Mapa
Entrada - Salida

Personas:

Busca por:

Precio medio:

De a
persona / noche

Tipo de alquiler:

Recomendados:

Características más usadas:

Ubicación:

Acondicionamiento:

Servicios:

1 Casas rurales en Orbaneja del Castillo

Tenemos otros alojamientos en un radio de 25Km

60 Alojamientos cerca de Orbaneja del Castillo

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6

1 - 10 de 60 alojamientos rurales

Descubrimos la magia de Orbaneja del Castillo en una escapada rural

Orbaneja del Castillo es, a todas luces, un pueblo de cuento. Ubicado en la provincia de Burgos, en medio del espectacular Cañón del Ebro, este pequeño pueblo burgalés llama la atención a primer golpe de vista, tanto por su arquitectura como por la salvaje naturaleza que lo rodea. Sin embargo, lo más impresionante viene cuando te adentras en él a través de sus empinadas calles, arropadas por el murmullo incesante del agua que atraviesa la localidad. 

La orografía escarpada y salvaje del Cañón del Ebro ha obligado la singular disposición de las casas de Orbaneja del Castillo; cuyas construcciones desafían la gravedad casi “colgadas” de la tierra, como pequeñas cabras montesas de piedra y ladrillo. 

Déjate seducir por los susurros del pueblo 

Una de las principales peculiaridades de Orbaneja del Castillo, situada en el Valle de Sedano y declarada Conjunto Histórico Artístico, es el riachuelo que cruza toda la población hasta unirse con el río Ebro. 

De hecho, este pequeño arroyo que atraviesa el pueblo se encauza bajo las casas, rozando insistentemente sus fachadas, hasta formar un salto de agua que atrae el foco de todas las miradas. Esta pequeña cascada rural se ha convertido en el rincón más fotografiado de Orbajeda del Castillo, aunque en el pueblo y, por supuesto por la zona, hay muchas más cascadas.
 
En verano, la afluencia del pueblo es tal, que duplica su población. Sin embargo, los inviernos son calmados y con poco más de 50 habitantes; con lo que es buena idea escaparse para conocer la auténtica esencia de Orbajeda. 

Las aguas subterráneas, que llegan desde Bricia, tienen su salida natural por la Cueva del Agua, que se depositan sobre los musgos del lecho del riachuelo. Esta particularidad ha creado un microclima en el que conviven animales como la trucha, el martín pescador y la garza real, entre otros. 

El pueblo que sólo tenía un castillo en el nombre 

Lo más curioso de esta población fronteriza entre Burgos y Cantabria es que, a pesar de lo que su nombre indica, no tiene castillo alguno. Se cree que, muy posiblemente, lo tuvo en algún momento de su historia, aunque actualmente sólo haya conservado el nombre, a modo de curiosidad. 

También llama la atención que esté colgado entre rocas de caliza erosionadas por el viento y el agua, lo que los geólogos llaman una zona kárstica, rodeado de cuevas y grutas secretas. 

Las características propias del terreno en el que se forjó Orbaneja del Castillo le han permitido seguir con la tradicional arquitectura de montaña típica del territorio cántabro. Las casas son de evidente traza montañesa, como no podía ser de otro modo dada la proximidad geográfica de Cantabria, y están tan apiñadas que parece que los balcones estén suspendidos en el aire. 

En sus orígenes, las construcciones circulares o cuadradas de piedra servían como graneros y refugios del clima de la región. Sin embargo, con el tiempo fueron cambiando de funciones, con lo que han quedado edificios de especial interés como la Casa de los Canes, la Casa de los Pobres, antiguo hospital que databa del siglo XV, y la Casa Fuerte, cuya titularidad histórica se le atribuye a los marqueses de Aguilar.

Humeantes sabores de la tierra para todos los gustos 

Dentro de la gastronomía burgalesa destacan productos y platos típicos que ningún viajero puede perderse. Destacamos especialmente la morcilla de Burgos, el lechazo asado, la sopa castellana o el queso de burgos. Antes de pedir, hay que tener en cuenta que en esta región las raciones son generosas y la comida casera. 

Un plato humeante sumerge al viajero en el ambiente hogareño; los platos, en invierno y en verano, combinan los productos de la tierra con sus famosas carnes. Las croquetas tradicionales, los pucheros de alubias pintas, la sopa de ajo, los espárragos, pero, sobre todo, las carnes a la piedra como el chuletón o el cordero en salsa son algunos de sus imprescindibles.

Así mismo, nada como regar la comida con un buen vino con denominación de origen. De hecho, ningún viajero que se acerque a Burgos debe abandonar la provincia sin probar alguno de los magníficos vinos de los que es productor; como el D.O Ribera del Duero o el D.O Arlanza, entre otros. 

Un paraíso entre cuevas naturales y deportes de aventura

Pero no todo va a ser pasear, comer y hacer fotos embelesados con el paisaje. Orbaneja del Castillo también tiene propuestas para los más movidos y aventureros. 

En la zona cohabitan numerosas empresas donde podrás obtener información, guías o materiales para practicar BTT, buceo, canoas, barranquismo, escalada, geocaching, paseos a caballo, excursiones en quad y un largo etcétera de actividades de aventura para todo tipo de gustos y edades. 

Sin duda alguna, una manera distinta de conocer la zona. Aunque, incluso de esta manera, lo mejor seguirá siendo el espectacular paisaje y naturaleza que envuelve el pueblo como un manto verde. 

Si dudas entre las distintas actividades que ofrece la zona, te recomendamos que optes por el senderismo y las excursiones que te acercan a las distintas cuevas naturales de la región. En especial, te recomendamos que visites la cueva del Azar y sus pinturas rupestres, declarada Bien de Interés Cultural. Tampoco tiene desperdicio la cueva del Niésparo, que está a 90 metros sobre el cauce fluvial del Ebro y tiene un gran valor para poder analizar la fauna y la historia de la zona.

Antes de aventurarse en Orbaneja del Castillo hay que tener en cuenta la climatología burgalesa; fría y con grandes oscilaciones en verano e invierno por definición. Por eso, durante el invierno es muy común que se vean algunos días capas de nieve y temperaturas bajo cero por las noches. 

Y, en verano, aunque de día debamos protegernos del sol e ir en manga corta, se recomienda llevar manga larga para las noches. Pero afortunadamente la zona dispone de varios alojamientos rurales donde podrás resguardarte del frío en invierno y del bochorno de las horas más pesadas en verano. 


Las preguntas más frecuentes sobre el turismo rural en Orbaneja del Castillo

💯 ¿Cuáles son los lugares más destacados en Orbaneja del Castillo?

En Orbaneja del Castillo puedes visitar estos lugares y sitios de interés:

💰 ¿Qué precio suele tener una casa rural en Orbaneja del Castillo?

El precio es muy variable según la zona, tipo de casa o fechas en las que viajes. Si generalizamos podemos decir que las casas en Orbaneja del Castillo suelen tener un precio medio de 24 euros por persona y noche. No obstante si tienes en cuenta todo el entorno es posible encontrar casas más económicas y también casas de lujo.