Magazine Planes Urueña, la villa con más librerías de España

Urueña, la villa con más librerías de España

355 Shares
Urueña
Urueña (Valladolid). Fuente: LianeM

Entre la extensa Tierra de Campos de la meseta castellana, en territorio vallisoletano, se encuentra Urueña. Una pequeña localidad de carácter medieval que, hace poco más de 20 años, pasaba desapercibida para la mayor parte de los viajeros que cruzaban en coche por sus inmediaciones.

Su rico patrimonio, compuesto por una muralla, un antiguo castillo y una iglesia románica, no la hacían diferenciarse de otros pueblos colindantes –Valladolid es la provincia castellana con mayor número de castillos–. No obstante, su belleza fue significativa para artistas como Joaquín Díaz, el músico y folclorista cuyo museo etnográfico –reconvertido posteriormente en fundación– fue trasladado desde la capital, Valladolid, a Urueña.

Urueña
Por mimohe

Contento por el cambio, Díaz posiblemente no se imaginaba que aquel pequeño paso sería el inicio de la gran revolución cultural del pueblo. Con la apertura de Alcaraván, la primera librería fundada por Jesús Martínez, Urueña sería considerado como el pueblo más pequeño de España –su población no llegaba a los 200 habitantes– que disponía de una librería.

Especializada en viajes, el folclore y Castilla y León, Alcaraván (cuyo nombre corresponde a un ave local) atrajo a personalidades de la talla de Miguel Delibes, quien dicen que se sintió fascinado con su descubrimiento tras una visita al pueblo.

Según la popularidad de Urueña iba en aumento, la apertura de nuevas librerías se fueron sucediendo: Primera Página, especializada en periodismo, fotografía y viajes; Grifilm, sobre literatura, cine y música; Alcuino, sobre caligrafía y arte; Efímeros Pluscuam(im)perfectos, con una amplia colección de fanzines y cómics; El rincón del Ábrego, de autor, poesía y libros viejos; Enoteca, especializada en vinos; la bodega literaria, con un amplio catálogo de libros antiguos, viejos y usados sobre medicina, farmacia o ciencia; La boutique del cuento, especializada en desplegables y literatura infantil; y Páramo, para coleccionistas.

En total, actualmente Urueña cuenta con doce librerías y cuatro museos del pueblo: el del cuento, donde se exponen las obras infantiles más relevantes; el de la música, que reúne más de 500 instrumentos; el de las campanas; y el centro e-LEA (Espacio para la Lectura, la Escritura y sus Aplicaciones) Miguel Delibes.

Una variada oferta cultural que se complementa con la diversidad de talleres disponibles sobre encuadernación, artes gráficas, las diferentes salas de exposiciones, recitales de poesías y otros eventos literarios realizados en la plaza decorada con los personajes de Hans Christian Andersen, autor de El patito feo o La sirenita.

Entre los méritos de Urueña, el pueblo también tuvo hasta su propio diario: El Cisco. Una iniciativa de dos periodistas vallisoletanos que, durante unos años, crearon el periódico más pequeño del mundo. El diario cerró en verano de 2017, aunque estuvo activo durante cinco años y llegó a publicar hasta 60 números.

La única villa del Libro de España

Libros
Por EpicStockMedia

En 2007, por iniciativa de la Diputación provincial, Urueña se convirtió en la primera villa del Libro de España. Una etiqueta que ha ayudado a impulsar su turismo cultural y que la ha coronado como el destino predilecto de los bibliófilos.

En Europa, el primer pueblo en convertirse en una villa del Libro fue Hay-on-Wye. Una localidad galesa conocida desde los años 70 por contar con un gran número de librerías con ejemplares de segunda mano.

Otras localidades que comparten lista son Montolieu (Francia), Redu (Bélgica), Montereggio (Italia), Fjaerland (Noruega), Bredvoort (Países Bajos), St-Pierre-de-Clages (Suiza) o Wünsdorf (Alemania), entre otras. Todas ellas están integradas en la International Organisation of Book Towns.

Un santo bibliófilo y traductor

Urueña
Fuente: villorejo
Urueña
Fuente: LianeM

Que Urueña sea la localidad de los amantes de la lectura –más vale que los locales sientan esa pasión–, quizás no debería haber pillado a nadie por sorpresa. San Jerónimo, el santo conocido por haber traducido del hebreo y del griego al latín la Vulgata (el nombre con el que se conoce al texto bíblico oficial de la iglesia católica en 1979) estaba ya allí antes de la revolución cultural del pueblo. Un retablo en la iglesia de Nuestra Señora de la Anunciada, fuera de las murallas, muestra al santo leyendo sus propios escritos.

Casas rurales en Urueña

Alquiler íntegro
2 - 12 pers - 27€ pers/noche
Íntegro o habitaciones
2 - 22 pers - 22€ pers/noche
Alquiler íntegro
2 - 10 pers - 23€ pers/noche
Alquiler íntegro
1 - 6 pers - 25€ pers/noche

355 Shares

Artículos relacionados

3 comentarios

Mary 22 de mayo de 2018 - 09:50

Hemos conocido recientemente este pueblo, pernoctando en una de sus casas rurales que, por cierto, es tan maravillosa como la localidad. Su contenido cultural y su gente son una joya engastada en la Tierra de Campos. Libros y cuentos, instrumentos musicales magistralmente expuestos y comentados, delicias culinarias como el curioso pastel «Dulce libro», magníficas vistas y puestas de sol desde lo alto de su muralla, etc. Y en sus proximidades, además de la iglesia de Ntra Sra de la Anunciada, está el precioso Monasterio de la Santa Espina con una espléndida exposición de mariposas que deja boquiabierto a cualquiera.
En resumen, un pequeño y tranquilo lugar imprescindible.

Responder
JOSE MARIA 5 de septiembre de 2018 - 13:50

Soy uno de los más fieles visitantes de Urueña. Desde casi que se inauguró, he gastado ingentes cantidades (pues los precios son bastante caros, por cierto) en adquirir libros imposibles de encontrar en otros lugares, especialmente teatro y poesía, llegando a atestar de libros la trasera de mi ya viejo Land Rover. Quisiera hacer notar, junto con su masificación, la banalización y degradación que ha sufrido.Es la VILLA DEL LIBRO; pues bien, últimamente han cerrado buena parte de las librerías, mientras se han abierto tabernas y tiendas sin el menor interés, y lo que es más triste las librerías que quedan están casi vacías, y salvo mi modesta persona, el público que entra mira casi con repugnancia hacia los libros ¿qué esperaban encontrar?, pues este público es totalmente ajeno al mundo del libro, e incluso, al de la cultura, me atrevería a decir : me he llegado a encontrar con el pueblo tomado por una concentración de ……MOTEROS!!!.
De otra parte, visita tras visita, veo los fondos de las librerías supervivientes cada vez más exhaustos, noto en algunas librerías hasta las mermas de mis últimas compras y no se reponen en absoluto las existencias
En fin, es el triste signo de los tiempos, digital y anticultural, y creo que el proyecto de Urueña como tal, como se concibió al principio, acabará extinguiéndose

Responder
Carlos Sanchez 24 de diciembre de 2020 - 20:27

Urueña es una ESTAFA. Gente que recibe subvenciones que pagamos todos y tienen unas librerías auténticamente penosas…. Y no se les cae la cara de vergüenza!!!. El pueblo es bonito, no más!!

Responder

Deja un comentario

Pulsando en ENVIAR aceptas la privacidad

Copy link
Powered by Social Snap