Los campos de olivos, arrozales, viñedos, el Ebro y su desembocadura en el mar no son sólo paisajes que caracterizan las Terres de l’Ebre. También son el sustento de muchos agricultores que desde antaño se encargan de llevar lo mejor de la tierra a la mesa.

Productos locales –algunos de ellos con denominaciones de origen protegidas- para elaborar los platos más tradicionales de la zona con toques mediterráneos: aceite de sus olivos milenarios, arroz, clementinas, vino, marisco, etc.

Ingredientes con los que muchos cocineros se han atrevido a experimentar para dar a algunas de sus creaciones un toque de modernidad y creatividad. Trabajos que a algunos chefs les han servido para conseguir una ansiada estrella Michelín, como es el caso de los restaurantes Les Moles y L’Antic Molí en Ulldecona y el Torreó de l’Indià en Xerta.

Pero, antes de sentarnos cómodamente en la mesa, te recomendamos que te acerques hasta todos esos campos de cultivo y puertos pesqueros para conocer más a fondo cómo se elaboran los productos de Terres de l’Ebre. Estas son nuestras propuestas:

Visita los olivos milenarios de Ulldecona

En las tierras de Ulldecona se encuentran los populares olivos milenarios de Cataluña, considerados de los más antiguos del mundo. Su conservación no solo permite mantener viva la cultura del aceite, sino que el tiempo ha hecho que su tronco adquiera originales formas.

En el tour “Aceite Experience” los visitantes podrán admirar de cerca algunos de ellos. Conocer su historia, cómo se recolecta la aceituna, su elaboración, los diferentes tipos que hay y degustar su delicioso sabor con una cata. Además, existe la posibilidad de apadrinar un olivo.

En la Reserva Natural de Sebes también se puede participar en la recolección manual de las olivas y visitar el molino donde se realiza el prensado hasta convertirse en aceite.

Recomendación: prueba la clotxa. Es el plato que consumían los payeses cuando trabajaban en el campo, sobre todo durante la recogida de la aceituna. Esta delicia rural consiste en un pan de payés al que se le quita la miga y se rellena con arenques, ajos, cebollas y tomates asados. Luego se cubre con la miga y se le sazona con sal y aceite. ¡Está buenísimo!

Arroz experience

El Delta del Ebro se caracteriza por sus arrozales, por lo que una de las mejores actividades que se pueden hacer en el Parque Natural del Delta del Ebro es el Arroz Experience. Esta actividad está relacionada con el cultivo del arroz: la mejor época para su plantación, cómo se cuida, la recolección, etc.

La actividad la podemos completar con una visita al Molí de Rafelet, el museo del arroz. Allí, además, se puede conocer cómo es el proceso de secado, los tipos de arroz y cuál se adapta mejor a cada plato.

Recomendación: Arroz a banda, arroz con coles y alubias y baldana de arroz (como una morcilla de arroz).

Apicultor por un día en el Perelló

Conocido como el pueblo de la miel, El Perelló puede presumir de ser el primer productor de miel de Cataluña. Uno de los productores más importantes es Muria, una empresa familiar que lleva elaborando y comercializando miel desde 1810.

En su Centro de Interpretación Apícola, además de un museo sobre esta delicia, los visitantes se pueden acercar a una de las profesiones más representativas de Terres de l’Ebre: la apicultura.

Entre su oferta de actividades hay talleres didácticos donde te puedes convertir en apicultor por un día: aprender a extraer la miel del panal, conocer las diferentes técnicas, su historia y hasta elaborar pasteles utilizando este ingrediente.

Un buen momento para visitarlo es en el mes de abril ya que, para aumentar el uso de la miel en los restaurantes, se ha creado una ruta de la tapa con miel.

Degustación de ostras y mejillones

Tanto en la bahía de Els Alfacs como en la del Fangar, en el Parque Natural del Delta de l’Ebre, se pueden visitar las bateas donde se cultivan mejillones y ostras, uno de los productos estrellas de Terres de l’Ebre. Para conocerlo, nada mejor que acercarse hasta el muelle de Sant Carles de la Ràpita y embarcar en uno de los barcos recreativos que realizan la excursión.

La mayor parte de los viveros se hallan en la bahía de Els Alfacs, donde los visitantes tienen la oportunidad de hacer una degustación a bordo en la que se incluye el cava, mejillones y ostras. Desde el barco se podrán contemplar algunas maravillas como las salinas de la Trinidad y la Reserva Natural de la Punta de la Banya.

Tuna Tour Experience

Una de las actividades más populares de Terres de l´Ebre es el Tuna Tour, en L’Ametlla de Mar. El tour se realiza en un catamarán con el que se navegará por la costa del golfo de Sant Jordi mientras explican la historia y el valor que tiene el atún rojo en esta zona del Ebro.

Allí se podrán ver los bancos de atunes, bañarse entre ellos y conocer cómo es la pesca de uno de los mejores ingredientes que estarán posteriormente en la mesa. La actividad incluye su degustación.

Más información en www.terresdelebre.travel

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios