y cerró definitivamente en 1972.

El recorrido es fácil y está perfectamente acondicionado y señalizado para peatones y ciclistas. La vía avanza por las suaves pendientes características de las tierras del río Queiles.

Punto de partida: Tudela


Situada entre el verde intenso de la huerta de la Ribera y la aridez de las Bardenas se encuentra Tudela, la capital de la comarca de la Ribera de Navarra.

Es una de las ciudades de origen islámico más importantes de España y de Europa. Fue fundada en el año 802 por Amrus ibn Yusuf al-Muwalad bajo mandato del rey Alhakén I, y en ella convivieron, durante más de 400 años, musulmanes, judíos y mozárabes. En 1119 pasó a formar parte de la Corona Navarro-Aragonesa.

Gracias a su pasado, la ciudad ha ido creciendo con un mestizaje cultural que ha quedado reflejado en sus callejas retorcidas, pasadizos, murallas, atalayas, palacios barrocos y renacentistas. El paseo por Tudela puede complementarse con lo mejor de la buena mesa, destacando las exquisitas verduras de la Ribera y sus bares de “pintxos”.

El recorrido

El recorrido de la vía verde tiene 22 km y parte de la actual estación de ferrocarril de Tudela. Desde aquí se toma el carril-bici que circula sobre las actuales vías de Renfe y que pasa junto a una locomotora que en sus tiempos circuló por el Tarazonica. Finalmente se alcanza el trazado del antiguo ferrocarril que forma parte de la vía verde del Tarazonica, que se dirige hacia el monte Moncayo.

El Moncayo

El Moncayo. Por pedrosala

A los 6 km llegaréis a la estación de Murchante. Allí podéis parar un rato a descansar en su zona acondicionada y continuar por las ruinas del despoblado de Urzante. Si no queréis descansar todavía, cuando lleguéis a la estación de Cascante, encontraréis otra área de descanso.

Más adelante se llega a la antigua estación de Tulebras, donde podréis visitar el Monasterio de Santa María de la Caridad (siglo XII), conocido por ser el primer convento cisterciense femenino de España.

Una vez pisamos territorio aragonés llegaremos en breves a las estaciones de Malón (km 15), al apeadero de Vierlas y a otra área de descanso hasta que finalmente llegamos a la estación de Tarazona, que ha sido convertida en Centro Cultural.

Fin de la ruta: Tarazona

Fuente: ##//commons.wikimedia.org/wiki/File:Tarazona_-_Vista.jpg##Ecelan##

Fuente: Ecelan

Tarazona es la capital de la Comarca de Tarazona y el Moncayo, en Aragón. Esta ciudad histórica fue poblada por musulmanes, judíos y cristianos, que se asentaron sucesivamente allí y convirtieron Tarazona en uno de los lugares más emblemáticos de la provincia de Zaragoza.

Situada en el valioso entorno natural del Parque Natural de la Sierra del Moncayo, esta preciosa ciudad mudéjar conserva un importante patrimonio monumental, declarado Conjunto Histórico Artístico en el año 1965.

Entre su patrimonio artístico encontramos maravillas de épocas y culturas romana, visigoda, árabe, judía, cristiana… Sin duda vale la pena dar un paseo por su casco antiguo, donde encontraréis La Zuda, la Catedral o el Palacio Episcopal.

Dónde dormir


Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios