Magazine Mundo rural Domina la cámara de tu smartphone. Dispara, edita y publica.

Domina la cámara de tu smartphone. Dispara, edita y publica.

smartphone

Aprende los conceptos fotográficos esenciales y todo lo necesario para obtener mejores fotografías con tu Smartphone. Curso de Joan Vendrell, Fotógrafo y formador profesional.

Unidad 1: Smartphone vs. Cámara“normal”

La fotografía es a veces un arte efímero y fugaz, y en este caso, la mejor cámara es aquella que siempre llevamos encima: nuestro móvil.

1. ¿Cámara o smartphone?

Durante los últimos años hemos visto como las prestaciones fotográficas de los smartphones han ido evolucionando, actualmente disponemos de terminales con 3, 4 y hasta 5 cámaras. Incluso han aparecido nuevos caminos de desarrollo técnico fotográfico como la “fotografía computacional”, la capacidad de procesar información de varias cámaras y combinarla para obtener efectos y prestaciones sin igual.

Si bien una cámara “normal” dispone de un sensor más grande, la calidad de las fotos de un smartphone es suficiente incluso para imprimir una imagen tamaño 20×30 cm, por lo que en redes sociales vamos más que sobrados.

La fotografía es a veces un arte efímero y fugaz, y en este caso, la mejor cámara es aquella que siempre llevamos encima: nuestro móvil.

Además, el smartphone nos va a permitir un edición fotográfica al momento, algo que con una cámara “normal” no podemos hacer (excepto algunos modelos concretos y de forma muy limitada). Las posibilidad de compartir y enviar cualquier imagen al momento, de crear una presentación o producir un vídeo en 4k hacen del Smartphone una herramienta de producción sin igual.

Truco1: Para ahorrar batería del smartphone durante una salida fotográfica, activar el “modo avión”, conseguiremos alargar la duración de la batería muchísimo!

Truco 2: Utilizar el “dark mode/modo oscuro” también incrementará la duración de la batería, sobretodo en los terminales más modernos con tecnología de pantalla OLED.

cámara

· Portabilidad
· Edición de las imágenes
· Conectividad
· Potencia de procesamiento
· Inmediatez

· Sensor grande
· Buen rendimiento con poca luz
· Enfoque rápido y preciso
· Objetivos
· Luz artificial (flash)

Unidad 2: Retratos, selfies

Un buen selfie o autorretrato requiere de seguir algunos consejos.

1. Selfies

Un buen selfie o autorretrato requiere de seguir algunos consejos: 

1. Aunque lo más habitual es usar la cámara frontal para hacerse los selfies, con un poco de práctica, puedes hacerte fotos con la cámara principal de tu móvil (la trasera) las fotos serán de mejor calidad, además, mirarás a cámara (y no con la mirada desviada), por lo que el selfie se verá más natural. 

2.Intenta alejarte lo máximo, si estamos muy cerca de la cámara puede ser que salgamos algo deformados debido a la focal del smartphone. El invento del «palo selfie» evita justamente eso, dejándonos una buena distancia para no deformar la imagen y salir con “cara de huevo”. Además nos va a permitir que entre en el encuadre el entorno y contextualizamos la foto en una ubicación. 

3. Busca una buena luz natural, siempre será la que nos aportará mayor calidad. Es ideal evitar la luz directa, que nos produce sombras muy duras y nos hace cerrar los ojos, sitúate en un lugar con luz suave, luz rebotada y sobretodo mira que no se produzcan sombras en la cara. 

4. Muestra tu mejor perfil “dicen que la belleza está en la simetría”, pero en realidad casi nadie tiene una cara perfectamente simétrica. La mejor forma de «disimularlo» y hacer que el auto retrato llame más la atención es girar la cara levemente, con 3⁄4 del giro será suficiente. Ah! y no siempre «el perfil bueno» que creemos tener es el bueno de verdad… experimentar es una buena manera de aprender. 

2. Modo Retrato

Muchos smartphones incluyen el modo retrato. Este modo será muy útil para conseguir las típicas fotos con fondo desenfocado que son relativamente fáciles de obtener con una cámara réflex pero no tanto con un smartphone. 

Izquierda SIN modo retrato – Derecha CON modo retrato (fíjate en el fondo)

La segunda cámara (trasera) de nuestro móvil tiene un papel clave porque permite obtener un ángulo de visión muy útil para retratos. El modo retrato se fundamenta principalmente en el software, y en la “fotografía computacional” así que cada vez tendremos más posibilidades de conseguir el retrato que deseamos.

Cuando activamos el modo retrato al hacer una foto, en realidad lo que ocurre es que nuestro móvil determina qué hay en cada uno de los píxeles, y le asigna un valor o una función.
Sabiendo que hay una persona en la fotografía, solo tiene que localizar todos los píxeles que no sean la persona, y desenfocarlos. Así es como funcionan las aplicaciones más simples que desenfocan el fondo.

En ocasiones la segunda cámara que incorporan los Smartphones es una cámara con una focal diferente, más propia de fotografía de retrato. El móvil puede utilizar los píxeles de la persona capturados con la cámara de retrato, para componerlos en la fotografía con los píxeles capturados por la cámara principal para el paisaje. Una focal más cerrada hace que parezcamos más delgados, de ahí que los objetivos de focal cerrada sean los utilizados para fotografía de retrato.
Además, la segunda cámara también contribuye a determinar con más precisión si un píxel de la imagen está en primer plano o en segundo plano. Con un objetivo con focal muy cerrada, los elementos lejanos aparecerán más desenfocados. Una segunda cámara ayuda a que el móvil determine los píxeles en los que aparece un elemento en primer plano o en plano lejano.

Ahora bien, no todos los móviles cuentan con un modo retrato de la misma calidad. Un smartphone con dos cámaras o más es capaz de obtener más datos que un móvil con cámara única. Un smartphone con un procesador único basado en inteligencia artificial que analiza la fotografía será mejor que uno que solo cuenta con un procesador estándar.

3. El encuadre

Cuando fotografiamos gente existen diferentes planos, básicamente hablaremos de tres (aunque existen mucho más): 

Cuerpo entero Donde mostraremos el cuerpo entero de la persona (sin cortar pies!) 

Plano Medio Mostraremos de cintura para arriba.

Primer plano Como su nombre indica, mostraremos un plano muy cerrado, más tipo «foto carnet».

En todos los planos os recomendamos dejar espacio, es decir, no busques de conseguir el encuadre perfecto directamente en cámara, deja un poco de aire y ya recortarás después en edición. Es mejor que nos sobre imagen que no nos falte.

Unidad 3: Fotografía de paisaje y entorno

Se puede aprender a usar la composición, la regla de los tercios y el HDR para sacarle provecho poco a poco.

1. Composición

Hay fotógrafos que tienen «el gen de la composición» innato, y que casi sin saberlo existe esa intuición que os guía en la forma con la que encuadran las imágenes. Por otro lado existe un grupo mayoritario que no tiene esa intuición… si eres de esos, tómatelo con tranquilidad, pues simplemente con un poco estudio, (y de mirar mucha fotografía) se puede aprender a usar la composición para sacarle provecho poco a poco. 

2. La regla de los tercios

Es interesante practicarla porque te ayudará a ver cosas y te guiará en el proceso de encuadre. Pero la regla de los tercios no es la panacea y convertirse en un fanático de esta regla puede restringir tu capacidad para invocar y ser creativo.

La norma dice lo siguiente:

1. Imagina dos líneas verticales y dos horizontales que cortan el encuadre en tercios.

2. Los 4 puntos donde se cruzan las líneas son puntos de interés, donde idealmente deben estar situados los elementos más importantes de la captura.

3. Las líneas también nos ayudarán a distribuir el peso de la imagen de forma agradable, es decir, si tienes una parte de cielo y otra de tierra en una misma toma, el cielo puede comprender 1/3 y la tierra 2/3, o al revés. Es un tema de dar más o menos importancia a los elementos.

Seguro que piensas que has visto fotografías de una montaña y su reflejo en el agua de un lago y que eran totalmente simétricas, es decir, partidas por la mitad, es correcto, de ahí que no seas fanático de la norma 😉 si la simetría es lo que llama la atención encuadra para enfatizarla, aunque no cumplas la regla de los tercios.

Claro ejemplo de como usamos la norma de los tercios para poner el horizonte, y dónde procuramos ubicar los puntos de interés donde nos interesa (piedras primer plano y puente).
Una imagen parecida a la interior, donde tenemos un horizonte que podríamos poner en uno de los tercios, pero sin embargo lo hemos puesto un poco más arriba Motivos: queríamos mostrar la simetría de los colores, pero, además, si os fijáis en la parte inferior aparecen una serie de algas, no se ven en la imagen, pero debajo habían muchísimas más y hubieran molestado en la composición. Aún así, usamos los puntos de interés para colocarlos encima de las barcas.
Un punto de interés encima del dependiente, los otros tres encima del producto, y siempre dejando el espacio para que respire la imagen por delante de la persona, norma de los tercios aplicada al 100% .
¡Las normas están para romperlas! Especialmente cuando tenemos reflejos como los de la imagen, entonces la línea de horizonte la pondremos centrada para mostrar esa simetría perfecta.

Cuando estudiamos y ponemos en práctica estas “normas” es posible que nos sintamos de algún modo “dependientes” de ellas. Nos puede parecer que si no cumple la norma, la fotografía no vale, no es buena… pero nada más lejos de la realidad. Las normas nos deben ayudar pero nunca acotar nuestros límites creativos. Recuerda que para romper la normas primero hay que conocerlas. 

“No hay reglas para las buenas fotografías, son solo buenas fotografías”. Ansel Adams 

3. HDR

Como sus propias siglas indican (High Dynamic Range), se trata de una imagen con un mayor rango dinámico, lo cual permite obtener más tonos intermedios entre el punto más luminoso y el más oscuro de la toma. Para conseguirlo, lo apropiado es capturar diferentes imágenes de diferente exposición y luego unirlas en una sola fotografía. 

En el caso de los smartphones, solo basta con activar el modo HDR para que automáticamente nos aparezca una imagen con dichas características. El problema es que también tendremos cierto retardo en el momento de la toma, por lo que si existen objetos puede que éstos salgan movidos. Esto ocurre porque el smartphone realiza varias capturas consecutivas. 

El uso del HDR es recomendable siempre y cuando existan situaciones de luz muy contrastadas. Gracias a ello, las zonas oscuras de la toma serán más visibles y las luminosas no estarán sobreexpuestas, otorgándole en general a la foto unos niveles de rango dinámico difíciles de alcanzar con el modo normal. 

En este ejemplo podemos ver una foto «normal» buscando el detalle en el paisaje, pero dejando demasiado oscuro al sujeto. 

Otra foto «normal» buscando mayor detalle en el sujeto, pero quemando parte de la cara, del cielo y parte del fondo.

Aquí tenemos una captura en HDR, consiguiendo igualar la escena, viéndose el fondo y sujeto perfectamente.

Unidad 4: Fotografiar comida

Se puede aprender a usar la composición, la regla de los tercios y el HDR para sacarle provecho poco a poco.

1. Limpiar el objetivo

Algo tan común cuando usamos cámaras grandes como limpiar el objetivo es lo primero que deberíamos hacer cuando sacamos nuestro smartphone para realizar una fotografía. 

A diferencia de las cámaras fotográficas «normales», nuestro smartphone no lleva ninguna tapa en el objetivo, por lo que es muy normal que este se ensucie con polvo o pelusilla del bolsillo/bolso, o con nuestras huellas dactilares cuando sin darnos cuenta agarramos el teléfono. Así que, antes que nada, limpia bien el objetivo. Lo ideal sería hacerlo con una gamuza de limpiar gafas, pero si no tenemos una a mano, basta hacerlo con suavidad la camiseta de algodón que lleves puesta.

2. Cuidado con el flash!

Quizás estés en un lugar con poca luz y se enciende el flash de forma automática no lo actives… para este tipo de fotografía no es nada recomendable el uso de flash. Fíjate en estas dos fotos, una realizada con flash y la otra sin: 

Queda claro, a la izquierda la foto con flash, a la derecha la foto sin flash. A parte de los colores distorsionados que nos da el flash, la textura, la profundidad, el detalle… todo cambia. Si puedes usar luz natural aprovéchala. Así que ya sabes, CUIDADO CON EL FLASH!

3. Luz natural  

¿Retrato? pero… ¿No estamos fotografiando comida? El modo retrato, como recuerdas, nos ayuda a conseguir desenfoques de fondo, y si lo aplicamos a este tipo de fotografía será ideal. 

La mayoría de smartphones que incorporan el modo retrato están equipados con IA (Inteligencia Artificial), son capaces de ver que no tenemos un retrato delante sino un plato de comida, y nos va ofrecer prácticamente el mismo resultado que lo haría fotografiando a una persona. 

Fíjate en estas dos fotos: 

A la izquierda una foto sin modo retrato, a la derecha con el modo retrato activado. Fíjate como desenfoca el fondo perfectamente e incluso la parte más alejada del plata.

La de la derecha nos ayuda a centrarnos más en el objeto principal, la comida!

4. Modo Macro

Además del modo Retrato que nos ayudará a conseguir fondos desenfocados, otro modo de conseguirlo es usar el modo Macro. 

En la mayoría de smartphones no hace falta activar nada especial, simplemente basta con acercarnos mucho al sujeto y enfocar una zona cercana.

De forma automática nos quedará la zona más alejada desenfocada
. Es ideal para mostrar un detalle del plato: 

5. Puntos de vista

Un aspecto muy importante cuando queremos inmortalizar un plato es encontrar el mejor punto de vista. Os hablaremos de 3, pero no quiere decir que haya más, debes probar y experimentar tus propios puntos de vista. 

Vista Cenital

Es cuando el punto de vista de la cámara se encuentra perpendicular respecto a la mesa, y la imagen obtenida ofrece un campo de visión orientado de arriba abajo:

45 grados

Situando la cámara del smartphone a 45o sobre la mesa, será como obtendremos este punto de vista. Posiblemente sea uno de los más usados, pues es el que más se asemeja a nuestra visión natural cuando nos sirven un plato en la mesa del restaurante:

Vista a 90 grados

Muchos smartphones disponen de la cámara ubicada en la parte superior del teléfono, de modo que si queremos tomar una fotografía a ras de mesa siempre nos queda un punto de vista demasiado elevado. 

El truco es sencillo, girar el teléfono y disparar al revés, de modo que nos va a quedar la cámara a ras de mesa y obtendremos un punto de vista distinto:

Unidad 5: Técnicas fotográficas

El control de la exposición y el enfoque permiten sacar fotografías de una calidad muy profesional, ya que determinan la forma como se reproducirán los elementos en la imagen.

1. Compensar la exposición

Compensar la exposición consiste en ajustar la medición de la luz que ha realizado de forma automática nuestro smartphone. 

Con iPhone simplemente clica sobre la pantalla y cuando aparezca el recuadro de enfoque mantén el dedo y desplázate hacia arriba para que la imagen sea más clara y hacia debajo para que la imagen sea más oscura.

Con Android nos podemos encontrar modelos que funcionen como lo descrito en el punto anterior sinó dispondrán (habitualmente dentro de las funciones avanzadas) de esta posibilidad normalmente aparecerá un símbolo como este:

Y debajo una escala -2-10+1+2 lo habitual es que esté en el 0 pero si  lo desplazamos a puntos positivos la imagen se aclarará y hacia negativos se oscurecerá.

En la mayoría de aplicaciones fotográficas verás esta funcionalidad siempre en una posición destacada.

TIP: En fotos de interior, darle un +1 (sobreexponer un punto) ayudará que todo sea más luminoso y claro.

La segunda foto tiene una compensación de +1 de esta manera resulta más luminosa y clara.

2. Enfocar

Para enfocar en un lugar específico del encuadre simplemente sitúa el dedo sobre el lugar que quieres enfocar, así de fácil rápido y sencillo. Deberás seleccionar un punto de enfoque concreto cuando exista un objeto que destaque y cuando compruebes que los automatismos del smartphone no sean suficientes, lo que ocurrirá sólo en contadas ocasiones. 

Unidad 6: Fotografiar interiores

Fotografiar en interiores es complejo porqué habitualmente trabajaremos con poca luz.

1. Claves de la fotografía en interiores

  • No uses el flash, para nada! La potencia del flash de cualquier Smartphone es ridícula y no nos servirá casi para nada. Incluso puede ser contraproducente ya que al activar el flash los parámetros se ajustarán de una forma diferente a que si no lo usamos.
  • No hacer zoom con los dedos porque lo único que conseguiremos es pixelar la imagen y si además estamos en interior con poca luz el fiasco está asegurado.
  • Muévete, acércate al sujeto de interés, busca una perspectiva limpia con pocas distracciones, mira todo el encuadre y comprobar que todo lo que sale aporta.
  • Trabaja con diferentes encuadres para poder explicar y transmitir lo que ocurre en el evento. Un plano amplio para situar al espectador, sigue con algunas fotos de detalles, más cercanas, no olvides el/las protagonistas y termina con otro plano general.
  • Si tu Smartphone tiene 2 o 3 cámaras te será muy práctico para poder obtener diferentes composiciones.
  • Cuando se fotografía con luces artificiales podemos obtener unos tonos anaranjados que no correspondan con la realidad, para corregirlos edita tu foto y modifica la temperatura del color, incluso Instagram tiene este control dentro de las opciones de edición.

2. Zoom Digital vs Zoom Óptico

Zoom Digital vs. Zoom Óptico:el digital NO nos interesa porqué básicamente pixela la imagen, si tu móvil solo tiene una cámara el zoom siempre será digital. El Óptico (sabrás que lo tienes si tu móvil tiene más de una cámara) SI nos interesa porque dispone de una lente y un sensor específico.

3. Narrativa Visual

Empieza con un plano general así ayudarás a tener la sensación de estar en el lugar.

Continua con los detalles, no solo personas sino todo aquello que ayude a entender el tipo de establecimiento.

Cualquier elemento que ayude a tener más información será interesante y no olvides el contexto. 
El protagonista de la historia es importante pero el contexto ayuda a situarnos, nos hace tener la sensación de estar en ese lugar o situación.
Atrévete a buscar un buen encuadre, y tira varias tomas porque captar el momento requiere de persistencia.

A veces tenemos luces complejas, en esta toma la ponente está iluminada directamente por un foco pero su acompañante no y en el público tampoco tenemos una iluminación homogénea. Utiliza la “compensación de la exposición” para oscurecer la imagen o darle más luz e intentar que al menos el sujeto principal quede bien expuesto.

Unidad 7: Edición fotográfica

Fotografiar en interiores es complejo porqué habitualmente trabajaremos con poca luz.

1. RAW vs JPG

Si no sabes qué es el formato RAW (DNG), a modo resumen, podríamos decir que el RAW es un archivo de imagen sin comprimir, a diferencia del JPG que es un archivo de imagen comprimido. 

Para los más nostálgicos de la fotografía analógica, podríamos comparar el RAW con el negativo. Desde un negativo podíamos hacer ampliaciones a tamaños desmesurados, ajustes de color o de luminosidad, etc. 

Muchos smartphones tienen la capacidad de disparar en RAW, pero para ello necesitamos aplicaciones de terceros, como por ejemplo Lightroom Mobile. 

La gran ventaja del RAW es su capacidad de edición, podemos exprimir muchísimo más el archivo, recuperando información en posibles zonas quemadas u oscuras. 

Eso no quiere decir que el JPG no se pueda editar, pero si comparamos una misma fotografía disparada en RAW y JPG y las editamos igual se notará la diferencia.

2. Aplicaciones recomendadas para editar tus fotografías

  • Adobe Lightroom Mobile (Gratuito con algunas funcionalidades de pago) es una de las opciones más potentes y de la que encontraremos más información, tutoriales, etc.
  • Snapseed (Gratuita)
  • Instagram también permite editar tus fotos además de aplicar los conocidos filtros.

Aquí algunos de mis vídeos que pueden complementar esta información:

Unidad 8: Consejos fotográficos

Te ofrecemos cinco consejos que no puedes olvidar apra mejorar tus fotografías

1. Cinco consejos básicos

  1. Desactiva el flash para un uso general, solo actívalo si tienes muy claro que puede aportar (por ejemplo eliminar sombras duras en un retrato).
  2. No hagas zoom con los dedos, lo único que conseguirás es pixelar la imagen y que pierda calidad. Si tu móvil dispone de varias cámaras podrás trabajar con un zoom óptico sin perder calidad.
  3. Instagram también permite editar tus fotos además de aplicar los conocidos filtros.
  4. Recuerda que los Smartphone de gama alta permiten utilizar el formato RAW y con el puedes obtener imágenes con más información para luego editarlas y sacarles el máximo partido. Usar el RAW te permitirá llevar tus fotos a otro nivel.
  5. Composición, piensa en la norma de los tercios, practícala siempre que puedas, mira muchas fotos.

Este vídeo te puede ayudar:

2. Como seguir evolucionando fotográficamente

  • Mira muchas fotos, en Internet, en galerías, libros… Instagram…ver mucha foto hace que nuestro cerebro acumule base de datos y luego sin ser conscientes veremos oportunidades fotográficas donde nadie más las ve, es cuestión de tener modelos, referentes que luego se convertirán en nuestras propias ideas fotográficas.
  • La visión humana es selectiva, cuando vemos algo que nos llama la atención nos focalizamos de tal forma que a veces olvidamos el contexto. Si quieres que tu fotos transmitan y expliquen cosas ofrece contexto para que el espectador se sitúe. Recuerda que para contar historias es habitual usar una introducción, un nudo y un desenlace, esta estructura ayuda a que el espectador entienda la que queremos contar. En fotografía aplicaremos esta misma estructura.

Este vídeo te puede ayudar:

Un ejemplo

Queremos fotografiar un evento, en una sala muy grande llena de asistentes. La primera imagen nos debería situar en este escenario necesitamos una foto angular, amplia. Para continuar con la trama y fotografiar detalles, los ponentes, los asistentes, con planos más cercanos y terminar con el desenlace, los asistentes dándose la mano y un plano general con la gente saliendo de la sala. 

3. Y para terminar

Para hacer buenas fotografías necesitas buen ojo, mucha práctica y entreno constante para ir ganando habilidades y evolucionando como creador de contenido. 

Una de las mejores formas de aprender es mirar muchas fotos y no dejar de practicar.

Si quieres contar historias con tus fotos haz el esfuerzo de ponerte en el lado de quién mira tus fotos. Nadie ve más bonitas tus fotos que tu mismo y es que porqué detrás de cada una de tus ellas hay una historia, un momento, una sensación que tú has vivido y por lo tanto, al ver la imagen, se destapan todas estas sensaciones.

Si por  el contrario, quién ve la foto no ha vivido esas experiencias, será más difícil transmitirlas, lograrlo es la esencia de la fotografía. Sea con un móvil o con una cámara profesional, la fotografía es una herramienta de comunicación y dominarla es cuestión de toda una vida de aprendizaje.

JOAN VENDRELL

Fotógrafo & Cofundador de Naturpixel

Deja un comentario

Pulsando en ENVIAR aceptas la privacidad

Copy link
Powered by Social Snap