Con la declaración del estado de alarma del pasado 14 de marzo ante la crisis sanitaria de la COVID-19, las casas rurales se vieron obligadas a echar el cierre. Desde ese momento, a pesar de la incertidumbre y de las pérdidas, muchos propietarios se han puesto en contacto con administraciones públicas y con colegios de médicos para poder reabrir y ofrecer su vivienda gratis a los trabajadores de actividades esenciales que la necesiten.

¿Quieres sorprender a tus hijos en las próximas vacaciones? Hay casas rurales que han pensado en ellos y han creado fantásticas habitaciones, divertidas y muy originales, que constituyen un espacio de juego único para los pequeños.

Disfruta de una escapada en pareja a Portugal sin renunciar a los lujos ni al romanticismo. Estas casas rurales, repartidas por el país luso, disponen de jacuzzi para relajarse y estar todo el día a remojo. Algunos de ellos incluso ofrecen increíbles vistas al río Duero, sus viñedos o a las montañas. También los hay con sauna, piscina, jardín, terraza y granja. Decidirse será complicado.

Si una casa rural tiene granja, es un éxito asegurado para cualquier escapada en familia. Te presentamos varias casas rurales con granja en las que los niños se lo pasarán en grande siendo ganaderos por un día, recogiendo los huevos frescos del gallinero, montando en poni, cepillando a los caballos o dando de comer a las cabritas.