Fallas de Valencia

Fuente: Víctor Ferrando

Seguro que habrás escuchado hablar muchas veces de la fiesta grande de la ciudad de Valencia. Un acontecimiento que durante cinco días transforma profundamente la ciudad, convirtiéndola en un territorio casi salvaje de ruido y fuego sin descanso. Casi una semana en la que miles de personas toman las calles y solo está permitido pasarlo bien. Sí, hablo de las Fallas de Valencia, una fiesta muy especial que todos los años se celebra del 15 al 19 de marzo.

Las fallas se llevan celebrando en la ciudad de Valencia al menos desde el siglo XVIII. Entonces, los maestros carpinteros de la ciudad del Turia, coincidiendo con el día de San José, patrón del gremio, amontonaban grandes cantidades de objetos de madera que eran quemados a la media noche.

Con el paso del tiempo, se comenzó a dar forma a pequeños monumentos. La preocupación por la estética fue creciendo hasta el punto de transformar unos simples montones de madera en figuras. Figuras que representaban escenas cotidianas, en muchos casos criticando de forma satírica sucesos del momento. Incluso, durante la dictadura, algunas fallas se arriesgaban a burlar la censura.

Al llegar el siglo XX, el Ayuntamiento de Valencia comenzó a otorgar premios a los mejores monumentos falleros. Esta circunstancia dio alas a la fiesta. La transformación de una simple tradición en una fiesta popular hizo que surgieran más acontecimientos en torno a la ella. También los valencianos añadieron la pólvora, en forma de petardos y mascletàs, y poco a poco se fue convirtiendo en lo que es ahora.

A día de hoy, el monumento requiere meses de fabricación, y varios días de montaje. Pero cada día 15 de marzo queda “plantado”. Durante los días de fiesta, centenares de monumentos grandes y otros tantos infantiles, permanecen en las calles para que locales y visitantes puedan admirarlos. 800 obras de arte cargadas de crítica social, en ocasiones más acertadas y otras no tanto. En ellos no faltarán los políticos de turno, los futbolistas y famosillos de moda, y otras escenas relacionadas con los acontecimientos de la ciudad o del mundo.

Si nunca has ido a las Fallas, es el momento de hacerlo. Este 2017 han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Un merecido reconocimiento a años de fiesta y tradición, que nuevamente da un impulso a la fiesta, que comienza a ser conocida internacionalmente.

Aquí te voy a dar algunas recomendaciones y consejos para disfrutar de las Fallas casi como un local.

Los monumentos más importantes que visitar si vienes a Valencia en Fallas

Fallas de Valencia

Fuente: Víctor Ferrando

En las fallas, como en muchas otras cosas, el tamaño importa. Así que en muchas ocasiones quien tiene más dinero para hacer una falla grande es quien se lleva los premios. Las fallas de Sección Especial son las más grandes, las más caras, y por tanto las más visitadas, aunque yo no dejaría de caminar por la ciudad pues muchas otras con menor presupuesto también tienen su encanto.

Varias son las fallas que aspiran a lograr el preciado primer premio de la Sección Especial, la mayoría repartidas por el centro de la ciudad o por el barrio de Ruzafa. Aunque también las hay en otros barrios.

La falla de la Plaza del Pilar, encajonada en una pequeña plaza es una de las que más destacan, pues el reducido espacio disponible la hace parecer aún más grande de lo que es. Otras como Sueca-Literaro Azorín o Cuba-Literazo Azorín, en Ruzafa, están siempre en lo más alto de las listas de premios.

Por supuesto, no nos podemos olvidar de otras fallas con gran historia como Convento Jerusalén-Matemático Marzal, en pleno centro, que siempre plantan monumentos que no dejan indiferentes a nadie. O la falla de L’Antiga de Campanar, que tras unos años de bajón se ha colocado de nuevo entre las aspirantes a estar en lo más alto.

Consulta la lista de las Fallas de Sección Especial pues todos los años hay sorpresas.

Qué es una mascletà y consejos para disfrutarla sin miedo

Fallas de Valencia

Fuente: Víctor Ferrando

Todos los días, desde el 1 al 19 de marzo, se dispara a las 14:00 horas una mascletà en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia. Cada día una empresa de pirotecnia diferente tiene la oportunidad de lucirse creando un espectáculo en el que el sonido es el principal ingrediente. 120 Kg de pólvora se queman en unos 6 minutos, creando un estruendo que va creciendo conforme avanzan los segundos y que desemboca en un “terremoto” final apoteósico.

Si nunca has visto en directo una mascletà, te recomiendo que no te adentres mucho en la plaza. Una vez dentro y con la plaza llena de gente es muy complicado salir. Y una vez comienzan a estallar los petardos puedes llegar a pasarlo muy mal. Pero es algo que no te debes perder por nada del mundo. Y si te gusta, al día siguiente tendrás la oportunidad de acercarte más.

Para los días de fallas, entre el 15 y el 19 de marzo, es mejor acudir a la plaza una hora antes para poder tener un buen sitio. Si llegas pasadas las 13:30 h, es fácil que ya no puedas acceder a la plaza y meterte de lleno en el ambiente, aunque de todas formas la escucharás.

La Ofrenda de flores a la Virgen de los Desamparados

Fallas de Valencia

Fuente: Víctor Ferrando

Uno de los actos más emotivos que se realizan durante la Semana Fallera es la Ofrenda a la Virgen de los Desamparados. Curiosamente, hasta la gente menos creyente se viste con sus mejores galas para participar en esta procesión.

Durante dos tardes, las del 17 y 18 de marzo, más de 100.000 falleros y falleras pasarán ordenadamente por la Plaza de la Virgen de Valencia para hacer entrega de un ramo de flores a la virgen. Con él, se confeccionará un colorido manto para la gran imagen de la Virgen de los Desamparados. También un enorme tapiz que cubrirá durante varias semanas la fachada de la Basílica.

Espectáculos de fuegos artificiales y la Nit del Foc

Fallas de Valencia

Fuente: Víctor Ferrando

Son varias las noches en las que se disparan espectáculos de fuegos artificiales durante las Fallas. Esto sucede en el antiguo cauce del Río Turia, hoy convertido en un enorme jardín que atraviesa la ciudad.

La noche del 18 de marzo, cuando termina la Ofrenda, se dispara el mayor de estos espectáculos. Se trata de la Nit del Foc, “la noche del fuego”. Durante una media hora ilumina la noche valenciana llenando el cielo de color y el ambiente de ruido. Sin duda te sorprenderá.

El momento cumbre: La cremà

Fallas de Valencia

Fuente: Víctor Ferrando

Fallas de Valencia

Fuente: Víctor Ferrando

Muchas personas no lo entienden. Los valencianos gastan millones de euros en crear unos bonitos monumentos para luego quemarlos en un rato durante la noche del día 19 de marzo. Pero en esto consisten las fallas: hay que quemar, purificar, dar la bienvenida a la primavera y cerrar un ciclo que dura 365 días para volver a comenzar a planificar las fallas del siguiente año.

Durante la noche del 19 de marzo se queman primero los monumentos infantiles, sobre las 22:00 horas. Después se cena y más tarde, a la media noche, se prende fuego a las grandes.

Los valencianos falleros suelen ver quemar la falla de su barrio. Pero los visitantes suelen ir a ver la Falla del Ayuntamiento. Esto tiene un problema y es que la plaza se llena de gente horas antes, por lo que si no te gustan las aglomeraciones tal vez prefieras ir a ver quemar una falla de Sección Especial o una de barrio.

Más cosas que deberías saber sobre las Fallas de Valencia

Fallas de Valencia

Fuente: Víctor Ferrando

Cada año, una Fallera Mayor y una Fallera Mayor Infantil, representan a todas las falleras de la ciudad. Serán acompañadas por la Corte de Honor, formada por otras doce falleras.

Durante todo el mes de marzo, pero especialmente durante los cinco días de fallas, pueden explotar en la ciudad millones de petardos. Especialmente los niños y jóvenes, pero también muchos adultos, se encargan de que las explosiones no cesen.

Durante los días de fiesta, en cada una de las fallas se dispara una pequeña mascletà. De 14 a 15 de la tarde, toda la ciudad se convierte en un incesante y atronador terremoto.

Hay casi 400 comisiones falleras dentro de la ciudad. Esto hace que cuando camines por la ciudad te encuentres con un monumento cada 3 o 4 calles. Además hay otras 400 fallas infantiles, que son las creadas para los niños.

El Ayuntamiento tiene su propia falla, fuera de concurso. Todos los años se planta en la plaza principal de la ciudad, junto al lugar donde se dispara la mascletà, un gran monumento. En los últimos años, se han introducido en esta falla nuevos materiales. Incluso algunos efectos de luces y sonido para darle un toque diferente.

A todo se le llama Falla. Fallas es el nombre de la fiesta, pero también es el nombre que recibe el monumento a quemar, y los grupos de personas que se juntan en un barrio para crearlo. Por tanto, la falla se disfruta, la falla se quema y la falla es la gente.

Cada año se selecciona un muñeco, llamado Ninot, de cada falla. Todos ellos se reúnen en una exposición para que el público vote por el que más le gusta. El ganador será indultado y no se quemará.

Las fallas cuestan mucho dinero. Las más modestas apenas superan unos pocos miles de euros, pero las grandes fallas manejan presupuestos de varios cientos de miles de euros. Incluso en los años de Nou Campanar, se rozó el millón de euros en un imponente monumento que se consumió en unos pocos minutos.

Los valencianos se visten de fallero y fallera. Aunque el traje que destaca es el de la mujer, en los últimos años el atuendo masculino ha ganado protagonismo, dejando de lado un sobrio traje negro para llenarse de color. El mejor momento para verlos es durante la Ofrenda.

Y lo más importante: disfrutar de la fiesta.

Turismo rural cerca de Valencia

Un Comentario publicado

  1. Vicente R. Ferrando
    Publicado 13 marzo 2017 en 18:01

    Me ha gustado, pues en poco espacio has sabido explicar el espíritu de las fallas ya que extenderse mas resultaría pesado, aunque, como fallero de toda la vida (y tu también lo sabes) las fallas son mucho más que esto, por eso animo a todos a visitarnos y que se lleven el recuerdo imborrable de una de las mejores fiestas del mundo.

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios