Aunque las aguas cristalinas y la arena fina sean un argumento de peso para que los fanáticos de las playas, los partidarios del campo también tienen buenas bazas con las que jugar. Las Islas Baleares –en especial la de Mallorca– tienen algunos de los parques naturales mejor valorados del país, tanto por su belleza como por su diversidad de flora y fauna.

Más allá de la Ibiza de Pachá, de las fiestas, de las discotecas y de los resorts de pulsera existe una Ibiza rural y relajada. Una Ibiza en la que las mermeladas son caseras, el trato es personalizado y las siestas se hacen bajo palmeras y almendros.

Son lugares de baño con poca afluencia, generalmente. Rinconcitos de arena o roca que miden de 8 m a 12 m. La mayoría se encuentran en Baleares, Canarias y Galicia. Lo justo para darse un chapuzón y extender la toalla.

Estos 10 humedales españoles no solo son una belleza, sino que los necesitamos para salvaguardar el equilibrio ecológico de la Tierra. ¡Cuidémoslos!
12