¿Quieres eliminar "Valle de Ricote y Cieza" de los lugares donde has estado? No se pueden eliminar valoraciones de rincones o destinos. No se puede quitar el "He estado" porque has publicado una Opinión sobre este lugar :)

El Valle de Ricote se aparece como un oásis morisco entre montañas peladas. Es una de las zonas más singulares de Murcia, vertebrada por el río Segura y compuesta por siete municipios: Abarán, Blanca, Ojós, Ricote, Ulea, Villanueva del río Segura y Archena.

Por una carretera serpenteante, siguiendo el curso del Segura, cruza un desfiladero en el que se dispone el bosque de palmeras con más de 7.000 ejemplares, huertas, extensiones de cítricos y plantas aromáticas.

Unos kilómetros atrás está Cieza, puerta de entrada al Valle de Ricote. El contraste paisajístico entre Cieza y el Valle es asombroso. El colorido blanco y violeta de los almendros en flor de Cieza bajo el Almorchón es tan singular como el verde intenso del Valle. Parecen lugares separados por miles de kilómetros de distancia.

La estampa morisca va más allá del paisaje. El Valle de Ricote fue el último emplazamiento donde continuaron los moriscos tras el decreto de expulsión de Felipe III (s. XVII). El trazado de las calles, los aljibes y los hornos, la ingeniería hidrográfica de norias, acequias o alquerías son huellas indelebles de la influencia morisca en el Valle de Ricote.

La historia viva del Valle

En el Valle de Ricote la historia se vive. Pongamos dos ejemplos:

  • La Ruta de las Norias, orilleando el Segura, comprende al mayor número de norias activas de España: siete, cuatro de las cuales en Abarán. Se conserva todavía un granero fortificado que protegía el grano de las crecidas del Segura: el Cabezo de la Corona, único en Europa.
  • El Pino del Solvente, en Blanca. En la Baja Edad Media, este lugar fue el centro de reunión de las "aljamas" mudéjares que componían el Valle. Acudían al lugar para tratar asuntos comunales y elegir los oficios. El pino era el símbolo de unión de los pueblos del Valle. Desapareció en el s. XVI, pero sus habitantes plantaron un nuevo pino y amarraron de nuevo su herencia andalusí. El lugar tiene algo de mágico, con losas a modo de asientos rodeando el árbol.

El nuevo pino del Solvente se plantó durenta el IV centenario de la expulsión de los moriscos del Valle (1613-2013).

La historia del Valle de Ricote hunde sus raíces todavía más profundo. Las aguas termales del Balneario de Archena fue ya objeto de deseo de la vida pública romana. En tiempos del Imperio se levantaron unas termas públicas, humeantes y placenteras, con vistas, las mismas de hoy. 

El presente del Valle no olvida el pasado, pero continúa hacia adelante. La cultura encuentra acomodo en Blanca de la misma forma que el río encuentra acomodo en barrancos. En Blanca está barrio bohemio, liderado por la influencia del pintor Pedro Cano.

Turismo activo y deporte

El Valle de Ricote es un lugar de reposo, admiración y deporte. Desde el mirador del Alto de Bayna, en Blanca, se contempla la hermosa postal del Azud Ojós: una panorámica de las montañas del Valle estrechando el curso del Segura.

A lo largo y ancho del Valle se practica senderismo (Senda de los Forestales, Barranco del Pozo, Senda de los Moriscos) a pie o en BTT. También piragüismo y descensos, escalada, jornadas de orientación...

Vivir el paisaje y la historia en un oásis sólo es posible en este rincón de Murcia.

Ver más




Cómo llegar


Opiniones

  • 5
  • 4
  • 3
  • 2
  • 1
4,5
3 opiniones

Deja tu opinón

Qué dicen otros viajeros

Jose Espin

"Impresiónante "

Gran paisaje y gran tierra
2015
Propietario

Opinión sólo con puntuación

Javi Rodriguez Godoy

"Sorprendente"

El Valle de Ricote me sorprendió. Sinceramente, no me esperaba algo así en la Región de Murcia. Es un valle con magnetismo. El Palmeral en... Más
Estuvo en Junio 2014, solo