Mapa
Entrada - Salida

Personas:

Busca por:

Precio medio:

De a
persona / noche

Tipo de alquiler:

Recomendados:

Características más usadas:

Ubicación:

Acondicionamiento:

Servicios:

126 Alojamientos en Osona

Más relevantes primero
  • Calendario actualizado
  • Mejor valoradas
  • Más opiniones

1 - 20 de 126 alojamientos rurales

¡Descubre lo mejor de Osona en una escapada rural de diez!

La Comarca de Osona nos brinda un paisaje lleno de encanto, con bosques frondosos, montañas y prados que mutan sus colores según la estación. Sin embargo, Osona no se puede entender sin los hermosos pueblos que le dan vida. 

Pueblos de piedra y madera, llenos de historia, puentes milenarios, castillos, museos, ferias, fuentes y plazuelas. Con gentes tímidas pero solícitas y sonrientes. Osona es una comarca para descubrir, llena de secretos y experiencias que es mejor vivir que escuchar en boca de otros. 

En este artículo te recomendamos algunos de sus pueblos más recomendables para hacer una escapada rural y descubrir lo mejor de la región.

Alpens, paraíso entre riachuelos y figuras de hierro fundido 

Alpens es una pequeña población donde el arte de la forja se conserva vivo y continua presente en la vida de los aledaños. Paseando por las callejuelas de su casco antiguo, podrás maravillarte con auténticas obras de arte de forja como aldabas, fanales, barandillas o rejas artísticas, entre otros. 

La tradición de la forja es tan antigua y está tan arraigada que ya se ha convertido en un símbolo de identidad del municipio. De hecho, su arraigo es tal que incluso se organiza la Trobada Internacional de Forjadors, un acto bienal que se celebra el penúltimo domingo de mayo. 

A las afueras de Alpens encontrarás una gran pared de roca en erosión popularmente llamada Rocadepena. Esta roca, que con la erosión ha formado un forma escultural muy curiosa, ha alimentado leyendas y supersticiones durante años. 

Todavía hoy, se dice que quién pase una noche entera cerca de la pared Rocadepena, podrá escuchar los gemidos y lamentos de las almas del pueblo, a un lado de la pared los que se ríen y, en el otro, los que lloran. 

Leyendas aparte, Alpens es un coqueto pueblo de casas de piedra arropado por una frondosa vegetación de robles, pinos y encinas. Paseando por la zona encontrarás sonoros riachuelos, piscinas y pozas de agua natural y múltiples rutas de senderismo.

Viladrau, tierra de bandoleros y rutas de senderismo 

Si existe un pueblo de Osona con una amplia oferta de turismo rural para toda la familia, este es Viladrau. Se trata de una tierra de naturaleza, con mucha cultura gastronómica y vinícola. Te recomendamos que, tras pateártela de arriba a abajo, te sientes en algún restaurante de la zona y pruebes algunos platos como los canelones o la escudella catalana acompañado de un buen vino de la zona. 

Su casco antiguo está lleno de callejuelas pequeñas y estrechas que se arremolinan en torno a las plazuelas. Entre ellas, encontrarás la antigua iglesia parroquial de Sant Martí, que vale la pena visitar. Tampoco tiene desperdicio la Sala, una casa de campo fortificada con muralla y con una torre medieval del siglo XI. Como particularidad, esta fue la casa natal del bandolero Serrallonga, muy conocido en la zona. 

Serrallonga fue un bandolero legendario de la zona, una especie de Robin Hood catalán, en una época en que la lucha para sobrevivir era la principal preocupación de un pueblo afamado y esclavizado. Una de las pocas salidas para salir de la pobreza y sobrevivir de la gente era el bandolerismo. 

Pero en Viladrau hay mucho más que buena mesa. En especial te recomendamos que te atrevas con alguna de las rutas de senderismo que ofrece la zona como la ruta del Molí de la Llavina, de tan sólo 30 minutos; la ruta del Castillo de Monclús, también muy asequible para todos los niveles; o, la más larga y completa de todas, la ruta de casas de campo, ermitas y el hostal de la Glòria, un paseo de un poco más de dos horas llena de fuentes, viejas casonas y paisajes llenos de encanto. 

Si todo esto te sabe a poco, puedes emprender el ascenso al Matagalls, en castellano “mata gallos”. Te garantizamos que esta ruta te dejará exhausto y con un recuerdo paisajístico único. 

Vidrà, un oasis entre pastos verdes y embutidos de primera calidad

Entre pastos verdes y bosques que se arremolinan en las montañas colindantes, Vidrà aparece ante nuestros ojos como un pueblecito alpino idílico. De hecho, su belleza es tal que tal ha sido declarado Espacio de Interés Natura. 

Si te gusta el senderismo te recomendamos que subas a las cumbres cercanas al pueblo para contemplar algunos elementos de gran belleza como la bahía de Roses, la Plana de Vic-Montseny, el Pedraforca, y las cordilleras del Cadí y del Canigó. Además, los senderos de la zona están rodeados de espectaculares hayedos y robledales. En el camino también encontrarás varias fuentes, saltos de agua y árboles monumentales.

Pero, naturaleza a parte, el pueblo tiene mucho más que ofrecer. En especial vale la pena visitar las ruinas del castillo de Milany; la iglesia de Santa Margarita de Cabagès, de estilo románico y restaurada en 1978; la iglesia de Sant Bartomeu de Covildases, también de origen románico; y, por último la masía del Caballero, del siglo XVIII. 

Puedes recorrerlo caminando sin problemas, pero si prefieres las visitas guiadas el pueblo ofrece algunos packs para conocer el mundo de los pastores, las ovejas, la ganadería y la elaboración de embutidos. De hecho, el principal encanto de esta pequeña localidad 100% rural es, precisamente, una larga tradición gastronómica elaborada con productos artesanales. Así pues, no puedes pasar por Vidrà sin saborear un pan con tomate acompañado de algunos embutidos típicos de la zona. 

Sant Julià de Vilatorta, un museo en medio de los bosques 

La zona rural de Osona ofrece mucha naturaleza, gastronomía, rutas de senderismo y un largo etcétera de actividades para realizar al aire libre. Sin embargo, también nos brinda una amplia oferta cultural entre la que destaca la villa de Sant Julià de Vilatorta, un auténtico museo al aire libre donde encontrarás esencias modernistas en cada esquina. 

Te recomendamos que aparques el coche y descubras esta preciosa ciudad andando. En especial, no puedes perderte el Casal Núria, Ca la Manyana o precioso Parque de las Set Fonts, todas ellas obras de Miquel Pallàs. Tampoco tienen desperdicio el colegio del Roser, de arquitectura modernista o la antigua escuela agrícola para niños huérfanos, entre otros. La mejor manera de descubrir el pueblo es, precisamente, explorándolo sin prisa y saborear la belleza de cada calle. 

Y, como no podía ser de otra manera, en la zona no encontrarás hoteles o grandes complejos turísticos, pues la región se sustenta cuidando un turismo rural de calidad, muy segmentado y respetuoso con el entorno. Así pues, en la zona encontrarás una amplia oferta de alojamientos rurales donde dispondrás de todas las comodidades de los grandes hoteles en coquetos alojamientos de arquitectura típica.


Las preguntas más frecuentes sobre el turismo rural en Osona

💯 ¿Cuáles son los lugares más destacados en Osona?

En Osona puedes visitar estos lugares y sitios de interés:

🏡 ¿Cuáles son los tipos de casa más buscados en Osona?

Los viajeros suelen buscar casas con determinadas características, estos son los requerimientos más solicitados a la hora de buscar una casa en Osona:

🤩 ¿Cuáles son los 5 pueblos más buscados en Osona?

Los visitantes de Osona suelen preferir estos pueblos destacados para la práctica de turismo rural:

💰 ¿Qué precio suele tener una casa rural en Osona?

El precio es muy variable según la zona, tipo de casa o fechas en las que viajes. Si generalizamos podemos decir que las casas en Osona suelen tener un precio medio variable por persona y noche. No obstante si tienes en cuenta todo el entorno es posible encontrar casas más económicas y también casas de lujo.