En la costa asturiana, sigue la huella de los dinosaurios que habitaron este territorio durante la era Jurásica. Descubrimos el litoral del Principado siguiendo la pista de sus primeros habitantes. Desde la localidad de Gijón hasta la de Ribadesella, el Cantábrico ha guardado durante miles de años un legado increíble y emocionante.

Restos óseos y una abundante colección de icnitas se pueden visitar en una amena escapada a través de los nueve yacimientos que se encuentra entre los concejos de Villaviciosa, Colunga y Ribadesella: lo que ya se conoce como la Costa de los Dinosaurios. Un Museo, por último, el del Jurásico de Asturias mostrará al viajero una de las colecciones más importantes del mundo a través de las piezas recogidas en este paraje.

[mappress mapid=”38″]

A lo largo de 60 kilómetros belleza natural nos encontramos con 9 yacimientos diferentes en los que contemplar e imaginar cómo eran aquellos seres y cómo se desarrollaron en aquel territorio entonces hostil. Los lugares se encuentran en:

  • Playa de Merón (Villaviciosa
  • Puerto de Tazones (Villaviciosa)
  • Faro de Tazones (Villaviciosa)
  • Acantilados de Luces (Colunga)
  • Acantilados de Lastres (Colunga)
  • Playa de la Griega (Colunga)
  • Playa de Vega (Ribadesella)
  • Acantilados de Tereñes (Ribadesella)
  • Playa de Ribadesella
  • Los itinerarios marcadas en cada uno de los lugares señalan la ruta, paseos amenos en los que descubrir y disfrutar. En cada uno de los enclaves existe un panel informativo, además del yacimiento en sí, en el que se sugiere la información relevante que nos ocupa.

    En la playa de la Griega de Lastres, por ejemplo, que es escenario además de las andanzas del Doctor Mateo en la ficción,
    se encuentran los fósiles diminutos de gasterópodos, pero también las huellas de grandes dinosaurios que en un tiempo remoto se deslizaron sobre una laguna costera.

    El MUJA

    Es el Museo Jurásico de Asturias, un edificio fascinantes tanto por fuera como dentro ubicado en un escenario único. Se encuentra en el concejo de Colungaa, en la Rasa de San Telmo, entre Lastres y Colunga, a 155 metros sobre el nivel del mar.

    Toma la forma de una gran huella de dinosaurio, proyectada por el arquitecto Rufino Uribelarrea, como no podía ser de otra manera. En su interior se traza una interesantísima visita que sigue un orden cronológico, aunque manejando magnitudes de tiempo a las que poco estamos acostumbrados. La vida en la Tierra hasta la llegada del Hombre, pero se centra en los periodos del Mesozoico: el Triásico, el Jurásico y Cretácico.

    Fue en 2005 cuando se inició el proyecto científico del departamento científico del MUJA. A lo largo de estos años se han recuperado más de 500 fósiles que pertenecieron a 255 especies diferentes; se ha establecido como uno de los museos más completos a nivel mundial en lo que se refiera a icnitas de dinosaurios; guarda pequeños y grandes tesoros encontrados únicamente en la costa asturiana: las huellas más pequeñas de saurópodos, de 12 cm, conocidas hasta la fecha y la mayor huella encontrada de un dinosaurio terópodo: 82 cm.

    Cuenta, además, con Auditorio, con Sala de Actividades Especiales, con un Área de descanso, con Salas de Talleres, con el Café del Muja y con un jardín y zona de juegos.

    [tube]http://www.youtube.com/watch?v=_i_idIh5MBE&feature=player_embedded[/tube]

    Alojamiento

    Un Comentario publicado

    1. lola pelta
      Publicado 8 marzo 2011 en 19:25

      ¡Viva España! Cuantos maravillosos rincones…….No sabemos lo que tenemos, que pena.

    Publica un comentario

    *Los campos marcados son obligatorios