Fuente: Estación Náutica Alto Tajo

Fuente: Estación Náutica Alto Tajo

La comunidad de Madrid tiene grandes espacios naturales y magníficas actividades para realizar en ella, pero generalmente sufre el mal de la masificación debido a la gran cantidad de población que alberga. Afortunadamente las buenas comunicaciones nos ayudan a salir de Madrid y llegar a destinos lejanos en poco tiempo, lo que nos permitirá disfrutar de parajes más solitarios e increíblemente bellos, y de algunas actividades de aventura mucho más selectas.

Nos desplazaremos para este recorrido a dos provincias limítrofes con Madrid, pero muchísimo menos pobladas, Guadalajara y Cuenca, que nos permitirán encontrar estos espacios de aventura.

1. Rafting en el Alto Tajo

Rafting Alto Tajo - Estacion Nautica Alto Tajo

Fuente: Estación Náutica Alto Tajo

El rafting dejó de ser patrimonio de los Pirineos y actualmente se puede realizar en muchos lugares de la geografía española. Uno de los enclaves más cercanos a Madrid lo encontramos en Zaorejas, en pleno Parque Natural del Alto Tajo en Guadalajara. El tramo de nivel III comienza cerca del área recreativa de la Fuente de la Falaguera, y no deja respiro tras adentrarnos en el río.

Los primeros rápidos nos llevan entre piedras y saltos hacia tramos un poco más tranquilos que nos permiten disfrutar de los espectaculares cañones en esta zona acompañados de los buitres leonados. Pero la adrenalina no para y rápido a rápido vamos llegando al Puente de San Pedro. Finalmente, tras un meandro de casi 360 grados a la cascada del Campillo de más de 30 metros de altura, despide a nuestra dosis de adrenalina. Toda una experiencia.

2. Barrancos en la Serranía de Cuenca

Son bastantes los Barrancos que encontramos en este Parque Natural, que nos permiten la práctica del barranquismo prácticamente todo el año. Algunos de ellos son secos, por lo que los podremos practicar en invierno, y otros muchos, más divertidos, húmedos, en los que combinamos rapeles y saltos con toboganes y caos de rocas.

El barranco más conocido en esta zona es el de Poyatos, que con sus más de 60 metros de rappel final está casi siempre muy concurrido. Pero hay algunos otros, menos accesibles eso sí, espectacularmente bellos y casi siempre solitarios en los que poder disfrutar de esta actividad que conjuga perfectamente la adrenalina del turismo activo con unos espacios naturales inalcanzables de ninguna otra manera.

3. Subida al Pico del Lobo en las Tres provincias

Ruta Pico del Lobo - Piraguas El vado

Fuente: Estación Náutica Alto Tajo

Ya sea en invierno o en verano, las espectaculares vistas de este trekking, unidas a la peculiaridad de estar en la frontera entre tres comunidades hacen que merezca la pena.

El Pico del Lobo, el más alto de la provincia de Guadalajara y perteneciente a la Sierra de Ayllón, suele estar, por su altura, cubierto de nieve buena parte del invierno.

Siguiendo la cuerda de la montaña llegamos al Pico tres Provincias, o Peña de La cebollera, donde confluyen Guadalajara, Madrid y Segovia. Se puede acceder a esta zona desde la estación de esquí de La Pinilla o desde la carretera que une Guadalajara y Segovia en la zona de la Arquitectura Negra.

4. Vías ferratas en Priego

Via Ferrata Priego - Estación Náutica Alto Tajo

Fuente: Estación Náutica Alto Tajo

Hace poco tiempo que se han abierto estas nuevas instalaciones en la provincia de Cuenca, en pleno Parque Natural de la Serranía, para el disfrute de todos los amantes de la aventura. Un recorrido colgado de las paredes de roca, que nos permite espectaculares vistas mientras pasamos por escaleras, cuerdas y cables pegados a las paredes y a una altura de más de 30 metros.

Si nos vamos a aventurar por nuestra cuenta, debemos ir siempre perfectamente equipados y con todos los materiales de seguridad necesarios. Hay empresas que nos permiten realizar esta actividad si no disponemos del material oportuno.

5. Rutas en piragua en la Sierra Norte de Guadalajara

Rutas en Piragua por El Vado - Piraguas El Vado

Fuente: Estación Náutica Alto Tajo

Muy cerca de los pueblos de la Arquitectura Negra en la Sierra Norte de Guadalajara podemos encontrar el Embalse de El Vado. Las aguas del Jarama y algunos de sus afluentes llenan este pantano en el que desde hace pocos años podemos practicar actividades náuticas, solo con embarcaciones a remo. Merece la pena una visita, no solo por sus espectaculares paisajes, sino por la tranquilidad de este lugar durante la gran mayoría del año.

Durante la travesía, además de observar el imponente Ocejón, probablemente el pico más emblemático de la provincia de Guadalajara, podremos también desembarcar para ver la bonita ermita de El Vado, que se conserva casi en su totalidad, y las ruinas del antiguo pueblo. Entrando por cualquiera de los brazos del lado Oeste del embalse observaremos también grandes paredes de pizarra pobladas de buitres y otras aves que le dan a este embalse una singular belleza.

6. Espeleología en Alpedrete de la Sierra

Fuente: Estación Náutica Alto Tajo

Fuente: Estación Náutica Alto Tajo

En la frontera entre Madrid y Guadalajara se encuentra la localidad de Alpedrete de la Sierra, que esconde entre sus montañas la Cueva de La Bruja. Siempre es conveniente pedir permiso y notificar que vamos a realizar actividades en este espacio si lo vamos a hacer por cuenta propia, aunque siendo la espeleología una actividad de riesgo, recomendamos ir siempre acompañados de alguien que conozca el enclave.

Toda la Sierra es de origen calizo y está plagada de numerosas simas y cuevas, algunas de ellas no visitables por la afluencia de especies amenazadas de murciélagos. La cueva de la Bruja no es una de ellas, y adentrándonos por su estrecha boca, y deslizándonos entre sus pasajes y pasillos podremos encontrar toda suerte de formaciones en piedra, que harán de esta visita un inolvidable paseo a las profundidades de la Tierra.

7. Aguas Bravas en el Jarama

Fuente: Estación Náutica Alto Tajo

Fuente: Estación Náutica Alto Tajo

Muy cerca del Hayedo de Tejera Negra y el Hayedo de Montejo, se encuentra el cauce del Jarama. En épocas de buen caudal, sus aguas son perfectas para la práctica del kayak si se cuenta con experiencia, o el canorafting si no hemos surcado aguas bravas con anterioridad. Las heladas aguas del Jarama no deben ser obstáculo para disfrutar de la belleza de los paisajes de pizarra y piedra por los que atraviesa y de los divertidísimos rápidos y saltos de su cauce.

En esta zona se pueden descender varios tramos de río, pero aconsejamos siempre contar con la experiencia de empresas o personas de la zona, ya que al no ser muy transitados, y no ser su caudal muy abundante pueden encontrarse ramas y troncos en su cauce.

Más información | Estación Náutica Alto Tajo

Un Comentario publicado

  1. Lorena Yaneth
    Publicado 18 mayo 2017 en 8:02

    Simplemente hermoso, si eres amante de la adrenalina y aventura visita estos atractivos y practica estas actividades para vivir una experiencia única.

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios