Magazine Cultura Éibar: de la fabricación de armas a bicicletas

Éibar: de la fabricación de armas a bicicletas

133 Shares
Éibar
Éibar. Por David

Hay un lugar en Guipúzcoa de donde salieron algunas de las bicicletas más populares del siglo XX en España. Cuántos somos los que hemos tenido de niños una bicicleta BH, Orbea o G.A.C. Pero antes de dedicarse a este mundo de las bicicletas, estas marcas vascas se dedicaron a la fabricación de armas en Éibar, sede inicial de todas ellas y lugar con mucha tradición armera.

Los naturales de Éibar se llaman eibarreses, pero coloquialmente también se les conoce como armeros. La industria armera de Éibar es mítica y ya en el siglo XV se recogen menciones al respecto. Armas que se exportaban a todo el mundo y que fueron clave en la creación de una industria.

Orbea, BH y G.A.C. eran empresas de Éibar con enorme tradición armera

Armas BH
Armas BH. Por Luistxo Fernandez

Los tres hermanos Orbea comenzaron en Éibar un negocio de fabricación de armas cortas, especialmente revólveres, en 1840. La muestra más clara del éxito de la fábrica y del empuje de los Orbea la tenemos en que en la década de 1880 fueron pioneros en electrificar su fábrica y crear su propia electricidad, llegando incluso a vender el excedente. A finales del siglo XIX y primeros del XX Orbea tenía varios centenares de empleados y era una de las fábricas de armas más importantes de España.

De sus instalaciones salían cartuchos, pistolas, armas de caza… que se vendían por todo el mundo, e incluso fabricaban en América. La Primera Guerra Mundial, en la que España no participó activamente, fue viento de cola para la industria armamentística y Orbea no fue una excepción.

Pasada la Gran Guerra los tiempos fueron menos propicios y la compañía se dividió en dos, quedándose en Éibar una parte de ella que aprovechó el conocimiento industrial que atesoraba para comenzar a hacer bicicletas en 1930. Al fin y al cabo, dominar la fabricación con tubos (esencial en las armas) y de ciertos mecanismos, hacía que el salto no fuera ilógico y las ventajas competitivas, como se dice en el mundo de la empresa actual, se aprovecharan. En 1946 ya eran 1.000 los trabajadores de esta nueva Orbea del mundo del ciclismo y vendían 50.000 unidades al año.

Se reinventaron después de la Primera Guerra Mundial

Museo de la Industria Armera en Éibar
Museo de la Industria Armera en Éibar. Por Zarateman

BH son las siglas de Beistegui Hermanos, porque ese era el apellido de los tres hombres, de nuevo 3 hermanos, que se aventuraron en Éibar, allá por 1909, a crear una fábrica de armas. Las pistolas de los hermanos Beistegui se vendían bien y en pocos años los empleados de aquel pequeño taller inicial ya se contaban por decenas. Fue próspera durante una década, hasta el fin de la Primera Guerra Mundial. Entonces ampliaron lo que podríamos denominar técnicamente como el objeto social de la empresa.

Pasaron de hacer pistolas a hacer también bicicletas, en un primer momento para que los eibarreses las usaran como medio de transporte barato y cómodo. Durante los años 20, y buena parte de los 30, BH se dedicó a ambos sectores, aunque el nuevo negocio fue ganando terreno hasta que acabó por ser el único. De ahí BH fue creciendo y creciendo hasta convertirse en un referente, en una gran empresa del mundo de la bicicleta.

G.A.C. es otra marca popular de Éibar que hizo ese salto de las armas a las bicicletas. Esas siglas, G.A.C., corresponden a Gárate, Anitua y Compañía, que es como se denominaba la compañía eibarresa cuando fue creada en 1892. Como vemos, era anterior a BH, pero muy posterior a Orbea, aunque el fin inicial de las tres era el mismo: la industria armamentística. Como las otras, hasta la Primera Guerra Mundial fabricaron con éxito revólveres, pistolas, rifles y escopetas, y el final de la guerra les obligó a cambiar.

En 1927 G.A.C. ya se dedicaba también a las bicicletas, además de a las armas. 3 años más tarde estas últimas dejaron de estar en el catálogo, cuando G.A.C. se centró en exclusiva en este medio de transporte. Como vemos, fue la primera marca de las tres que comenzó a aprovechar sus conocimientos en el tratamiento de tubos para hacer bicicletas. También hizo más tarde motocicletas, como la popular Mobylette. Por desgracia, también es la única de las tres que ya no existe.

Torrot y Alfa también tienen origen en Éibar

Éibar
Éibar. Por Garaolaza

Los niños y aficionados al ciclismo españoles les deben mucho a estas tres marcas eibarresas, y no sólo por crear bicicletas que todos hemos tenido y usado. También fueron muy activas en la popularización del ciclismo en España en la primera parte del siglo XX, promoviendo competiciones y patrocinando eventos que fueron sumando gente al ciclismo como deporte.

Podríamos añadir un caso más entre las marcas populares. La fábrica de armas La Vasco Belga de los Hermanos Iriondo también abrió en 1931 una sección de bicicletas. Quizás este nombre no les diga mucho, pero de este germen, y después de varios acuerdos con otras empresas, nació la marca Torrot. Esta seguro que sí les suena a muchos de ustedes.

Además de estas marcas conocidas, hubo más talleres que migraron de las armas a las bicicletas en Éibar aprovechando sus conocimientos previos. A lo largo del siglo XX la industria de Éibar se fue diversificando y ahí también se fabricaban máquinas de coser Alfa o incluso motos Lambretta.

Esta historia armera de Éibar cuenta con su propio museo, el Museo de la Industria Armera, donde hay armas, por supuesto; bicicletas, por descontado; pero también otros muchos objetos de uso cotidiano que hemos visto y usado durante décadas en nuestras casas y oficinas.

La matanza islandesa a los vascos debida al mal tiempo

Hay un lugar en el País Vasco del que salieron tres naos balleneras, a las que el mal tiempo llevó a un destino trágico. Y no estamos hablando (sólo) de una tormenta que las hundió en el mar, sino de algo mucho más sorprendente y complicado: la matanza a los vascos por los islandeses.

Read more

El pueblo de la Mancha que tuvo un laboratorio pionero en España

Hay un lugar en Ciudad Real que albergó, hace poco más de un siglo, un laboratorio impresionante y avanzadísimo en el mundo de la electricidad. Ese lugar es un pueblecito llamado Piedrabuena, donde nació Mónico Sánchez Moreno, un hombre admirable, inventor y pionero mundial de la revolución que supuso la electricidad.

Read more

“El caserío vasco es un Frankenstein cultural”

El caserío, elemento icónico del paisaje vasco, es un resultado de las técnicas constructivas centroeuropeas, las expediciones oceánicas y los alimentos americanos. En Igartubeiti, un magnífico caserío del siglo XVI, el antropólogo Iban Maiz nos explica las revoluciones que transformaron la arquitectura y el paisaje.

Read more

Ruta de los corsarios y balleneros vascos

De San Sebastián a San Juan de Luz, seguimos las huellas que dejaron las aventuras balleneras y corsarias en la costa vasca.

Read more

133 Shares
header capital plugin
    Los Mejores Pueblos
Cada año nuestros viajeros eligen los mejores pueblos para hacer turismo rural.¿Los conoces?
Invalid email address

Artículos relacionados

Deja un comentario

Pulsando en ENVIAR aceptas la privacidad

Copy link
Powered by Social Snap