Santa María de La Piscina. Por GFreihalter

Son parte del paisaje, tanto como de la historia. Las ermitas se multiplican a lo largo y ancho de la geografía española. Suelen encontrarse en lugares recónditos donde se respira cierto misticismo, suelen estar en contacto directo con la naturaleza y muchas guardan misterios y leyendas que se remontan a los mismos orígenes de su construcción. Estas cinco ermitas espectaculares sólo son un breve resumen de todas aquellas que forman parte de un rico patrimonio monumental.

Ermita de Santa Margarida (La Garrotxa, Girona)

Por Santi Rodríguez

Llegar a esta bella ermita supone una de las mejores excursiones que se pueden hacer en la Garrotxa, muy especialmente en otoño. Sin duda, ocupa una de las ubicaciones más singulares que se podían haber escogido: en el interior del cráter de un volcán. Ni la imaginación de Julio Verne habría dado con una mejor.

La ermita de Santa Margarida fue originalmente de estilo románico, pero fue destruida por los movimientos sísmicos que se produjeron entre los años 1427 y 1428. Eso sí, ya no hay de qué preocuparse. La última vez que el volcán despertó fue hace 11.000 años (año más, año menos). Desde entonces, ha habido tiempo para que la vegetación casi oculte que estamos en un volcán con un cráter de 2.000 m de diámetro.

Lo que se ve hoy es un templo sencillo de una sola nave que, según la tradición, se consagró cuando se halló una imagen de la Virgen en el mismo cráter. Y, aunque la primera noticia histórica es de principios del siglo XV, todo parece apuntar a que la construcción original es de finales del S. XII.

La excursión a la ermita es sencilla y se puede disfrutar en familia. El cráter y la ermita de Santa Margarida forman parte de un sendero más amplio con el que conocer mejor el Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa que llega a la Fageda d’en Jordà y al volcán Croscat.

Cueva-ermita de San Bernabé (Merindad de Sotoscuevas, Burgos)

Por Noradoa

Se puede decir que ésta es una ermita troglodita. Está construida aprovechando la entrada a una de las 18 cuevas que forman el complejo kárstico del Monumento Natural Ojo Guareña, el más grande de España y uno de los diez más destacados del mundo. Con el paso de los siglos el agua fue disolviendo la caliza hasta formar las cuevas y el espacio usado para la ermita.

Primero fue dedicada a San Tirso y posteriormente a San Bernabé, y si es espectacular por fuera, no lo es menos por dentro. Presenta un conjunto pictórico único: la bóveda natural de la ermita está cubierta de pinturas que narran los martirios de San Tirso, realizadas en los siglos XVIII. Se programan visitas guiadas imprescindibles para conocer toda la historia. El recorrido es fácil y está acondicionado con una pasarela de madera. Eso sí, ¡dentro hace unos cuantos grados menos que en el exterior!

Desde la zona de aparcamiento, parte la popular ruta senderista de El ventanón, llamada así en referencia al puente natural que se asoma al valle del Guareña. Se trata de una ruta circular de aproximadamente de 10 kilómetros. Una forma estupenda de completar la visita al complejo kárstico.

Santa María de la Piscina (San Vicente de la Sonsierra, La Rioja)

Por GFreihalter

No hay que dejarse confundir por el nombre, que aquí no hay ninguna piscina, ni siquiera alberca, ni ningún otro lugar que sea apto para el baño. Lo que sí nos encontramos es con una de las ermitas más bellas y mejor conservadas de La Rioja. Además, su ubicación sobre una loma rodeada de viñedos le otorga una vistas privilegiadas a la sierra de Cantabria, la llanura del Ebro y el monte Toloño.

Lo del nombre tiene más relación con la leyenda que explica el origen de la ermita: parece ser que el infante don Ramiro Sánchez, yerno del mismísimo Cid Campeador, participó en la Primera Cruzada entrando en Jerusalén por la puerta de la piscina probática. Por ello, dejó escrito que a su muerte se construyera aquí la ermita en recuerdo a la hazaña.

Es la única ermita románica que se mantiene original. Todos los elementos son del S.XII, a excepción del escudo colocado en la portada sur siglos más tarde. ¡Así que es ideal para estudiar la arquitectura del Románico! Además, su acceso es la mar de cómodo. Sólo hay que seguir una pequeña vía sin asfaltar que sale directamente desde la carretera. Muy cerca está el interesante sendero “Dolmenes y ermitas”, que permite disfrutar de La Rioja desde una perspectiva diferente.

Ermita de Las Fuentes (San Juan del Olmo, Ávila)

Por Ulaque

Desde la ciudad amurallada de Ávila, dejando atrás el pequeño municipio de Muñana, se asciende por una estrecha carretera al Puerto de las fuentes. Poco antes de llegar a la cima, aparece la ermita consagrada a la Virgen de Las Fuentes. El ábside da al asfalto, no así su fachada principal, que mira a la orilla del río Almar.

La ermita se ubica junto a las fuentes que son origen del afluente del Tormes. Y es que según la tradición fue aquí donde se apareció la Virgen. Lo cierto es que en esta zona, la presencia de agua siempre ha estado relacionada con los lugares considerados sagrados ya desde los vetones y, posteriormente, por los romanos.

La construcción no es tan antigua como eso. Se remonta al S. XVII y, a pesar de su austeridad, es de estilo barroco. Sobre el tejado se eleva una bella espadaña, construida en piedra y de dos alturas, mientras que en su interior destaca el estuco y una imagen de la Virgen de estilo Románico.

San Juan de Isil (Pallars Sobirá, Lleida)

Por Maria Planas Aulet

Su ubicación junto al sonoro río Noguera Pallaresa, en el marco incomparable de las montañas pirenaicas, y el cementerio que se halla sus pies, hacen de esta ermita una de las más bellas entre las muchas que se pueden visitar a lo largo del Pirineo catalán, zona de privilegiadas muestras del Románico. De esta ermita se tienen noticias por primera vez en 1095.

Todos los muros exteriores son de construcción sencilla como manda el cánon románico, menos el de mediodía, donde está la portada, bella en su austeridad, que se ha datado de finales del siglo XII. Actualmente, la ermita vive un especial protagonismo la noche de San Juan, cuando se celebran las Fallas de Isil, que son Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad junto a las numerosas fallas que todavía se celebran en el Pirineo.

2 Comentarios publicados

  1. Galaiclatte
    Publicado 11 octubre 2019 en 17:31

    Falta Covadonga. Les gana x goleada a cualquiera de esas.

  2. lis toves amores
    Publicado 15 octubre 2019 en 2:31

    RESPECTO AL COMENTARIO DE QUE GANA COVADONGA, ESTO NO ES UN MARATÓN A VER QUIEN LLEGA ANES, ES VER LAS ERMITAS QUE TENEMOS EN ESPAÑA A CUAL MAS BONITA ,PERO PIENSO QUE LAS COMPARACIONES SON ODIOSAS A TODOS LOS NIVELES , GRACIAS POR EL REPORTAJE

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios