Casa Mamica Rosario

3.5 2
Casa Mamica Rosario
Alojamiento oficial VTAR/GR/00488
Granada - Yegen
2 - 6 personas - Alquiler íntegro
Menos de 20 por persona/noche

Ver disponibilidad y contactar

Ofertas del alojamiento

33% Descuento
270€ 180€

¡Ven y pásalo en grande con los tuyos en Granada!

6 personas (10 € persona y noche) - 3 noches de 25 May 2017 a 28 May 2017

Ver detalles

Capacidad del alojamiento

La capacidad del alojamiento permite de 2 a 6 personas

  • 1 Habitaciones individuales
  • 1 Habitaciones dobles de matrimonio
  • 1 Habitaciones dobles
  • 1 Habitaciones de otro tipo
Más detalles sobre capacidad y precios

Características y servicios

  • Exterior: Zona de aparcamiento, Terraza, Muebles de jardín.
  • Idiomas: Español.
  • Interior: Sala de estar, Cocina, Microondas, Chimenea, Lavadora, Calefacción, Equipo de música, Baño compartido, DVD o vídeo, Comedor, Televisión, Colección de juegos.
  • Servicios: Venta de productos locales, Documentación sobre la zona.
  • Situación: Montaña, En el casco urbano, Acceso asfaltado.

Fotografías de Casa Mamica Rosario

Lo que comenta el propietario

15 Euros/persona/noche (2-6 pers). Tiene una ocupación 6 personas adultas. La casa cuenta con 4 dormitorios, cocina comedor con chimenea a tierra, calefacción radiante por el suelo e hilo musical. Además, también cuenta con baño con ducha de hidromasaje y aseo completo. Gran terraza de 30 m2 con vista a Sierra Nevada y Gados. Aparcamiento en la misma puerta. Ven y descubre una elección bien aceptada.

Casa Mamica Rosario está totalmente equipadas con utensilios de cocina 2 frigoríficos, microondas, tostadora de pan, cafetera, batidora, TV de plasma DVD, TDT, calefacción radiante por suelo, agua caliente tabla de planchar lavadora, vitrocerámica y todo el menaje de cocina.

La planta baja: cocina-comedor con chimenea, habitación contigua con armario empotrado, y cuarto de aseo. La planta primera: tres dormitorios, dos de ellos con balconcillo más un cuarto de baño con ducha de hidromasaje.

Planta segunda: gran dormitorio con cama de matrimonio y con opción a cuna. con magnifica terraza de 30 m2 con inmejorables vistas a los pueblos alpujarreños y a la sierra de Gador (Almería).

Actividades

  • Actividades acuáticas: Paseos en Barco, Buceo.
  • Actividades aéreas: Paseo en Globo, Parapente , Ala Delta.
  • Actividades de motor: Rutas 4x4, Quads.
  • Actividades terrestres: Rutas a Caballo, Puenting , Multiaventura, Esquí, Senderismo - trekking.
Senderos y paseos

Es una actividad recreativa que se desarrolla en el medio natural, que de una forma encauzada contribuye así a la conservación y protección del entorno ambiental. En nuestro municipio existen diversos senderos que nos permiten conocer de una forma relajada los elementos patrimoniales y naturales, además de poder descubrir lugares donde el progreso no ha llegado.

Los senderos “oficiales” de la Alpujarra de la Sierra son cuatro, y discurren entre los parajes más genuinos y mejor conservados de la singular comarca. Caminos por los que, desde hace siglos, han transitado los habitantes de esta tierra, mercaderes y viajeros.

Senderos locales

Cada uno de estos senderos nos hace disfrutar del sonido, del paisaje o la flora y fauna autóctona de nuestras montañas y del rico y variado patrimonio de vías pecuarias que la Alpujarra ha acumulado a su larga y dilatada historia como lugar de encuentro de las culturas romanas, árabe y cristiana.

Al recorrer estos senderos podemos admirar el sistema de regadío, con el complicado sistema de acequias de careo en los que se guía el agua a las simas para que después salga en los nacimientos de la vega y en los pueblos. Este sistema de acequias y riego se conserva en Yegen y Mecina Bombarón después de casi 800 años en perfecto estado, asicomo los nombres de los pagos y las simas (sima de los llanillos, la del tejar, la de los barranquillos…) igualmente perviven los términos que se usaban para el riego (melga de agua, brazal, mua, recalío…)y las balsas para administrar el agua de los pagos como la del castillo, la de las arroyadas, la fuente merino, estepares, arraices, señal,…

Los senderos según en la época del año que se realicen ofrecerán una vivencia distinta, podremos disfrutar de ellos todos los días del año, y en primavera podremos admirar las impresionantes cascadas de agua que se forman debido a los deshielos de Sierra Nevada. Los senderos están perfectamente señalizados por los que el recorrido resultará sencillo de seguir.

El Sendero Gerald Breman

Yegen conocido universalmente por el hispanista inglés Gerald Brenan que vivió en este pueblo durante varios años relatando en su magistral obra “Al Sur de Granada” las costumbres, tradiciones y la vida de sus habitantes, ha dedicado el nombre del autor a una conocida ruta que pasa por la parte baja del pueblo. El recorrido se inicia en la que fue casa del inglés y atravesando el pueblo hasta lo más hondo, llegaremos a la fuente camellona.

Desde este lavadero comienza uno de los caminos mas recorridos y recordados por el escritor inglés, que gustaba de dar largos paseos en los que apreciar el gran valor de la ecocultura local. Siguiendo en este camino las señales que identifican el sendero bajaremos hasta el llamado Peñon del Fuerte, fortaleza del siglo XI en la que se refugiaron los últimos moriscos de Yegen. Gerald Brenan se refiere a la Piedra Fuerte en varios pasajes de su libro, atribuyendo su fundación a antes de la época musulmana: “ la Piedra el Fuerte, una roca aislada que un día sostuvo un castillo moro y que en la actualidad cobija a una familia de gatos salvajes. (…) Es una roca inmensa, de cima plana, con una extensión de unos quinientos metros cuadrados cuyos costados verticales se levantan hasta unos quince metros por encima del valle.

Sendero La Salud

En tan escasa distancia sorprenderá la diversidad de parajes, atravesaremos en la subida tierras yermas para descender bajo la sombra de castaños centenarios. El inicio del recorrido se sitúa en un pequeño camino detrás del Hotel El Rincón de Yegen, mientras que paseamos por este vistoso camino observaremos los distintos cortijos algunos centenarios y otros más reciente que se funden con la Sierra. Antiguamente los cortijos servían de lugar de reposo para los agotados pastores de la Sierra que tenían libre entrada en éstos aunque no fueran de su propiedad, era un recinto con una o dos habitaciones y una chimenea en estos no había agua corriente ni electricidad. Actualmente los cortijos son auténticas casa que vecinos del pueblo tanto extranjeros como lugareños construyen únicamente para disfrutar del entorno y del paisaje de la Sierra. Siguiendo la ruta nos encontraremos con una gran balsa conocida como “La Señal”. En la que muchos vecinos del pueblo acudían para bañarse.

Recorrido del GR-7 por Yegen, Mecina y Golco.

Yégen es conocido internacionalmente gracias al escritor inglés Gerald Brenan. El hispanista se afincó en este pueblo tras recorrer parte de la Alpujarra, e hizo un estudio antropológico y cultural excelente, recogido en su recomendable libro "Al sur de Granada".
Yégen es un lugar en el que se puede disfrutar por sus calles observando su conservada arquitectura popular. Desde el barrio de arriba bajaremos, pasando, debajo de la fuente de los tres caños, por la casa donde vivió Gerald Brenan " por espacio de siete años", como nos indica la placa colocada en su fachada.

En el barrio mas bajo del pueblo cruzaremos por la plaza del ayuntamiento donde se sitúa su Iglesia para llegar a la plaza de la Ermita con su fuente hexagonal en medio. De ella sale un camino entre huertas y olivos que nos llevará al cementerio del pueblo, y desde aquí una pista de tierra nos conducirá a la cortijada de Montenegro.

Paisaje árido, ensombrecedor, roto. Lomas, ramblas y cárcavas se entrecruzan cubriendo todo lo que vemos hacia el sur hasta perderse en el fondo de la Contraviesa. Esta sierra está coronada por el Cerrajón, a sus pies divisamos el pueblo de Jorairátar.

Dejamos por la pista los desvíos que nos encontramos a la izquierda: primero uno más perdido, luego otro que por unos olivos lleva a unos cultivos encima de un cerro, y un tercero que baja junto a un cortijo con su alberca. A continuación cruzaremos el barranco de los Quiebros. Se reconoce porque bajo una higuera tiene unos pequeños bancos de obra. Si nos adentramos un poco en él, beberemos de un hermoso nacimiento: nos encontramos en el Salto del Gitano. La pista pasa por restos de una yesera y nos introduce en Montenegro, una cortijada rodeada de olivos.

El caserío de Montenegro lo componen una Ermita moderna, un cortijo grande sobre un cerro y varios cortijos diseminados, de los que se encuentran habitados dos de ellos: el llamado cortijo Bartolo donde viven dos hermanos ganaderos y otro en el que viven madre anciana e hijo, todos dignos de saborear.

Junto a la acequia, una flecha de indicación nos avisa que tenemos que dejar la pista que traemos y tomar una vereda que sale a la derecha. En este lugar ya se divisan las casas de la población a la que nos dirigimos: Golco. La acequia que en un principio acompaña la vereda nace de la fuente de Montenegro que es un hermoso chorro de agua que emana entre las rocas (aquí nos encontramos terreno calizo). Debajo una alberca almacena sus aguas.

Al salirnos de todo este arbolado que alimenta la fuente, pasamos por los pies del cortijo Miguel, corral con la base de piedra y encima construido de ladrillo y bloques. Tomamos la vereda de abajo que es la que va por el camino del Fresnillo y nos lleva a la vertiente del río Mecina. La loma de enfrente se encuentra cubierta de vegetación y poblada con dos núcleos: El Golco y Mecina Bombarón.
Al llegar al río nos acercamos a la parte alta de la chopera porque allí junto a unas mimbres suele estar el puente. Tras cruzarlo descendemos unos metros para subir enfrente sobre una vereda empedrada al principio, en la que se muestra lo que era esta calzada.

Enseguida salimos a una pista que la dejamos para seguir a la derecha por un camino tradicional: La vereda, que sale junto a unas pitas, pasa por la era de Golco Baja y tras subir por la Cuesta de Golco desemboca en la pista, esta de color grisáceo – azulado al atravesar por una zona de launa.

Antes de llegar a Golco una fuente a cada lado del camino nos aliviará el haber subido desde el río en un Km, 150 mts de desnivel. La fuente baja que está escondida al otro lado del camino, está más sabrosa que la otra hermana que está enfrente a la izquierda.

La plaza de Golco está sombreada por una hermosa catalpa y regida por una de las más antiguas Iglesias de la zona.

El camino que nos une a Mecina Bombarón lo tomamos unos metros antes de esta plaza por un carril cementado. Este lo dejamos a la derecha en su primera curva y seguimos por una vereda repleta de vegetación y refrescada por una acequia hasta adentrarnos en el pueblo de Mecina. Famoso por sus cultivos de habichuelas y sus exquisitas manzanas de invierno.

Recorrido del GR-7 por Yegen, Mecina y Golco.

Yégen es conocido internacionalmente gracias al escritor inglés Gerald Brenan. El hispanista se afincó en este pueblo tras recorrer parte de la Alpujarra, e hizo un estudio antropológico y cultural excelente, recogido en su recomendable libro "Al sur de Granada".
Yégen es un lugar en el que se puede disfrutar por sus calles observando su conservada arquitectura popular. Desde el barrio de arriba bajaremos, pasando, debajo de la fuente de los tres caños, por la casa donde vivió Gerald Brenan " por espacio de siete años", como nos indica la placa colocada en su fachada.

En el barrio mas bajo del pueblo cruzaremos por la plaza del ayuntamiento donde se sitúa su Iglesia para llegar a la plaza de la Ermita con su fuente hexagonal en medio. De ella sale un camino entre huertas y olivos que nos llevará al cementerio del pueblo, y desde aquí una pista de tierra nos conducirá a la cortijada de Montenegro.

Paisaje árido, ensombrecedor, roto. Lomas, ramblas y cárcavas se entrecruzan cubriendo todo lo que vemos hacia el sur hasta perderse en el fondo de la Contraviesa. Esta sierra está coronada por el Cerrajón, a sus pies divisamos el pueblo de Jorairátar.

Dejamos por la pista los desvíos que nos encontramos a la izquierda: primero uno más perdido, luego otro que por unos olivos lleva a unos cultivos encima de un cerro, y un tercero que baja junto a un cortijo con su alberca. A continuación cruzaremos el barranco de los Quiebros. Se reconoce porque bajo una higuera tiene unos pequeños bancos de obra. Si nos adentramos un poco en él, beberemos de un hermoso nacimiento: nos encontramos en el Salto del Gitano. La pista pasa por restos de una yesera y nos introduce en Montenegro, una cortijada rodeada de olivos.

El caserío de Montenegro lo componen una Ermita moderna, un cortijo grande sobre un cerro y varios cortijos diseminados, de los que se encuentran habitados dos de ellos: el llamado cortijo Bartolo donde viven dos hermanos ganaderos y otro en el que viven madre anciana e hijo, todos dignos de saborear.

Junto a la acequia, una flecha de indicación nos avisa que tenemos que dejar la pista que traemos y tomar una vereda que sale a la derecha. En este lugar ya se divisan las casas de la población a la que nos dirigimos: Golco. La acequia que en un principio acompaña la vereda nace de la fuente de Montenegro que es un hermoso chorro de agua que emana entre las rocas (aquí nos encontramos terreno calizo). Debajo una alberca almacena sus aguas.

Al salirnos de todo este arbolado que alimenta la fuente, pasamos por los pies del cortijo Miguel, corral con la base de piedra y encima construido de ladrillo y bloques. Tomamos la vereda de abajo que es la que va por el camino del Fresnillo y nos lleva a la vertiente del río Mecina. La loma de enfrente se encuentra cubierta de vegetación y poblada con dos núcleos: El Golco y Mecina Bombarón.
Al llegar al río nos acercamos a la parte alta de la chopera porque allí junto a unas mimbres suele estar el puente. Tras cruzarlo descendemos unos metros para subir enfrente sobre una vereda empedrada al principio, en la que se muestra lo que era esta calzada.

Enseguida salimos a una pista que la dejamos para seguir a la derecha por un camino tradicional: La vereda, que sale junto a unas pitas, pasa por la era de Golco Baja y tras subir por la Cuesta de Golco desemboca en la pista, esta de color grisáceo – azulado al atravesar por una zona de launa.

Antes de llegar a Golco una fuente a cada lado del camino nos aliviará el haber subido desde el río en un Km, 150 mts de desnivel. La fuente baja que está escondida al otro lado del camino, está más sabrosa que la otra hermana que está enfrente a la izquierda.

La plaza de Golco está sombreada por una hermosa catalpa y regida por una de las más antiguas Iglesias de la zona.

El camino que nos une a Mecina Bombarón lo tomamos unos metros antes de esta plaza por un carril cementado. Este lo dejamos a la derecha en su primera curva y seguimos por una vereda repleta de vegetación y refrescada por una acequia hasta adentrarnos en el pueblo de Mecina. Famoso por sus cultivos de habichuelas y sus exquisitas manzanas de invierno.

Excursiones

Vivir la naturaleza al mismo tiempo que se disfruta practicando los deportes favoritos es muy fácil en la Alpujarra, ya que el turista se encuentra inmerso en el medio natural con el que convive desde el amanecer hasta la puesta de sol.

La altitud de estos parajes, las abundantes masas forestales y las corrientes de agua, proporcionan un clima fresco y agradable que invita, a quienes de ello disfrutan, a realizar excursiones de uno o más días que discurran entre la baja y la alta montaña. La presencia de refugios, albergues y áreas de acampada en la zona y la cercanía entre municipios, permiten realizar excursiones diversas. Una mochila, una gorra y unas buenas botas pueden ser suficientes para disfrutar de una agradable excursión.

Rutas en bicicleta.

Los aficionados a las dos ruedas pueden disfrutar del Parque Natural atravesando los caminos y las pistas que unen los distintos pueblos.

Rutas a caballo.

Antiguamente los caballos, mulos y burros eran el único medio de transporte y carga del que los lugareños podían disponer. Como consecuencia la red de sendas y caminos están totalmente adaptadas al tránsito de estos animales, constituyendo esta zona un paraíso para el disfrute de esta actividad. Recorrer viejas rutas a lomos de un caballo puede suponer, para algunos, revivir costumbres y tradiciones de épocas pasadas.

Para los amantes del riesgo, la zona ofrece gratas sorpresas: laderas escarpadas en las que practicar la escalada y las ascensiones a la Sierra.

Lugares de interés

Recorridos Yegen:

En Yegen podremos gozar de un precioso entorno natural siguiendo el camino a pie de los Molinos que llega al Tajo del Cirio y al Sillón del Moro, “piedra que tiene la forma de un pequeño sillón”, desde donde se toma el camino del Almendral que baja hasta el Peñón del Fuerte, este peñón posee ruinas de un fuerte musulmán que popularmente consta fue habilitado en el interior de la roca. Luego volveremos por el camino del Laerón llegando hasta la fuente pila y después al lavadero “la camellona” entrando por el barrio bajo del pueblo.

*Desde el Barrio bajo podremos seguir el camino a Montenegro pasando por el Salto del Gitano, denominado así por ser un territorio muy abrupto y hasta hace poco prácticamente inaccesible. Actualmente podemos ir en coche o a pie, a la llegada de Montenegro nos desviaremos dirección Golco para ver el fascinante nacimiento de agua que brota espontáneamente del interior de una roca, podremos volver al pueblo por el camino anterior que sería lo más corto o siguiendo la ruta del GR7, que llega hasta Mecina Bombarón, pasando antes por Golco, siendo este un camino más largo, pero de una especial belleza para todos los excursionistas. También podemos hacer una visita volviendo atrás hasta el pequeño rincón llamado Yátor.

Personajes o escritores de interés.

La Alpujarra de la Sierra a lo largo de su historia, fue patria y lugar de acogida de diversos personajes de interés. Yegen es conocido internacionalmente por el escritor inglés
Gerald Brenan, este se afincó en el pueblo tras recorrer parte de la Alpujarra, e hizo un estudio antropológico y cultural riguroso recogido en su brillante obra “Al Sur de Granada”. Mecina Bombarón a su vez fue patria de Abén Aboo, quien durante año y medio reinó en la Alpujarra, de su propiedad fue parte de la cortijada de Montenegro. Defensor a ultranza de una Alpujarra musulmana, sufrió la época final de la sublevación más sangrienta. Pedro Antonio de Alarcón también visito los pueblos de la Alpujarra Granadina, y obsequio con piropos inéditos a Yegen, refiriéndose a este “ como un ramo de flores y olorosas hierbas depositado por un amante en el regazo de la blanca Solair”.

Gerald Brenan y “Al Sur de Granada”

Hispanista británico nacido en Sliema (Malta) en 1894, y fallecido en Alhaurín el Grande, en 1987. Desde 1919 hasta 1936 residió largas temporadas en Andalucía. Al estallar la Guerra Civil española se encontraba en Churriana (Málaga), donde fue testigo directo de excepción de los acontecimientos ocurridos en la provincia. El escritor vivió varios años entre 1920 y 1934 en el pueblo alpujarreño de Yegen, en busca de sí mismo, arrebatado por la sencilla espontaneidad de las gentes, los ruidos, el trajín, las creencias y costumbres de tipo folklórico, todo lo anota minuciosamente y lo contrasta dando como resultado en 1951, su obra “Al Sur de Granada”. Un libro curioso en el cual admiramos tanto el primor con que están descritos los tipos y sus maneras, estamos ante una valiosa monografía antropológica servida en un lenguaje transido de emociones. Gracias a este libro Yegen ha difundido su cultura en diversos documentales como “La mirada de Brenan”, rodado en su mayor parte en el pueblo o mediante el largometraje de Fernando Colomo “Al Sur de Granada” que revive los años que Brenan pasó en nuestra localidad.

Largometraje Al Sur de Granada

Brenan también fue seguidor de la causa republicana, en 1943 publicó la obra titulada “El laberinto español” antecedentes sociales y políticos de la guerra civil. En 1950 publica “La faz actual de España”, en la que se prolonga el análisis iniciado en la obra anterior. También fue autor de “La literatura del pueblo español”, y posteriormente publico su “Memoria Personal 1920-1975” en la que recoge una serie de vivencias personales durante esos años.

Abén Aboo

Diego López Abén Aboo fue un noble morisco español, nacido en fecha desconocida en Medina de Bombarón. Este histórico personaje, odiado por sus enemigos y por no pocos de sus propios amigos, fue uno de los principales caudillos moriscos alzados en las Alpujarras a finales de 1568. Sucedió al frente de la revuelta a su primo hermano Aben Humeya, tras haberlo traicionado para sucederle como rey de la sublevación morisca. Fue coronado rey con el ceremonial que se coronaban los reyes andaluces y lo llamaron Abdalá Abenabó, rey de los andaluces. Se movió entre Orgiva y Mecina Bombarón, donde tenía su sede.

La guerra estuvo localizada en La Alpujarra, donde recibió la obediencia de todas las familias moriscas, así fue bien visto, respetado, obedecido y temido como rey. Su trágico final le da un aspecto aún mas heroico, ya que antepuso la fidelidad a sus creencias “a todas las mercedes que el rey Felipe le pudiera hacer”. Abén Aboo conocido por “el Reyecillo” fue finalmente asesinado en 1571 en unas cuevas entre Mecina Bombarón y Bérchules.

Pedro Antonio de Alarcón
Novelista español nacido en Guadix (Granada) en 1833 y murió en Valdemoro (Madrid) en 1891. Entregado al periodismo dirigió “El eco de Occidente” y establecido en Madrid fue responsable de “El látigo”, revista satírica y anticlerical, en Madrid formó parte del grupo de escritores románticos. Como dramaturgo fue muy aplaudido por el público en su obra “El hijo pródigo”, pero no demasiado aceptado por la crítica, al igual que le ocurrió con sus poesías satíricas y humorísticas. El éxito le llego finalmente con sus crónicas de viajes, empezando por “el Diario de un testigo de la guerra de África”, o el relato de la “Guerra en Marruecos” de 1859-1860, y siguiendo su estilo publicó otras dos obras más “De Madrid a Nápoles” (1861) y “la Alpujarra” en 1873.

En ésta última relata su paso por esta comarca, y al parecer se da la circunstancia de que se alojó en la misma casa que Gerald Brenan durante una noche. De su paso por Yegen recoge algunas impresiones del pueblo: “Yegen está sumamente elevado en las andamiadas de la Sierra; pero tan defendido de los vientos del Norte, y tan a merced del Sol y del ambiente de África, que en él encontramos, entre brillantes chorros de nieve derretida que bajan de las vecinas cumbres, granados en flor, opulentos olivos y hasta naranjos llenos de fruto.” Además distingue a Yegen con piropos que no tiene para otros pueblos vecinos, así en una ocasión lo consideró: “chico y verde como un oasis” y más adelante hace referencia a él como: “el diminuto y frondoso Yegen”.

Prosiguió con su redacción de novelas que fueron muy apreciadas en general, como es el caso de “El sombrero de tres picos” y “El escándalo”. Otras obras suyas son “El capitán veneno” y “La pródiga” de escaso éxito, este fracaso lo llevo finalmente a publicar un libro autobiográfico con el que la crítica fue más tolerante.

Últimas opiniones

Opinión sobre Casa Mamica Rosario de Javichin Enciso

"La casa bueno¡"

3
Opinado el
Casa bien equipada, entorno inigualable, para encontrar la casa si no la conoces es complicado y si vas en invierno llevate un abrigo pasas mucho... Ver opinión completa
Opinión sobre Casa Mamica Rosario de Guillermo Riverola Cobo

"Espectacular"

4
Opinado el
Una casa muy bonita y tranquila, en una zona de la ciudad donde no hay problemas y se puede llegar fácil a los lugares de interés, buen trato... Ver opinión completa
Ver todas las opiniones (2)
Entrada Salida
Ver precios

Contactar con Casa Mamica Rosario

Mensaje ya enviado :) El propietario contactará contigo en breve.

¿Te gusta EscapadaRural?

Revisa los errores en rojo

Tu último e-mail de contacto:

 

Quiero volver a usar este texto
El propietario
del alojamiento

Actualizó el calendario hace 4 días

Ver teléfono