Mapa
Entrada - Salida

Personas:

Busca por:

Precio medio:

De a
persona / noche

Tipo de alquiler:

Recomendados:

Características más usadas:

Ubicación:

Acondicionamiento:

Servicios:

Buscar alojamiento por provincia

Buscar alojamiento por comunidad autónoma

Casas rurales con encanto en Aragón

Cruzado por sierras y por el Ebro, Aragón teje puentes entre las grandes capitales, el interior castellano y el Mediterráneo. Y todo en un paisaje ecléctico, de los Monegros a las cumbres nevadas.

Últimas opiniones en Aragón

Gabriel Mora...

Gabriel Mora...

El Refugio de Sol

"Acogedora estancia"

5
Opinado el
La estancia fue estupenda, tanto por el alojamiento en sí como por la anfitriona que fue encantadora y atenta. La casa estaba muy cuidada y... Ver opinión completa
Alberto Pére...

Alberto Pére...

Casa Blasco

"Danel reúne a la familia"

5
Opinado el
Excelente casa rural. Ambiente muy familiar y las instalaciones son fantásticas. Además trato muy amable tanto de los dueños cómo de la gente... Ver opinión completa
Carmen

Carmen

Casa Ferreiro

"Alojamiento estupendo "

5
Opinado el
La casa es preciosa. Por dentro está muy bien decorada y los espacios comunes son muy grandes. Las camas cómodas. El jardín es estupendo para... Ver opinión completa
Isabel Aladr...

Isabel Aladr...

La Casa del río Cinca

"Relax total "

5
Opinado el
Hemos estado en esta estupenda casa, 3 días, 2 parejas con 2 perritos. Tiene unas vistas maravillosas, se respira paz. Muy bien equipada, no... Ver opinión completa
Marina Pedra...

Marina Pedra...

Casa Rural el Altero

"Excelente experiencia"

5
Opinado el
Una casa grande, preciosa, cuidada, limpia... tal y como aparece en la foto. Nos hicieron regalitos los huéspedes, y fueron muy amables. REPETIREMOS... Ver opinión completa
Gema Villodr...

Gema Villodr...

Casa Rural - L´Amparo

"Una estancia estupenda"

5
Opinado el
La verdad es que la casa tiene todas las comodidades y Verónica es súper atenta y nos ha tratado fenomenal! Hemos estado 3 parejas con niños... Ver opinión completa

Tu escapada rural en Aragón

Aragón es tu reino. Y no hablamos de un capítulo de Juego de tronos. Nos referimos a un territorio con un pasado marcando corona en la sien, que ha sido punto de encuentro de culturas durante milenios, lo que ha dejado huella en su patrimonio y ha forjado el talante de los aragoneses, gente noble y hospitalaria. Te sentará en su trono y todo esto te será desvelado.

Retales del Alto Aragón

Huesca es la capital en el norte y vive custodiada por los mejores guardaespaldas, ya que es puerta de entrada de los Pirineos. También Loarre, una villa donde se aposenta el récord Guinness de los castillos románicos más antiguos de España y de los mejor conservados de Europa. Otras zonas de poder son el volcán Anayet y sus lagos glaciares, y la muralla de Finestras, unas crestas rocosas de la sierra del Montsec conocidas popularmente como la "muralla china".

¡Ahí va una de mochileros!

En el Camino de Santiago aragonés, los peregrinos tienen un par de paradas imprescindibles: Jaca, la capital del antiguo Reino de Aragón, y el monasterio Viejo de San Juan de la Peña, donde una gran roca da cobijo a un gran exponente del románico español.

¿Qué más no te puedes perder en el Pirineo aragonés?

El Pirineo aragonés es la mayor extensión de alta montaña de España. Los amantes del turismo activo tienen aquí su paraíso: rafting en el río Gállego, escalada en los mallos de Riglos... También los del turismo más reposado, visitando, por ejemplo, el monasterio de San Victorián o el bello pueblo de Aínsa, donde en verano tiene lugar la fiesta de La Morisma (años pares). ¡Pero hay más!

  • Parque Natural de los Valles Occidentales: practica esquí de fondo en las pistas de Lizara y Borau. Piérdete en la Selva de Oza en cualquier época del año y busca sus monumentos megalíticos. Deléitate con la arquitectura pirenaica de Hecho o Ansó y mira cómo lucen sus trajes típicos el Día del Traje Ansotano (último domingo de agosto).
  • Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido: declarado patrimonio mundial, lleva por corona el Monte Perdido. Lo abrazan cuatro valles, y Ordesa, con los pueblos pintorescos de Torla y Sobrarbe, es el más visitado. Te maravillarán el carnaval de Bielsa y el bosque del Chate con sus tonalidades otoñales.
  • Parque Natural Posets-Maladeta: hasta aquí llega el techo de los Pirineos, con los 3.404 metros del Aneto. Acércate a Benasque y al ball dels homes (30 de junio) y ball de les dones (1 de julio).
  • Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara: el cañón del río Vero es uno de sus parajes más impresionantes. Aquí se alza la villa medieval de Alquézar, punto de partida de la Ruta de las Pasarelas del Vero (para todas las edades).

Zaragoza y los pasos de Goya

El primer gran reclamo de la capital de Aragón es la basílica del Pilar, a orillas del río Ebro. Una bóveda y una cúpula del templo fueron pintadas por un joven Goya, al igual que la Cartuja de Aula Dei de Peñaflor, la ermita de la Fuente en Muel, la iglesia de San Juan el Real en Calatayud... Empieza su ruta en Fuendetodos, con su casa natal, donde podrás descubrir como es el entorno donde se forja un genio de la pintura.

El monasterio de Piedra y los placeres del chocolate

Al río Piedra se le antojó (con ayuda de la familia Muntadas) modelar su curso creando grutas, lagos y cascadas. El resultado es un jardín histórico que sería un pecado perderse. Para pecados los que te inspiren los museos del vino y el chocolate del monasterio de Piedra, un cenobio cisterciense fundado en el siglo XII. Y es que no hay que perder de vista que sus monjes fueron los primeros a elaborar chocolate en Europa: fue a la taza, añadiéndole canela, azúcar y vainilla. ¡Una delicia!

Con el Moncayo como telón de fondo y actor principal

El Moncayo, punto más alto del Sistema Ibérico, es otra parada marcada en tu mapa de explorador y viajero. A sus pies se despliegan el embrujo de Tarazona y su catedral, Capilla Sixtina del Renacimiento español, así como el monasterio de Veruela, en Vera de Moncayo, una de las abadías más importantes de la orden del Cister en España.

Pueden completar tu periplo por Zaragoza el encanto medieval de Uncastillo, Sos del Rey Católico y Daroca, y rutas ornitológicas en el humedal de Gallocanta y el embalse de Mezalocha.

Teruel... ¡vaya si existe!

El arte mudéjar de Aragón es patrimonio mundial y en esta ciudad están los monumentos más representativos, como el alfarje de la catedral de Santa María. Igual de singular es la leyenda de los amantes de Teruel. Podrás vivirla en la representación popular de Las Bodas de Isabel (febrero).

Lo que te brinda su provincia

  • Entra en la gruta de Cristal de Molinos, un palacio subterráneo en el Parque Cultural del Maestrazgo (visita de 40 minutos).
  • Comarca del Matarraña: recorre la Vía Verde de la Val de Zafán y visita la bella localidad de Valderobles.
  • Sigue las huellas de dinosaurio en Galve, uno de los enclaves más importantes de la Península.
  • Sierra de Albarracín: practica boúlder, admira el arte rupestre y el Paisaje Protegido de los Pinares de Rodeno y adéntrate en Albarracín, uno de los pueblos más bonitos de España.
  • Sierra de Javalambre: disfruta el esplendor de la bóveda celeste y envuélvete del encanto de Rubielos de Mora y Mora de Rubielos.
  • Mirambel, Cantavieja y la Iglesuela del Cid son otros de esos pueblos que se te quedarán grabados en la retina.

¡A la plaza y a la mesa!

Lo que suele marinar mejor con una buena mesa, y los aragoneses lo saben bien, es una buena fiesta: Ruta del Tambor y el Bombo del Bajo Aragón y procesiones en Semana Santa, Contradanza de Cetina (19 de mayo), El Cipotegato de Tarazona (27 de agosto), La Mojiganga de Graus (13 de septiembre), Fiestas del Pilar (12 de octubre)...

Las migas de pastor y el ternasco asado son algunos de sus platos estrella, y en repostería destacan especialidades oscenses como el pastel de ruso y la trenza de Almudévar. ¡Pero en Zaragoza y Teruel también son muy dulces! Las almojábanas de Albarracín y el turrón de guirlache lo corroboran.