Fuente: Santi Rodriguez / Shutterstock,  Amplion / Shutterstock

Fuente: Santi Rodriguez / Shutterstock, Amplion / Shutterstock

Os voy a contar una anécdota sobre este lugar… Llegar hasta aquí (o más bien no hacerlo) convirtió un día de excursión en una de las aventuras más excitantes que he vivido por accidente. Fue como participar en el programa Pekín Express, una carrera en pareja contra la niebla, el tiempo y la falta de transporte.

De todo se aprende, descubrid qué NO tenéis que hacer y qué SI para visitar el Pantano de Santa Fe del Montseny, uno de los lugares más bonitos del Parque Natural del Montseny, en Barcelona.

5 consejos para no llegar al Pantano de Santa Fe

Fuente: ##//unsplash.com/photos/VGOiY1gZZYg##Atlas Green##

Fuente: Atlas Green


Si tu también quieres vivir una aventura como la que te voy a contar solo tienes que seguir estos 5 consejos:

No todos los que deambulan están perdidos. -J.R.R. Tolkien
  • Ir un día de mucha niebla
  • No tener coche
  • Entretenerse jugando por el bosque
  • Llegar al pantano cuando oscurece
  • No tener cobertura
Fuente: OSORIOartist / Shutterstock

Fuente: OSORIOartist / Shutterstock

Eso que hoy parece una locura mañana será uno de tus mejores recuerdos.

La anécdota. Eramos una joven pareja en los inicios de la relación y con un plan: ir pronto por la mañana al Montseny y hacer una ruta preciosa que pasa por 2 montañas, un bosque y el pantano. ¿El handicap? No teníamos coche.

Con toda la alegría del mundo cogimos un tren mañanero desde Barcelona hasta Sant Celoni y al llegar allí nos dirigimos a la oficina de turismo para preguntar dónde estaba el autobús que iba hasta el parque. Pero sorpresa, en fin de semana no hay autobús para llegar hasta allí. ¿Y ahora que hacemos? A muy malas llegar hasta el Montseny andando son 5 horas, más el tiempo que tardemos en hacer la ruta, de unos 12 kilómetros. La opción obvia era el taxi, pero nos salió la vena aventurera: ¿Y si hacemos autostop?

Nos costó coger 3 coches y varios ratos de andar por la carretera para llegar al área recreativa del Montseny donde empezaba la ruta. Fue muy divertido pero ya eran las 12 del mediodía y todavía teníamos que empezar el recorrido. Por un precioso bosque de castaños (era otoño y había algunas castañas) y un estrecho camino que subía por la montaña llegamos a nuestro primer destino: el Turó de l’Home, la montaña más alta del Montseny (1.708 m).

Vistas desde el Turó de l'Home

Vistas desde el Turó de l'Home

Cercanías del Turó de l'Home

Cercanías del Turó de l'Home

El bosque del Montseny en otoño

El bosque del Montseny en otoño

Tras reponer fuerzas con bocadillos y un delicioso termo de Cocaolat caliente, fuimos a por la siguiente montaña: les Agudes. Está a poca distancia del Turó de l’Home, pero ofrece unas vistas diferentes, ese día la niebla movediza del bosque ofrecía una visión espectacular. Para llegar al pantano teníamos que bajar por el bosque hasta llegar al Restaurante Santa Fe Montseny.

Jugando y entreteniéndonos como niños por el bosque llegamos allí a las 17:30 h aproximadamente, cuando empezaba a oscurecer. Nos apresuramos a coger el camino hasta el pantano, pero a medio camino nos dimos cuenta de que entre ir y volver iba a anochecer y todavía teníamos que hacer autostop para volver. La espesa niebla empeoraba la situación, así que con mucho pesar dimos media vuelta sin haber visto el pantano, aunque estaba ridículamente cerca.

Al volver a la zona del restaurante la niebla era ya totalmente opaca y apenas quedaba luz. La mayoría de gente de allí ya se había ido y empezamos a ponernos nerviosos, no nos cogía nadie. Imposible ir avanzando por la carretera porque había demasiada niebla. Hacía frío y decidimos que era hora de llamar a un taxi, pero sorpresa: no teníamos cobertura. Fue de risa, nos veíamos durmiendo allí.

Fuimos hasta el restaurante para que nos dejaran llamar, pero de camino nos encontramos a una pareja que parecía que se iba. Corrimos hacia ellos: “¿por casualidad vais a Sant Celoni y tenéis sitio para nosotros? Sí. No nos lo creíamos, eran los últimos que quedaban allí. ¡Por los pelos!

Agradecidos pero exhaustos, empezamos nuestra vuelta a casa. Era nuestra cuarta o quinta cita y la cosa podía haber acabado en desastre, pero esta andanza resultó ser una divertida anécdota que nos unió más de lo esperado.

Como SÍ llegar al pantano de Santa Fe y otras rutas del Montseny

Fuente: KarSol / Shutterstock

Fuente: KarSol / Shutterstock

Fuente: NdS fotografia digital / Shutterstock

Fuente: NdS fotografia digital / Shutterstock

Fuente: Santi Rodriguez / Shutterstock

Fuente: Santi Rodriguez / Shutterstock

Aunque os lo haya pintado un poco desastroso, la ruta es más fácil de lo que parece, ideal también para ir con niños y mascotas. Eso sí, con buen tiempo y preferiblemente acercándose al lugar en coche, que se puede dejar en un aparcamiento, a menos de 15 minutos andando del pantano.

El Pantano de Santa Fe del Montseny es un paraje precioso recomendable para visitar en cualquier estación del año, ya que siempre se viste de distintos colores, aportando una belleza impresionante. El punto de inicio de la ruta se encuentra en el centro de información Can Casades, donde os informarán de las rutas señalizadas que hay en la zona.

Algunas de las rutas recomendadas cerca:

El Montseny es además uno de los mejores lugares para encontrar castañas en España, un plan perfecto para ir con niños en otoño.

Dónde dormir cerca del Pantano de Santa Fe

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios