Caminos de Pasión

Priego de Córdoba

Cuando veas un olivo ve hacia él como se dice que se va hacia la luz, es decir, con la emoción de lo desconocido y la promesa de una buena vida. En este punto trata de avistar dos olivos más, pero juntos, y lleva tus pasos hacia ellos. Entonces busca tres olivos más, luego cuatro, cinco, seis y siete. Tarde o temprano verás millones de lo olivos, lo que quiere decir que has llegado a Códoba, la luz, y que empieza tu buena vida, los Caminos de Pasión.

Caminos de Pasión

Colegiata de Osuna

Colegiata de Osuna

Caminos de Pasión es una propuesta cultural y gastronómica de 8 pueblos de Córdoba, Sevilla y Jaén. Se articulan en torno a la cercanía entre ellos y por un eje temático: la Semana Santa, declarada de Fiesta de Interés Turística en cada término. Pero después de recorrer los Caminos de Pasión, hemos comprobado que la Semana Santa es un pretexto como podría ser el aceite de oliva, el jamoncito o la sonrisa permanente de su gente (hente) para crear una ruta singular y diversa de identidad colectiva.

Te proponemos una ruta por los 8 pueblos durante cuatro días, tal y como lo hemos experimentado durante el blogtrip de Caminos de Pasión, el #Pasiontrip. Junto con otros compañeros, entre risas y comilonas, hemos descubierto un patrimonio incalculable y oficios artesanos, con los que te preguntas qué hacen, para que nos entendamos, cinco obras de José de Ribera en una colegiata de Osuna o por qué diablos nadie nos ha hablado antes de la confección manual del cordobán, pongamos por caso.

Mención aparte merece la gastronomía de los pueblos que integran los Caminos de Pasión. “Donde comes mal no vuelves”, se dice con toda razón, y de ser cierto (que sí, que sí) no hubiésemos abandonado Andalucía. No es que quisiéramos volver, es que no nos queríamos ir. José Antonio Rodríguez, productor artesano del anís Los Hermanos, nos dijo que un problema muy actual es que no sabemos ni qué comemos ni qué bebemos. Lo cogemos del súper y para casa.

Y lo dijo, José Antonio, justo antes de mostrarnos cómo elabora junto con su hermano el anís que vende, o la ginebra o el pacharán. Así que la frase sobre nuestra ignorancia alimentaria resonó como un trueno al verlo trabajar. No era una máquina, era un hombre con un producto exquisito. Y si te preguntas qué hace el pacharán en Andalucía en lugar de en Euskadi, si tiras de ese hilo, acabarás deshilvanando la complicada madeja de la historia peninsular.

Lo mismo ocurrirá si tiras del hilo del aceite de oliva, del cante o de la Semana Santa. Caminos de Pasión es un recorrido emocionante y transversal que recorre toda la cultura de los 8 pueblos. Quiero decir que las cosas están ligadas por una relación de necesidad, “de tal forma que la ausencia de la más inútil”, como decía el escritor, “podría provocar una cadena de catástrofes, igual que la extinción de un mosquito sería suficiente para ocasionar la aniquilación de un ecosistema”. Así se articulan los Caminos de Pasión, con pequeños engranajes culturales que accionan una máquina superior.

En cuanto al tiempo, tómate cuatro o cinco días. Cinco quizás, mejor que cuatro, para apasionarte tranquilamente. Lo que verás a continuación también puedes disfrutarlo tú. Te recomendamos que contactes con la oficina de turismo del pueblo en cuestión para que un guía, majísimos como los nuestros, enriquezca la visita.

Día 1. Baena y Alcalá la Real

Alcalá la Real

Alcalá la Real desde la Fortaleza de la Mota

Museo del Aceite de Baena Baena Baena Alcalá la Real Alcalá la Real Museo Arqueológico de Torreparedones Caminos de Pasión y gastronomía

Mañana. Baena

  • 10:00 h Visita al Museo del Aceite, Museo Arqueológico y barrio de la Almedina
  • 13:00 h Visita a la Almazara Núñez de Prado y comida

Tarde. Alcalá la Real

En Baena lo aprendimos todo sobre el aceite de oliva. Todavía no habíamos hecho una cata y ya disfrutábamos del óleoturismo. En la Almazara Núñez de Prado, una dinastía de productores de aceite de oliva con 160.000 olivos y 700 hectáreas, descubrimos cómo se recoge, produce y elabora el aceite de oliva virgen extra. Está riquísimo, por supuesto, y el propio Núñez de Prado ilustraba la explicación. Una actividad gratauita. En el Museo del Aceite, un antiguo molino con 800 m2 de exposición y a 4 min andando desde la Almazara, recibimos más explicaciones y usos del aceite de oliva. No creo que ninguno de nosotros vuelva a tomar el aceite de oliva “normal” de nuestras casas después de esa información.

En el Museo histórico y arqueológico de Baena descubrimos el tesoro de Torreparedones, un yacimiento con 3.500 años de silencio en el que aparecieron joyas de la cultura íbera y romana. El Museo se ubica en la Casa de la Tercia (s. XVIII), un almacen de grano, semillas y bodega de aceite y lugar de administración de diezmos. Impresionaron especialmente los bustos de Claudio y Augusto, además de las grandes esculturas con la armadura completa y el togado con la técnica artísticas de paños mojados.

En la Fortaleza de la Mota, en un montículo sobre la ciudad de Alcalá la Real, nos sumergimos en la época: s. XIV, rey Alfonso XI. Asistimos a un paseo narrado por una villa fortificada a más de 1.000 m de altitud. Al paso nos salían personajes de la vida cotidiana de la Fortaleza, una vez tomada por los cristianos a los musulmanes. Es una actividad completamente recomendable, con una puesta en escena impecable que concluye con el espectáculo audiovisual en el interior de la Abadía de Patronato Real, independiente de cualquier diócesis.

La cena, auténtica, elaborada por los propietarios del hotel rural Sierra de la Martina, nos restituyó por completo. Eso y el silencio del valle.

Día 2. Priego de Córdoba y Cabra

Priego de Córdoba

Barrio de la Villa de Priego de Córdoba

Fuente del Rey en Priego de Córdoba Priego de Córdoba Cata de aceite en Priego de Córdoba Horsense en los Caminos de Pasión Museo de la Pasión Cena en Cabra Tren del Aceite en Cabra

Mañana. Priego de Córdoba

  • 9:00 h Ruta de senderismo por la Sierra de la Martina guiado por Natureda
  • 12:00 h Visita guiada por el casco antiguo y barrio de la Villa
  • 13:00 h Cata de aceite DO Priego de Córdoba y comida en el Balcón del Adarve

Tarde. Cabra

  • 17:00 h Actividad Horsense, caballos y crecimiento personal
  • 19:00 h Ruta ciclo turística por la Vía Verde de la Subbética
  • 20:30 h Visita al Museo de la Pasión y cena en Mesón la Casilla

De Priego de Córdoba se dice que es uno de los pueblos más bonitos de Andalucía. No es de extrañar, cuando lo visitas. Pasear por el barrio de la Villa es pasear por un laberinto blanco de calles y flores colgadas de las fachadas. Un rojo y un verde contra un blanco es una batalla perdida para el viajero. Tiene que rendirse ante ello. Y así lo hicimos, buscando sombras y rincones e imaginando la vida de los musulmanes que diseñaron el entramado.

Después del paseo por este y otros rincones de Priego, una cata de aceite de oliva en el patio tradicional de la Hospedería San Francisco. El lugar es encantador y la cata enriquecededora. La compañeroa de la Denominación de Origen de Priego de Córdoba ilustró con tres vasitos cómo llevar a cabo la cata. El color del aceite no es tan importante como el olor y los sabores. Y para olerlos y saborearlos hay que hacerlo bien, con método. Muy recomendable. Lucía González, técnico de turismo de Priego de Córdoba, es una mujer encantadora que resolverá todas vuestras dudas para disfrutar de una experiencia al completo en Priego.

Después de comer en el Balcón del Adarve, allí en Priego, nos dirigimos a Cabra. Allí nos explicó Carmen Valenzuela su propuesta de crecimiento personal con caballos, tanto para una persona como para parejas, familias o equipos de empresa. Participamos en breve de una pequeña actividad, “susurrar a los caballos”, y nos fuimos directos a la Vía Verde de la Subbética. Aquí tienes 60 km para montar en bicicleta o dar un paseo por una antigua vía de ferrocarril, acondicionada y sin dificultades.

Para acabar el día, puedes visitar el Museo de la Pasión, el Museo Aguilar y Eslava. En este espacio, entre otros documentos, verás una exposición permanente con un diseño atractivo sobre la Sábana Santa o la Síndone de Turín. La propuesta está ahí, para creyentes y no creyentes, documentando y actualizando datos con las últimas investigaciones. Si es verdad que parece un tema acabado, por cuanto se ha datado el objeto con Carbono14 conluyendo que es del siglo XII, pero la propuesta es, en cuanto a diseño, interesante.

Nos hemos dado sin problema a la cena del Mesón la Casilla. Sin problema y rechupeteándonos los dedos.

Día 3. Lucena y Puente Genil

Caminos de Pasión

Cerámicas Granados Cerámica Granados en Lucena Membrillo de Puente Genil Jamón Caminos de Pasión Alfarería en Lucena Salmorejo en Puente Genil Yacimiento de Fuente Álamo

Mañana. Lucena

  • 9:00 h Visita guiada al Castillo del Moral, Palacio de los Condes de Santa Ana, iglesia de San Mateo y Necrópolis judía
  • 12:00 h Visita a la alfarería tradicional Cerámicas Granados

Tarde. Puente Genil

  • 17:00 h Visita a Fuente Álamo
  • 21:00 h Cena en el restaurante Casa Pedro

La visita guiada que nos propuso Maira, de la oficina de turismo de Lucena, fue completa y muy didáctica. Pasamos por el Castillo, por el Palacio de los Condes de Santa Ana, por la iglesia de San Mateo y Necrópolis judía. En todos los lugares nos ilustró con leyendas mezcladas con simpatía, nos acercó el patrimonio religioso de una forma apasionada y nos inició en la cultura judía sobre la necrópolis que acaban de inaugurar en Lucena.

La visita a la alfarería tradicional pone los pies sobre la tierra. Cómo una familia de 7 generaciones de alfareros sigue esforzándose en mantener un oficio antiquísimo, con piezas de mucha calidad, y con un método desarrollado durante siglos. En el tiempo del plástico y el conglomerado, ya no nos quedaba sitio para el barro hasta que Granados nos enseña en 10 minutos cómo elabora tres piezas diferentes. El proceso es hipnotizante, con el torno y la concentración del alfarero, y me van dando ganas de llevar mi cocina con todas esas piezas. “Cómo se conservaría”, pienso, imaginando el agua fresquita en esa vasija a la que va dando forma delante de mí.

La siguiente propuesta no tiene nada que ver con los oficios, pero sí con la precisión y la historia. El yacimiento de Fuente Álamo en Puente Genil es una verdadera joya. “La villa romana de Fuente Álamo posee uno de los conjuntos de mosaicos figurativos y geométricos más importantes de España”, reza el folleto. Y hay que darle la razón, porque se certifica en cuanto ves los mosaicos imperecederos

No olvidéis la carne de membrillo que produce La Góndola, en Puente Genil.

Día 4. Osuna y Carmona

Colegiata de Osuna

Colegiata de Osuna Osuna colegiata con obra de Ribera Osuna Carmona Tapas en Osuna Alquitara de anis en Carmona Cordoban

Mañana. Osuna

  • 10:00 h Visita a la Colegiata y la Antigua Universidad
  • 12:00 h Visita al antiguo taller de cordobán
  • 13:30 h Comida en la Taberna El Raspao

Tarde. Carmona

  • 17:00 h Visita y actividades en la Destilería de Anís los Hermanos
  • 19:00 h Paseo guiado por el casco histórico de Carmona
  • 21:00 h Cena en el Parador Nacional de Carmona

El último día recorremos Osuna y lo primero que hacemos es sorprendernos con todo su patrimonio. Entramos en la Colegiata, o iglesia colegial, un edificio renacentista regentado por Rosario, quien nos hace una visita interesante y divertida. En su interior, jamás lo hubiéramos pensado, se esconden cinco obras de José de Ribera, una talla de Juan de Mesa y tablas flamencas del XVI. Así dicho quizás no le deis el valor que tiene, pero es incalculable y Rosario tiene el don de multiplicarlo con sus sentencias.

Nadie lo hubiera pensado tampoco, pero Osuna conserva su Universidad. Aun esta viva, por lo que veras estudiantes en su patio medieval y entre sus pasillos. En una capilla estaban dando una clase magistral. Excepcional.

Por la tarde podéis acercaros a Carmona, después de comer en la Taberna El Raspao (si cenáis quizás os encontréis con una sesión de cante y guitarra española). Allí os recomendamos la visita a la destilería de Anís Los Hermanos, la mas antigua de Andalucía, desde 1880. Continúan elaborando el producto (y la ginebra y el pacharán), tal y como lo hacían hace mas de 100 años. Tienes la oportunidad de participar en el proceso, de hacer una cata, de comer con los artesanos. Es una experiencia muy grata y el producto de mucha calidad, de manera que es muy recomendable.

El paseo guiado por Carmona te revelara los secretos del Alcázar de la Puerta de Sevilla. De origen medieval, se hallaron ánforas fenicias, de la cual una, que representaba un grifo mitológico, se ha escogido el diseño de la bandera de Carmona. Es un museo hecho un pueblo, aunque presumiblemente no consideraras lo mismo de no ser por las explicaciones de la guía de la Oficina de Turismo. Es monumental, pero se necesita una explicación.

La cena y la vista de la vega de Carmona, que sobrecoge, en el Parador.

Mas información | Caminos de Pasión

3 Comentarios publicados

  1. BARNES André
    Publicado 1 octubre 2013 en 17:03

    Como si se estuviera de Vacaciones,ESTUPENDO!!!!!!!!!,Precioso!

  2. Que Ver en Cordoba
    Publicado 21 octubre 2013 en 2:00

    Muy buena entrada… como cordobés añado mi post sobre Córdoba; espero que os guste:
    http://www.lugaresdeinteresturistico.com/2013/05/guia-visitar-cordoba-audioguia-mezquita.html

  3. martina
    Publicado 24 marzo 2015 en 10:45

    me parece una ciudad muy bonita.

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios