Por Rolf E. Staerk

Tocando al norte con la Beira Alta y al este con Extremadura, la Beira Baixa ocupa un entorno en el que encontramos valles verdes, colinas onduladas, la sierra de Gardunha, el Tajo, pequeños pueblos medievales y antiguas fortificaciones que defendieron el territorio cuando las fronteras con España no estaban tan claras. Una diversidad paisajística que hace que parezca mentira que estemos viajando por una pequeña región de Portugal y no por todo un continente.

La antigua provincia de la Beira Baixa es uno de los enclaves más interesantes para el turismo familiar en Portugal. Pero, ¿por dónde empezamos?

Una ruta familiar por la Beira Baixa

¿Qué os parece un safari fotográfico por Penha Garcia en vehículos 4×4?

Río Ponsul. Penha Garcia. Idanha-a-Nova

Por alexilena

Penha Garcia es una población típica de la Beira Baixa. La zona fue ocupada por su privilegiada posición defensiva ya en el neolítico. Años después los romanos la convirtieron en población.

El oro tuvo gran parte de la culpa. Durante siglos, se extrajo el oro del lecho del río Pônsul. Hoy, los principales atractivos son las deslumbrantes vistas que rodean el pueblo, la naturaleza que se muestra virgen en gran parte y la originalidad de su castillo, en lo alto de la peña.

Uno de los mayores tesoros de Penha Garcia, que sorprenderá a toda la familia, son las rocas cuarcíticas, con 490 millones de años. Huellas que dejaron los organismos invertebrados que se desplazaban por los substratos areno-arcillosos en aquellos tiempos remotos. Los locales las llaman las serpientes pintadas, los científicos icnofósiles.

En este entorno tan mágico será difícil que tanto los más pequeños, como lo más grandes, no saquen a relucir su lado más creativo. Con el safari fotográfico la familia entera recorrerá los caminos y sendas rurales más espectaculares del Parque Natural del Tajo Internacional para inmortalizar su fauna y la flora más significativa.

El pueblo más portugués

Por milosk50

Así se conoce a Monsanto. Tal como nos recuerda la figura de un gallo de plata en lo alto de la Torre del reloj, Monsanto fue declaro en 1938 el pueblo más portugués. No obstante, conserva el trazado urbanístico de las urbes de la Beira entre grandes bolos de granito, lo que le brinda un aire plenamente medieval.

Por alexilena

El pueblo en sí es un estupendo mirador de la dehesa portuguesa, aunque aún tendremos mejores vistas si subimos hasta los restos del castillo. Se conserva parte de su muralla, las torres, la semiderruida capilla de San Miguel y la restaurada capilla de Santa María do Castelo.

No dejes de escuchar las leyendas de los caballeros templarios que ocuparon el castillo; a los más pequeños les encanta.

Un almuerzo en un geo-restaurante

Petiscos & Granitos

Por Ana Flasker

En Idanha-a-Nova, a orillas del río Pónsul, nos aguarda un restaurante que asombrará a los más pequeños al encontrarse dentro de una piedra.

Es el Petiscos & Granitos (Rua da Pracinha, 6), situado entre peñas gigantescas de granito que sirvieron de cantera para los castillos y murallas de las aldeas históricas de Portugal, ¿quién puede decir no a las típicas papas de carolo?

Workshop de esencias autóctonas en Aromas do Valado

Hay tradiciones y saberes que se van perdiendo. Y si no fuera por la labor de unos pocos, las acabaríamos perdiendo para siempre. Por ejemplo, ¿sabrías detectar una planta por su olor? O, mejor, ¿conocer sus propiedades por el aroma que desprende?

Los más pequeños de la familia disfrutarán en la granja de Aromas do Valado, donde hay diferentes especies de plantas aromáticas y medicinales (en su mayoría plantas autóctonas de Beira Baixa). Una sabiduría milenaria al alcance de toda la familia.

Los recorridos por la granja incluyen una visita guiada al jardín principal y al pabellón agroindustrial, donde se podrá ver cómo trabajan los técnicos responsables de cada una de las áreas de la empresa.

Ruta de los buitres en Salvaterra do Extremo

Por Juan Pablo Fuentes

Ver volar a los buitres o a un águila perdicera es un espectáculo majestuoso. Esta es una ruta fácil y circular (un sendero perfectamente marcado como PR1) por caminos rurales y callejuelas que nos pone al alcance de la vista la belleza de estas aves.

La ruta empieza en la iglesia de Salvaterra do Extremo, una antiquísima villa hoy prácticamente despoblada. Un panel informativo nos indicará qué trayecto se puede recorrer. Recordad llevar calzado cómodo, agua, algo de comida y, por supuesto, prismáticos.

Caminaremos hasta una caseta ubicada frente al castillo de Peñafiel, en la parte española, bajo el cual nidifica una colonia de buitres leonados. Otros puntos de interés que encontraremos en esta ruta son la iglesia mayor de Salvaterra do Extremo y la fuente de la Rivera.

Dormir en el georefugio Casa do Forno

Casa do Forno

La ruta por la Beira Baixa se disfruta rincón a rincón. Este es un entorno ideal para viajar sin prisas. Después de nuestra ruta para ver a los buitres y otras rapaces, recomendamos descansar en Casa do Forno, en Salvaterra do Extremo.

Este alojamiento, de ambiente familiar, era uno de los antiguos hornos comunitarios de la villa. Abandonado durante décadas, el edificio alcanzó un avanzado estado de degradación donde el techo no soportó el paso del tiempo. Afortunadamente, la cúpula del horno se mantuvo intacta preservando la construcción artesanal y con la rehabilitación del edificio se mantuvo la construcción original.

Paseo en barco por la Reserva de la Biosfera Tejo/Tajo Internacional

Más que un simple medio de transporte, navegar es una forma espectacular de disfrutar de un entorno natural único. Durante el paseo fluvial por el corazón del Parque Natural Tajo Internacional un guía experto impartirá un aula de naturaleza con el fin de que todos, grandes y pequeños, desembarquemos convencidos de la necesaria conservación del medio ambiente.

El Parque Natural Tajo Internacional abarca dos espacios naturales protegidos de idénticas características pero cuya gestión pertenece a dos entes distintas. Una parte pertenece a la provincia de Cáceres, en España; la otra al distrito de Castelo Branco, en Portugal. Este espacio natural es uno de los últimos refugios de algunas especies amenazadas vinculadas al bosque mediterráneo.

Almuerzo en el restaurante Vale Mourao en Vila Velha de Ródão

Vila Velha de Rodão

Vila Velha de Rodão. Por Ricardo Miguel

Sin apartarnos del Tajo disfrutaremos de los sabores de la gastronomía de las aldeas beiranas. ¿Qué tal un queso de cabra con aceite de Ródano y hierbas del campo? ¿O unas setas salteadas en aceite y jamón? En el restaurante Vale Mourão podremos probar los lomos de cerdo de la zona y otras delicias de la mesa de la Beira Baixa.

Excursiones por el Monumento Natural das Portas de Rodao

Portas de Rodao

Por Armando Frazão

Vila Velha de Ródão está ubicada junto a las conocidas Portas de Ródão, una espectacular formación rocosa escarpada a ambos lados del río Tajo. Está declarada como Monumento Natural de Portugal y constituye el refugio de diversas especies de rapaces.

Puertas de Ródão es un lugar único por sus valores geológicos, paisajísticos, arqueológicos, históricos y biológicos (hay más de 170 especies diferentes de fauna, algunas de presencia muy extraña en Portugal).

El paisaje reflejado en la superficie del río es una bellísima estampa para comenzar a despedirnos de esta Beira Baixa que nos ha brindado tantas sorpresas durante este recorrido de aventura familiar. La naturaleza en su plenitud, entre el romero y la ginesta, con el vuelo de la cigüeña negra o del bufo real, la silenciosa corriente de las aguas donde las garzas grises pescan, no nos dirán adiós, sino hasta pronto.

Casas rurales en la Beira Baixa de Portugal

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios