Magazine Planes 48 horas en Rascafría

48 horas en Rascafría

2.2K Shares
El Paular. Por Pedro Villegas

En la cabecera del  Valle de Lozoya, en plena Sierra Norte de Madrid, se sitúa un lugar único por muchas razones: Rascafría. 

Rascafría es una pequeña villa serrana atravesada por un arroyo de montaña, El Artiñuelo, que está en el fondo de un valle fluvial formado por las aguas procedentes de las cumbres de la sierra, a los pies del macizo de Peñalara, cumbre de la sierra madrileña.

La Villa de Rascafría es considerada el corazón del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y es un destino único para que aquellos que aman la naturaleza puedan disfrutar de las montañas y bosques consiguiendo un estado de relajación y desconexión único.

Rascafría
Bosque Finlandes Sierra Norte de Madrid. Por

Rascafría, además, es un pueblo con historia; fundada en la Edad Media por pobladores segovianos se mantuvo vinculada a Segovia hasta 1833, formando parte del Sexmo de Lozoya, aún hoy se puede ver esta huella en su arquitectura, en sus costumbres o en su lenguaje.

A partir de 1390, con la instalación en su término de la Cartuja de El Paular, la economía de sus habitantes pasó a tener una importante dependencia del Monasterio que se prolongó hasta 1835 cuando fue desamortizado.

La ganadería y la extracción y elaboración de madera de sus importantes bosques han sido su principal fuente de riqueza. A ello se dedicaron desde siempre los habitantes de esta Villa centenaria que se ha convertido hoy por méritos propios en uno de los principales polos de atracción turística del Parque Nacional. 

Rascafría te ofrece una gran y variada oferta de alojamiento donde podrás disfrutar de nuestras acogedoras Casas Rurales durante tu estancia.

Viernes por la tarde

Nada mejor para iniciar nuestro fin de semana que hacer un recorrido por el pueblo. Un cómodo paseo para descubrir Rascafría empezando por la Plaza de la Villa cuyo edificio más representativo es el Ayuntamiento construido a principios del siglo XX en estilo neomudejar. Podemos seguir el recorrido por la ribera del río que atraviesa el pueblo, descubriendo bellos rincones.  

El Puente de Manola donde se encuentra una escultura que homenajea a todas las mujeres del campo y unos bancos sobre el curso del arroyo para reposar escuchando las aguas y los pájaros que pueblan este rincón en pleno centro del pueblo.

Finca Batanes Sierra Norte de Madrid
Finca Batanes Sierra Norte de Madrid

El Puente de Pericotón , el más antiguo de Rascafría, con un arco de medio punto cubierto de frondosa vegetación.

La pasarela de la Avenida de El Paular es una zona especialmente agradable en los días soleados aprovechando la sombra de los árboles que bordean el río. Por la noche su iluminación crea un ambiente especial que transmite serenidad, paz y sosiego.

El puente del Pilón por donde pasaba el ganado al Toril, que se situaba donde el actual Ambulatorio. El Pilón aún se conserva y hoy sirve para refrescar a los numerosos ciclistas que comienzan aquí alguna de sus rutas de fin de semana.

El paseo, siguiendo el río, continúa  por un agradable bosque de ribera de especies autóctonas como Abedules, Saúcos o Avellanos al final del cual encontramos el Puente de los Espinares junto a un pequeño jardín rústico donde se sitúa una escultura como homenaje al hombre del campo, sentado con su vara, viendo pasar el tiempo.

Cuando llegue la noche podemos disfrutar de una deliciosa cena en cualquiera de los excelentes restaurantes del pueblo con una amplia oferta de entrantes y carnes de la zona.

Sábado por la mañana

Aunque la oferta de turismo de Naturaleza que tiene Rascafría y su entorno es muy amplia te recomendamos para la mañana del sábado una ruta a uno de los rincones más espectaculares del Valle de El Paular “La Cascada del Purgatorio”.

La ruta de seis kilómetros comienza frente el Monasterio de El Paular, y está señalizada con paneles informativos que explican las singularidades del camino y consejos para que nuestro paseo deje la menor huella posible.

Mirador Robledos. Por Pedro Villegas

Un paseo en el que se siente la fuerza del agua del río que modela un valle angosto entre pinos y robles. A lo largo de nuestro paseo pasaremos por algunos de los ríos más importantes que nacen en el Parque Nacional, bien por su cantidad de caudal o por el estado natural de conservación como son el arroyo Aguilón y el río Lozoya. El paseo finaliza en la magnifica Cascada del Purgatorio.

Calcula para la excursión entre 3 y 4 horas dependiendo del ritmo que llevéis.

Tras esta mañana de ruta, nada mejor que probar nuestros exquisitos guisos con legumbres y setas de la zona, los deliciosos asados y, como no, las carnes a la plancha de Carne de la Sierra de Guadarrama en alguno de nuestros muchos restaurantes.

Sábado por la tarde

Después de comer podemos hacer un paseíto corto hasta El Paular, 30 minutos, y visitar el monasterio que como habéis podido observar se encuentra en un paraje espectacular.

El camino comienza junto a la Oficina de Turismo, transcurre paralelo a la carretera M604 en dirección al puerto de Los Cotos. Tomaremos el primer desvío a mano izquierda que encontremos, ese camino nos llevará a cruzar el Puente de  Las Barandas,  por el que cruzaremos el río Lozoya ; a la salida del puente a mano derecha entraremos en la Finca de Los Batanes.

Esta finca en el pasado perteneció al monasterio y aquí los monjes tuvieron su molino de papel, primero de Castilla. Podemos observar a lo largo del paseo los distintos estanques y canalizaciones que los cartujos hicieron para aprovechar el agua del río Lozoya para el molino. De él salieron los pliegos que utilizó Juan de la Cuesta, en la imprenta de la Calle Atocha de Madrid, para la edición del Quijote publicada en 1606.

Continuando con nuestro paseo vamos a encontrar el llamado  “Bosque de Finlandia” , un lugar idílico, con encanto en cualquier época del año. El estanque, la sauna y el frondoso bosque de abetos, chopos, abedules, evoca la belleza natural de Escandinavia. Posiblemente en invierno, cuando la nieve se convierte en protagonista sea el momento en que mayor belleza adquiere.

Rascafría, Bosque Finlandés Madrid
Bosque Finlandes. Por Pedro Villegas

Finalmente llegamos al Puente del Perdón que debemos cruzar para llegar al monasterio. Se trata de un puente de tres arcos construido con sillería de granito. Fue construido durante la primera mitad del S.XVIII, en sustitución de otro, para salvar las aguas del río Lozoya, y dar acceso desde el monasterio al molino de papel de Los Batanes.

El nombre parece proceder de una leyenda local según la cual se revisaba en el puente original la sentencia del reo condenado cuando le llevaban los alguaciles hacia la casa de la Horca. Las autoridades del Valle acostumbraban a celebrar los juicios junto al puente. Los reos apelaban su sentencia ante el tribunal en el mismo puente y, si eran perdonados, debían abandonar el pueblo por el Camino a Madrid y si eran condenados eran ejecutados en la Casa de la Horca.

El Monasterio Santa María de El Paular, uno de los tesoros de la arquitectura medieval, fue declarado Bien de Interés Cultural en 1876. Fue la primera cartuja de Castilla fundada en 1390 por la Casa Real de los Trastámara, convirtiéndose en un importante centro de poder económico y social en España durante varios siglos. Testimonio de ello son los tesoros artísticos que podemos apreciar en su interior, el monumental retablo mayor tallado en alabastro policromado, considerado la joya de El Paular; el transparente o tabernáculo de exuberante decoración barroca; las sillerías de legos y de monjes, talladas en  madera de nogal con cresterías góticas y decoradas con motivos sacros y la Colección de los 52 lienzos del florentino Vicente Carducho, pintor de relevancia internacional en la corte de principios del siglo XVII , junto a Velázquez , que realiza el más importante ciclo cartujano, tanto por el número de obras como por su gran formato. 

De vuelta al pueblo, te proponemos una merienda delicatesen, no dejes de probar nuestros dulces Monasterios , los yogures naturales El Paular y por supuesto visitar el obrador de chocolate natural y artesanal, ¡nada que envidiar a los grandes chocolateros!

Tras este día de campo y cultural, nuestros restaurantes contribuirán con su buen hacer a que la jornada sea inolvidable.

Domingo por la mañana

Para la mañana del domingo que mejor que una vista panorámica de todo el valle desde el Mirador de los Robledos.

Espectacular mirador-monumento dedicado al Primer Centenario de la Guardería Forestal. Se accede por una pista en buen estado que sale desde la Ctra. M-604, poco antes de llegar al Área Recreativa La Isla, según se va hacia el Puerto de Los Cotos. Dispone de aparcamiento para vehículos. Desde este promontorio natural se tienen vistas espléndidas del valle intramontano de El Paular, bordeado por los Montes Carpetanos y la Cuerda Larga, con el macizo de Peñalara a nuestra espalda. 

Es uno de los miradores naturales más destacados de todo el Valle del Lozoya. Continuamos nuestro paseo hacia uno de los rincones con los mejores paisajes conservados de la Comunidad de Madrid, el Área Recreativa La Isla, donde encontraremos tres restaurantes.

Monastery of El Paular. View of the Monastery of El Paular from the bridge of forgiveness, Rascafría, Madrid, Spain.
Monasterio de El Paular. Por Juan Antonio

Desde el aparcamiento tras un corto paseo llegamos a la Presa del Pradillo. Esta presa alimentaba la antigua fábrica de luz de Rascafría, hoy sin uso, la cual crea una atractiva cascada que podemos disfrutar en cualquier época del año.

Subiendo a la presa, por un pequeño sendero, el ruidoso espectáculo de la cascada cambia por un tranquilo embalse donde el reflejo de los pinos y montañas en el agua ofrecen una estampa de la naturaleza inolvidable.

Continuando por la orilla podemos pasar un buen rato disfrutando de las aguas cristalinas del arroyo Angostura, del bosque y las pequeñas praderas donde descansar.

Terminada nuestra mañana de ruta podemos saborear las suculentas y variadas propuestas gastronómicas que ofrecen nuestro restauradores.

Para despedirte de Rascafría y antes que inicies el viaje de vuelta a casa, te proponemos un bonito paseo por el Camino Natural del Valle del Lozoya, el Camino del Ejido, que une Rascafría con Oteruelo del Valle.

Todo el camino va entre muros de piedra que limitan prados de siega, constituyendo uno de los paisajes más interesantes de la zona, formando parte de nuestro patrimonio cultural.

Esta pequeña y bonita localidad, comparte ayuntamiento con Rascafría, un paseo por sus calles y plazas nos permitirá disfrutar de la  singular espadaña de su iglesia Nuestra Señora de La Paz y de los bellos rincones que esconde su casco urbano, con su “Potro de herrar”, construcción típica y seña de identidad de la tradición ganadera de nuestros pueblos.

En Oteruelo del Valle se encuentra la Sala Pintor Luis Feito con la Colección permanente de obra gráfica donada por el autor. Su visita es con cita previa, puedes ponerte en contacto con la oficina de turismo 918 691 804.

Esperamos que tu experiencia en Rascafría haya sido positiva y vuelvas pronto a descubrir nuevas sensaciones en el Valle del Lozoya.

Finca Batanes Sierra Norte de Madrid
2.2K Shares

Artículos relacionados

Deja un comentario

Pulsando en ENVIAR aceptas la privacidad

OK

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Al usar la web lo autorizas.

Copy link