Magazine Planes Siete lugares perfectos para ver las estrellas en España

Siete lugares perfectos para ver las estrellas en España

421 Shares
Campos de lavanda bajo la Marte y la Vía Láctea - Moratalla, Murcia
Campos de lavanda bajo la Vía Láctea en Moratalla, Región de Murcia. Por David

No cabe ninguna duda de que una ciudad necesita estar bien iluminada por las noches. Una farola puede cambiar mucho la perspectiva a la hora de pasar por una calle que sin luz podría parecer el callejón de la puñalada. Quien más y quien menos ha apretado el paso al caminar por algún sitio especialmente oscuro al volver a casa por la noche. La farola, ese gran invento.

Sin embargo, el mundo moderno tiene la costumbre de pasarse por escasez o por defecto. Y una cosa es tener luz que aporte sensación de seguridad y evite que los viandantes se den con la cabeza contra las paredes y otra que haya tal fulgor artificial que sea imposible ver las estrellas. Algo importante para el ser humano, aunque los urbanitas no sean conscientes de ello.

De hecho, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) estableció en el año 2007 la Declaración sobre la defensa del cielo nocturno y el derecho a la luz de las estrellas en La Palma. La contaminación lumínica afecta a muchos aspectos esenciales, que van desde la investigación hasta la existencia de los seres vivos.

Observatorio astronómico del Roque de los Muchachos
Observatorio astronómico del Roque de los Muchachos. Por Pere Sanz

Más allá de las muchas evidencias científicas que existen en relación a este tema, una persona solo tiene que alejarse unos kilómetros de la ciudad para comprobar que las luces le impiden ver las estrellas. Puede sonar muy peliculero, pero aunque sea el mismo cielo, el del campo y el de la ciudad no tienen nada que ver. 

Hay muchos aficionados a la astronomía que organizan sus escapadas pensando en las estrellas. Se conoce como astroturismo y no es difícil adivinar que los destinos suelen ser rurales. Una buena guía para dirigir el rumbo es la que localiza los observatorios astronómicos que existen por el país. La mayoría de ellos ofrecen visitas guiadas a las instalaciones y actividades nocturnas para ver las estrellas (literalmente y no de dolor). 

Por supuesto, las excursiones siempre están sujetas a posibles modificaciones por las condiciones metereológicas. Debido a los tiempos inciertos de la crisis de la COVID-19 es recomendable consultar si el centro estará en funcionamiento en las fechas que se tengan programadas. 

Eso sí: en la maleta hay que meter calzado cómodo y algo de ropa de abrigo, porque los observatorios siempre están situados en un sitio alto, un poco más cerca de las estrellas de lo habitual para el grueso de los turistas que viven a pie de asfalto. Estos son algunos de los más interesantes.

Complejo astronómico de La Hita en Toledo

Se encuentra en el municipio de La Puebla de Almoradiel (Toledo) y el año pasado celebró su vigésimo aniversario. Además de realizar una gran labor divulgativa para el público infantil con actividades que tocan diferentes ramas de la ciencia, ofertan salidas nocturnas para quien desee vivir “la experiencia de una noche en un observatorio astronómico, ver cómo se trabaja y por supuesto disfrutar de la experiencia de la observación nocturna con telescopios”. 

También programan eventos para fechas señaladas como las perseidas o ‘lágrimas de San Lorenzo’, una de las ‘fiestas’ más señaladas para los amantes de las estrellas. En 2020 están previstas para la primera quincena del mes de julio.

Observatorio de San Roque de Los Muchachos (La Palma)

Pertenece al Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y está situado dentro del municipio de Garafía, en La Palma. Se puede visitar, aunque solo por el día, no organizan visitas nocturnas como en otros como el de Toledo. Sin embargo, existen empresas que sí proporcionan el servicio con diferentes itinerarios ‘estrellados’.

Hay safaris astronómicos con el uso de telescopios incluidos, la Ruta de Magallanes o paseos dirigidos a obtener las mejores fotografías del cielo de la isla. Todo un parque temático para los astroturistas.

Observatorio Astronómico de Cantabria

Emplazado en el término municipal de Rebollar de Ebro (Cantabria, se eleva por encima de 1.000 metros del nivel del mar (muy importante no olvidar la ropa de abrigo). Las visitas solo se realizan entre los meses de marzo y noviembre, durante el invierno está cerrado al público. Pueden ser diurnas o nocturnas y tienen una duración de media hora.

La Asociación Astronómica de Cantabria, entre sus numerosas actividades, organiza salidas nocturnas para miembros o aficionados que quieran probar la experiencia. En su página web publican las fechas de las observaciones (que suelen celebrarse una vez al mes) y da una lista detallada de indicaciones para acudir preparado a la cita.

Observatorio Astronómico de Calar Alto, Almería

El cielo que se observa desde él está protegido por ley. Así de claro lo explican en el apartado de su web donde se pueden conocer las particularidades de su actividad nocturna de observación astronómica que se realiza con telescopios portátiles. La excursión está precedida por una charla informativa sobre cómo se llevan a cabo las investigaciones de la institución.

Para visitar el interior del observatorio donde se encuentran los telescopios que utilizan los profesionales para escudriñar el universo, se debe pedir una cita previa. Esta actividad se realiza durante horario diurno.

Observatorio Astronómico del Cabezo de la Jara (Murcia)

A unos kilómetros de la población de Puerto Lumbreras, también autodenominada como ‘ciudad de las estrellas’, en el casquete calcáreo Cabezo de la Jara. Su programa de observaciones, que duran una hora, abarca todo el año (suelen ser el último sábado de cada mes). 

La actividad se divide en una charla, una observación a cielo abierto en la terraza del observatorio y por último, los visitantes podrán mirar a través del telescopio. La ropa de abrigo es importante incluso en los meses de calor, ya que está situado a 1247 metros sobre el nivel del mar.

Centre d’Observació de l’Univers (Lleida)

Está situado en la sierra del Montsec, en el municipio de de Àger, entre las comarcas de La Noguera y el Pallars Jussà. Además de su edificio principal, el complejo está formado por ‘el Ull del Montsec’ (el ojo del Montsec) y parque de los telescopios.

El ‘ojo’ es un planetario digital 3D multimedia a la par que una plataforma para observar el cielo en directo. Tiene una cúpula de 12 metros de diámetro y una pared frontal: ambas partes se abren para que el visitante pueda ver el paisaje. Por su parte, el parque tiene tres edificios con cúpula, que es donde están los telescopios, incluidos los portátiles.

Cosmolarium, en el Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén)

Si observar las estrellas tiene un toque bucólico, hacerlo desde la terraza de un castillo eleva aún más el nivel de romanticismo. Cosmolarium, emplazado dentro de un entorno natural alejado de la contaminación lumínica, enfoca toda su actividad a la divulgación de la astronomía y se dirige tanto a visitantes adultos como a niños.

El castillo de Hornos, que data aproximadamente del siglo XIII y está catalogado como Bien de Interés Cultural, está acompañado por un planetario donde se proyectan películas full-dome y otras recreaciones. Dentro del castillo hay salas de divulgación como la del universo y una exposición permanente sobre la historia de la astronomía.

Campos de lavanda bajo la Marte y la Vía Láctea - Moratalla, Murcia
421 Shares

Artículos relacionados

2 comentarios

AJRV 22 junio 2020 - 18:14

Creo que debería añadir otros lugares más o por lo menos hacer referencia en el artículo a aquellos municipios que han obtenido el certificado de la Fundación Starlight, gracias a que sus ayuntamientos invirtieron en un cambio en el alumbrado público para que fuera compatible con el desarrollo personal, a nivel aficionado o profesional de la astronomía y que ha ayudado a que el astroturismo pueda ser una nueva opción viable y rentable para la gente que habita estos lugares.
El astroturismo, a la vez, puede ser un medio que ayude a la difusión de la ciencia y el respeto por el medio ambiente, si se hacen las cosas bien.

Responder

Deja un comentario

Pulsando en ENVIAR aceptas la privacidad

OK

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Al usar la web lo autorizas.

Copy link