Situado a unos 30 kilómetros de la ciudad de Lisboa, la UNESCO declaró el Parque Natural de Sintra Patrimonio de La Humanidad en 1995. Un sitio perfecto para escapar de la urbe y quemar las calorías del bacalao y los Pastéis de Belém siguiendo sus rutas…

Solo desde las alturas se alcanza a comprender el urbanismo de una ciudad y sus barrios, o se llega a ver el horizonte en el mar o el paisaje de montañas que nos empequeñece. Estos miradores de Portugal son buena muestra de todo ello; los hay que aprovechan los muros de un castillo o que dan al mar o que se alzan desde plataformas de vértigo.

Será que formaron parte de nuestras fantasías y juegos de la infancia que es ver un palacio y comenzar a soñar. Algo tienen que nos atraen. Puede ser su maravillosa arquitectura, los bosques que los cobijan, o bien las leyendas que guardan sus altas torres. Son edificios en los que cada piedra forma parte de la historia. La mayoría están protegidos como patrimonio por su alto valor artístico, como estos que hemos seleccionado: son algunos de los palacios más bellos de Portugal, para que tu próximo viaje sea un cuento de hadas.

Por segundo año consecutivo, Portugal se ha convertido en el mejor destino turístico del mundo, según el prestigioso galardón de los World Travel Awards. Para nosotros, además, también es uno de los destinos más coloridos. Es decir Portugal y se nos llena la mente de colores, sobre todo cuando ya vamos dejando atrás los días grises del invierno. Para celebrar el apasionante cromatismo del país os regalamos cinco postales con mucho color. ¡Esperamos que os gusten!

Viajamos a Lisboa y corremos el riesgo de pensar que con pasar por todos los miradores, subir al tranvía, probar los pasteis de belem o recorrer las calles de sus barrios ya lo tenemos todo hecho. Y, sin embargo, en el Distrito de Lisboa aguardan otros muchos planes, tesoros naturales de visita sorprendente.