Marialva. Por Paulo Chaves

A menos de dos horas de Salamanca y tres de Madrid, al otro lado de la frontera, están las Aldeas Históricas de Portugal. 12 pueblos de estructura medieval que se han conservado en el tiempo y donde las prisas no existen.

Son Almeida, Belmonte, Castelo Mendo, Castelo Novo, Castelo Rodrigo, Idanha-a-Velha, Linhares da Beira, Marialva, Monsanto, Piódão, Sortelha y Trancoso. Entre ellas hay pocos kilómetros de distancia, por lo que se pueden recorrer durante un fin de semana, o unas mini vacaciones.

En su interior descubrirás que el pasado y el presente se entremezclan. Sus castillos, repletos de leyendas, dan fe de la historia del lugar, de las batallas en las que españoles y portugueses se disputaban las fronteras. Hoy, en ambos lados de La Raya está la gente ibérica, con tradiciones y costumbres comunes.

Para románticos, aventureros y amantes de la historia

Castelo Mendo. Por Paulo Chaves

Hay aldeas para todos los gustos. En Sortelha, los románticos podrán visitar las piedras del beso eterno, dos rocas que parecen estar besándose y que, según la leyenda, guardan la historia de un amor prohibido.

En Castelo Mendo también hay una historia digna de Romeo y Julieta. En esta aldea hay otras dos piedras –una con rostro femenino y otra masculino– condenadas a mirarse eternamente, pero sin tocarse.

A los amantes de la historia les fascinarán los imponentes castillos de Trancoso, Marialva y Castelo Rodrigo; la fortaleza de Almeida, que defendió a los portugueses de las invasiones francesas; y la estación arqueológica de Idanha-a-Velha, una de las mayores del país.

Belmonte guarda el legado que dejó una de las mayores comunidades judaicas que pasó por la Península ibérica; Piódão, conocida como la “Aldea Belén” portuguesa, llama la atención por sus pequeñas casas de esquisto; y en Castelo Novo descubrimos una aldea granítica.

Llamando a los aventureros

Almeida

Almeida. Por Peek Creative Collective

Para los más atrevidos, existe una forma de conocer todas las aldeas, en un viaje donde predominan la emoción y la aventura: la Gran Ruta 22 (GR 22 – Gran Ruta de las Aldeas Históricas). 600 km de itinerario que se pueden realizar en bicicleta o a pie y que cuenta con hasta 12 etapas.

La ruta parte de Sortelha y sigue por Castelo Mendo, Almeida, Castelo Rodrigo, Marialva, Trancoso, Linhares de Beira, Piódão, Castelo Novo, Idanha-a-Velha, Monsanto hasta Belmonte.

De 14 a 22 de septiembre de 2019, las Aldeas Históricas de Portugal invitan a los más aventureros a descubrir en bicicleta los castillos, fortalezas y aldeas que componen este magnífico territorio.

Un viaje al pasado en las Aldeas Históricas de Portugal

Castelo Mendo. Por Paulo Chaves

De junio a septiembre, las Aldeas Históricas de Portugal reciben el ciclo 12 em Rede – Aldeias em Festa (12 en Red – Aldeas en Fiesta): doce eventos que dan vida a las leyendas y los mitos de las Aldeas Históricas de Portugal a través de la animaciones en la calle, visitas teatrales, talleres, música y mucha fiesta.

Teniendo como escenario los paisajes de las Aldeas Históricas de Portugal, y con una temática acorde a cada aldea, las fiestas celebran las tradiciones, cultura, gastronomía, artesanía y la historia que se conserva de cada una de ellas.

Del 6 al 8 de septiembre la fiesta es en la Aldea Histórica de Castelo Rodrigo, bajo el tema “Cristóvão Moura – Herói ou Vilão” (Cristóbal de Moura – Héroe o villano); y el 27 en la Aldea Histórica de Castelo Mendo, con el lema “Menda e o Monstro” (Menda y el monstruo).

El ciclo 12 en red – Aldeas en fiesta termina en diciembre: después de Castelo Mendo, la fiesta sigue para Trancoso, de 11 a 13 de octubre; Idanha-a-Velha, de 1 a 3 de noviembre; Monsanto, de 8 a 10 de noviembre; Almeida, en los días 29 y 30 de Noviembre; y Belmonte, de 27 a 30 de diciembre.

Las Aldeas Históricas de Portugal son un destino irresistible que resalta por mil razones, siendo una de ellas su distinción como Biosphere Destination. Son el primer destino en red en todo el mundo, y el primer destino nacional en recibir esta certificación, que demuestra el compromiso de este território con la sostenibilidad y la preservación de la naturaleza.

Casas rurales en el Centro de Portugal

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios