Magazine Planes Burbujas para dormir bajo las estrellas

Burbujas para dormir bajo las estrellas

264 Shares
Burbujas para dormir
Burbuja Carballo

Las noches claras de verano son perfectas para alzar la mirada al cielo y contemplar el firmamento. Quién no ha deseado nunca dormir bajo las estrellas, buscando constelaciones, o contando estrellas fugaces. Dormir al raso, haciendo vivac, es una de las alternativas para disfrutar de las noches estrelladas. No obstante, no todo el mundo se siente cómodo compartiendo espacio con insectos, ni están tranquilos con los posibles sonidos nocturnos de la naturaleza. Por ello, hoy en día existen diferentes alojamientos que ofrecen poder vivir esta experiencia con todo tipo de comodidades. 

Las burbujas son habitaciones transparentes en las que puedes disfrutar del cielo estrellado desde una cómoda cama. Con la temperatura perfecta, sin nada que nos perturbe. En España este tipo de alojamientos cada vez están más extendidos en el entorno rural. Los hay de lujo, y algunos incluso tienen telescopio para que podamos contemplar de cerca cada constelación. 

Aquí os dejamos dos alojamientos burbuja con los que pasar un fin de semana especial. 

Nature Zielo de Levante

Nature Zielo de Levante

En la comarca del Alto Maestrazgo, en la localidad de Tírig, conocida por su arte rupestre Patrimonio de la Humanidad, están las burbujas Nature Zielo de Levante. Ocho iglús transparentes a cada cual más lujoso donde disfrutar de un fin de semana con vistas al cielo sin necesidad de salir de la habitación. 

Fueron inauguradas en diciembre de 2020, aunque su propietario, Magín Blanco, ya contaba con experiencia en crear este tipo de alojamientos rurales. Año y medio antes, en el verano de 2019, puso en marcha en Castilla-La Mancha su primer proyecto: el hotel-burbuja Zielo Las Beatas. 

Su buen funcionamiento le llevó a expandir su negocio, creando así las burbujas Zielo de Levante, el primer hotel rural de estas características en Castellón. Están en plena naturaleza, entre Barcelona y Valencia, en una zona “lejos del estrés de la vida cotidiana”, tal y como la describe Blanco en su web. 

Aunque cada burbuja es diferente y especial, todas tienen en común que son de lujo: hay suites, premium y presidencial. Cuentan con una parcela privada de 250 metros cuadrados, totalmente vallada, para mantener la privacidad de los viajeros. Tiene baño en el interior, duchas con vistas al cielo, cama grande con dosel de tela gruesa para evitar la luz, mesas y sillas en el exterior y un telescopio. Las más lujosas, además, disponen de jacuzzi en el jardín, bañera o piscina climatizada

Nature Zielo de Levante

El aire de las burbujas se renueva 7 veces por hora, haciendo que siempre haya aire fresco en su interior. Están climatizadas, por lo que son perfectas tanto para disfrutar de ellas en verano, como en las noches despejadas de invierno. 

Entre sus instalaciones, Nature Zielo de Levante dispone de restaurante y un bar, donde podemos degustar platos de la zona y catar el vino que elaboran en sus propias bodegas. Si los viajeros quieren, además, pueden hacerlo en su propia parcela y disfrutar de una velada con total intimidad frente a la habitación. El desayuno está incluido. 

Zielo de Levante

Entre sus actividades, podemos alquilar el jacuzzi, pasear en bicicletas eléctricas para recorrer la sierra de Irta, hacer la Ruta de los Cátaros o visitar el Parque Cultural de la Valltorta – Gasulla. La zona del Tírig está repleta de pinturas rupestres de gran valor declarados Patrimonio de la Humanidad. 

Burbuja Carballo

Burbuja Carballo

Al otro lado del mapa, en pleno campo gallego, en la aldea de Trasfontao, en Pontevedra, está la Burbuja Carballo. Un alojamiento totalmente transparente, también con telescopio, desde donde disfrutar de las noches despejadas gallegas. 

Se trata de una suite de lujo con cama con dosel, baño privado con el techo transparente en la ducha, nevera, cafetera y terraza, donde pasar largas veladas al fresco. En la habitación, además, hay vino, agua, café, infusión y bombones cortesía de la casa como detalle de bienvenida. 

La Burbuja Carballo dispone de aire acondicionado, para los días de más calor. Cuenta con restaurante a pocos metros, aunque si lo deseamos, también podemos pedir que nos sirvan en la habitación. En las inmediaciones también hay una cocina compartida y barbacoa, por si preferimos cocinar nosotros mismos. La burbuja cuenta con una terraza privada, donde poder descansar al fresco. Y, para mantener su privacidad, está algo más elevada del suelo. 

Remanso de Trasfontao

Entre las actividades que ofrece el Remanso de Trasfontao podemos darnos un masaje o disfrutar de un burbujeante baño en su bañera de hidromasaje ubicada en un tradicional hórreo gallego. Cuenta con una amplia cristalera desde donde se ve el campo y es perfecto para relajarse. 

La Burbuja Carballo fue inaugurada en 2019, aunque no es el único alojamiento de Trasfontao. Este recinto rural, abierto desde el 2015, en un principio como albergue para los que hacían el Camino de Santiago, tiene también dos cabañas y varias habitaciones rurales. 

El recinto cuenta con animales de granja y hay opción de alquilar una bicicleta para recorrer los alrededores. Hay diferentes rutas señalizadas, que se pueden hacer tanto a pie como en bici, además de la del Camino de Santiago. También podemos visitar las bodegas de la zona o practicar deporte de aventura como rafting, puenting, etc.

11 cabañas rurales con encanto

Las cabañas son viviendas más pequeñas que una casa común, pero aprovechan al máximo espacio para vivir con lo básico. Te traemos algunas minicasas, refugios y cabañas para disfrutar de unas mini-vacaciones diferentes. ¡Mira!

Read more

264 Shares

Artículos relacionados

Deja un comentario

Pulsando en ENVIAR aceptas la privacidad

Copy link
Powered by Social Snap