Es fácil disfrutar de la primavera cuando comienzan a subir los grados del termómetro. Hay más horas de luz, más colores y los primeros soles tras el invierno comienzan a iluminar. La primavera es el momento del año en el que apetece hacer el cambio de armario y, sobre todo, salir más. Planificar escapadas de fin de semana que nos salven de la monotonía.