Casas rurales en Camprodon

Camprodon

Nº de plazas

Búsqueda libre (pueblos, comarcas, zonas...)

Entrada Salida

Precio medio aprox.

Tipo de alquiler

  • Otras características
  • Seleccionadas otras 0
    características Modificar
    Seleccionada otra característica Modificar

11 Casas rurales en Camprodon

Ver en un mapa
Más relevantes primero

Casa Etxalde

Camprodon
Integro o habitaciones
1 - 16 personas
6 dormitorios
10 camas
43 
pers. noche
aprox

La Casa Etxalde es un caserón de piedra de cuatro pisos, en el valle pirenaico de Rocabruna (Camprodón) En las dos plant...

Mas Fel

Camprodon
4 opiniones
Alquiler íntegro
4 - 22 personas
10 dormitorios
17 camas
19 
pers. noche
aprox

Mas Fel es una preciosa casa de piedra en plena naturaleza, a 5 minutos de Camprodón. Está compuesta de 10 habitacione...

Ca l'Avet

Camprodon
14 opiniones
Alquiler íntegro
1 - 16 personas
4 dormitorios
12 camas
28 
pers. noche
aprox

Casa - Chalet Ca l'Avet en Font Rubí - Camprodon (Girona) Camprodon es una población de 2.359 habitantes (en 2.014) del...

Casa rural Can Soler y Can Simonet de Rocabruna

Camprodon
11 opiniones
Alquiler íntegro
2 - 24 personas
9 dormitorios
20 camas
27 
pers. noche
aprox

Les Gasoveres

Camprodon
Alquiler íntegro
8 - 11 personas
6 dormitorios
9 camas
22 
pers. noche
aprox

Mas Tubert

Camprodon
Alquiler íntegro
2 - 15 personas
7 dormitorios
8 camas
85 
pers. noche
aprox

Mas Molladar

Camprodon
7 opiniones
Por habitaciones
2 - 15 personas
5 dormitorios
10 camas
52 
pers. noche
aprox

Aparthotel Els Ocells

Camprodon
1 opinión
Alquiler íntegro
2 - 8 personas
8 dormitorios
34 camas
28 
pers. noche
aprox

Can Peric

Camprodon
3 opiniones
Por habitaciones
2 - 20 personas
7 dormitorios
12 camas
36 
pers. noche
aprox

El Mariner - La Casanova

Camprodon
Alquiler íntegro
2 - 8 personas
4 dormitorios
6 camas
32 
pers. noche
aprox

Can Simonet

Camprodon
Alquiler íntegro
2 - 16 personas
3 dormitorios
14 camas
27 
pers. noche
aprox

Camprodón, la magia del Pirineo

En pleno Pirineo oriental catalán, encontramos Camprodon (Girona). El origen medieval de su arquitectura, bien conservada, y su entorno natural convierten a esta villa de la comarca del Ripollés en un lugar magnífico para desconectar en una escapada rural.

¿Qué hacer en Camprodon?

Camprodon tiene una tradición turística de más de un siglo gracias a los monumentos que alberga. Te presentamos los imprescindibles para que no pierdas detalle en tu próxima escapada rural:

Monasterio de San Pere de Camprodon. Este monasterio románico del siglo X ocupa la parte más alta de la villa. Es destacable el hecho de que en sus orígenes se concibió en forma de cruz griega, pero, tras alargar una de sus naves, la cruz pasó a ser latina. También, su campanario de dos plantas cuadradas y los restos de las tumbas de algunos de los antiguos abades. Para visitarlo debe concertarse cita previa.

Iglesia de Santa Maria de Camprodon. Este templo del siglo XV llama la atención por sus grandes dimensiones, su ábside angular con dos altares laterales y la capilla de los Dolors que se construyó adosada a él. En su interior alberga una interesante colección de orfebrería religiosa (siglos XV al XX).

Paseo de la Font Nova. Fue remodelado a finales del siglo XIX, pero aún conserva unas variadas y singulares construcciones, en las que destacan los perfiles metálicos neorománicos. Allí, podremos ver edificios de conocidos arquitectos, como Can Pomar, obra de Joan Vilaseca (diseñador del Arco del Triunfo de Barcelona).

Paseo Maristany. Se trata de una reproducción del paseo de Gracia de Barcelona (en estilos y dimensiones). Sus mansiones y torres datan de principios del siglo XX y se dice que es uno de los paseos más bonitos de Cataluña.

Pont Nou de Camprodon. Este puente del siglo XII cruza el río Ter y era el lugar de paso en la ruta hacia la Cerdanya. 
Ayuntamiento. Este singular edificio es de gran interés, tanto que el Pueblo Español de Barcelona cuenta con una reproducción de su fachada, un gran ejemplo del gótico civil catalán.

La naturaleza en el valle de Camprodon

Gracias a sus diferentes niveles y climas, la riqueza natural del valle de Camprodon es de una gran belleza y, además, propone varias opciones para practicar deportes de montaña, como el  senderismo a través de los bosques; la escalada a los picos de Bastiments (2.881 metros) y Gra de Fajol (2.714 metros); o el esquí en la estación de Valter 2000. 

Algunas de las rutas más recomendables por el valle de Camprodon son las siguientes:

  • Beget y Rocabruna por caminos de contrabandistas (13 km, 4 horas, dificultad media). Este paseo circular nos llevará por ríos, lagos y cascadas a través de los bosques de la Alta Garrotxa. Y visitaremos el pintoresco pueblo de Beget y el castillo de Rocabruna.
  • Gra de Fajol (2.714 m) por el espolón NE (6 km, 5 horas, dificultad alta). Se trata de una ruta ideal para iniciarse en el mundo de la escalada siempre y cuando se vaya con un guía experimentado. La ascensión bien merece la pena para contemplar las vistas del Ter desembocando en el Mediterráneo y las playas de Pals y del Estartit. 
  • La fuente de las Dous por los llanos de Espinalba y de Abella (11 km, 4 horas, dificultad media). Esta ruta circular de media montaña nos descubrirá la parte más bonita del paisaje del valle y nos ofrecerá grandes panorámicas desde la Roca (en lo alto de un espectacular peñasco).

La pueblos más bonitos cerca de Camprodon

En vuestra escapada rural no pueden faltar algunos de los pueblos con más encanto de Cataluña, situados en el valle de Camprodon:
Beget y Rocabruna. Estos dos pequeños pueblos pertenecen al municipio de Camprodon y son de un encanto sin igual. Cabe destacar que su difícil acceso hace que no aparezcan en las típicas listas de pueblos bonitos y que mantengan intactos sus atractivos. A 541 metros de altitud, ofrecen una pintoresca postal de casas de piedra escalonadas y puentes sobre el río. Allí, encontramos también el templo romántico de Sant Cristòfol de Beget (siglo X), uno de los más bonitos de la zona, y los restos del castillo de Rocabruna (siglo X).

Sant Pau de Segúries. Este pueblo alberga el santuario del Remei (siglo XIX), su distinguido estilo y su entorno misterioso nos hacen transportarnos a un cuento de hadas. La vía y el acueducto romanos, perfectamente conservados, también son de gran interés. 

Molló. Este municipio típico de alta montaña conserva un encanto urbano de casas y calles de piedras que contrastan con la explosión de colores de su entorno natural. Existen dos senderos, Pas de la Retirada y el Coll d’Ares, que nos harán conectar con el lado más  transpirenaico de la región.  

Vilallonga de Ter. Vale la pena visitar este bonito pueblo por la ermita del Catllar (siglo XI), situada a 1.165 metros de altitud. 
Setcases. El paseo por sus empinadas calles de piedra con sus casas de arquitectura montañesa es sobrecogedor. Allí, también nos encantará el minucioso altar dorado de la iglesia de Sant Miquel, de estilo barroco y que contrasta completamente con las paredes de piedra del templo.

¿Qué comer en Camprodon? 

La zona del valle de Camprodon ofrece una excelente gastronomía elaborada con frutos de la tierra. Sus fogones aúnan lo mejor de la tradición y la innovación.

Entre sus productos destacan la patata, con una larga tradición de conreo; las carnes de pato, cordero y yegua; y los embutidos y quesos elaborados de manera artesanal. 

Algunos de los platos estrella son la cazuela de caracoles, el pato con peras o las espalditas de cordero al horno. Y en el apartado de los postres, nos quedamos con las mieles, las mermeladas y las galletas de estilo tradicional.