El laberinto del Fauno fue en su día una de las películas en castellano más taquilleras. Un proyecto dramático y fantástico ambientado en la postguerra española, una propuesta entre la cruel Policía Armada franquista y el mundo imaginario de los niños. Dirigida por el famoso director mexicano Guillermo del Toro, se estrenó en 2006, ganó 3 Óscar, 7 Goyas y el aplauso de crítica y público. Se ambientó en el Pirineo aragonés, pero no se rodó allí. La casa, el cuartel, el molino, el laberinto, corresponden a la explanada del Prado de Juan Llanos, siguiendo el cauce del Arroyo Mayor, en el término de San Rafael (Segovia).

Hoy, lamentablemente, no queda nada sino el recuerdo fantástico de lo que fue y la naturaleza boscosa recuperando lo que las exigencias del guión le arrebató. Sigue siendo un paraje excepcional, por lo común desconocido, pero ni rastro de los realistas decorados de cartón-piedra. Hemos encontrado, eso sí, a Alfonso Fernández, quien tuvo ocasión de infiltrarse en el lugar, fotografiarlo y contarnos con todo detalle cómo transcurrió la magia de la película detrás de las cámaras. Se ofrece para guiar, explicar, recorrer el lugar con todos los que tengan interés. Y no sólo por el Laberinto: rutas en BTT o a pie para reconocer la zona de las Fuentes del Espinar.

“Te sorprende llegar al laberinto y descubrir que era una maqueta muy bien hecha con plásticos negros en el fondo. El interior del laberinto del Fauno se rodaba en otro escenario”. Los entresijos del séptimo arte sorprenden y decepcionan. Lo que has tomado por real era un excelente punto de vista de una estructura simple. “Hasta que no tocabas las paredes con los nudillos y sonaba a hueco, no podías creer que no fueran muros reales”, reflexiona Alfonso Fernández.

Natural de Madrid, Alfonso pasa todos los fines de semanas recorriendo el lugar en bicicleta. En el verano de 2005 se acercó al lugar, terminado ya el rodaje, y descubrió cómo un mundo fantástico tomaba la realidad. Todo el decorado estaba protegido, vigilado. Pero un día Alfonso tuvo ocasión de penetrar en él y fotografiarlo para nuestra contemplación. “Te das cuenta de que utilizaban spray para pintar el suelo de verde”, recuerda Alfonso. “No entiendo por qué lo han quitado, porque mucha gente me pregunta y se interesa por visitar el lugar”.

Ciertamente, el tirón de los escenarios de películas es grande. Para conocer El Laberinto del Fauno, hay que echarle la imaginación que propone la propia película. “Destrozaron el lugar, pero al final la naturaleza lo acaba cubriendo todo”. Por la zona algunos establecimientos muestras también fotos del rodaje, aunque es Alfonso quien ha contribuido más y mejor a su difusión. Un compañero suyo, incluso, llegó a participar como extra: “se moría de calor, con esa gabardina en pleno verano. Veíamos durante el rodaje a los actores, los equipos, el montaje…”

Queda Alfonso, con su pasión por esta tierra y su curiosidad, para ubicar exactamente los lugares de la grabación. Por fortuna, se ofrece a los curiosos y viajeros para enseñarles el lugar, realizar rutas en bicicleta y comer en los restaurantes (locales y económicos) para pasar un buen rato, un buen día repleto de curiosidades.

“Antes de que se estrenara ya habían quitado todo el decorado”. Se estrenó en septiembre de 2006 en EE.UU. y el 11 de octubre del mismo año en España. La acogida fue inmejorable. La magia del cine volvía a operar, mientras la naturaleza en Prado de Juan Llanos se afanaba por cubrir aquella realidad efímera. Como Ofelia, la niña protagonista de la película, al Laberinto del Fauno se llega con la imaginación, con sorpresa, trascendiendo la realidad para descubrir que nada es lo que parece.

Mas informacion | El Laberinto del Fauno, por Alfonso Fernández

Casas rurales en San Rafael

Un Comentario publicado

  1. LA Basilica
    Publicado 16 septiembre 2013 en 18:12

    Interesante tu reportaje, la verdad es que deberian aprovechar un poco el tirón, quiza para una familia con niños podría ser una excursión interesante o para una pareja que le guste ver algo diferente. Cuando tenga oportunidad y me acerque por la zona buscaré a Alfonso para que nos explique.

    En Palencia se han rodado las peliculas Calle Mayor ,1956 por Juan Antonio Bardem pero por problemas politicos se termino de rodar en Logroño.Y Plenilunio del año 2000.
    Por suerte no nos han quitado nada de la CAlle MAyor de Palencia ;D como en el Laberinto del Fauno…
    Saludos,
    http://www.turismodepalencia.wordpress.com

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios