Casas rurales con talleres de fotografía

Por Tania Zbrodko

Si estás pensando en hacer un curso de fotografía, ¡no busques más! A ver qué te parece el plan: unos días de desconexión en la montaña o junto al mar, con los colegas o en pareja, mientras aprendes las técnicas básicas. Qué mejor que poner tus conocimientos a prueba fotografiando paisajes tan bonitos como los que rodean estas casas. Algunas de ellas incluso tienen rutas fotográficas, para que te lleves el mejor recuerdo de tu escapada.

1. Casas Rurales Monóvar (Alicante)

Rodeada de viñedos, en un valle, están las casas rurales Monóvar. Tres viviendas del siglo XIX reformadas donde descansar unos días y realizar un curso de fotografía para sacar todo el potencial de la zona. Las casas tiene jardín, piscina y barbacoa. Además, todas las habitaciones tienen una decoración muy original.

2. Casa rural Mundobriga (Zaragoza)

La casa rural Mundobriga es como adentrarse en el British Museum. Gracias a la vena viajera de sus propietarios, sus habitaciones parecen transportarte a diferentes partes del mundo. ¡Querrás fotografiarlo todo! Entre sus talleres, ellos mismos organizan cursos de fotografía, serigrafía, cerveza artesana, elaboración de mermelada y de jabones.

3. Casas da Lexa (Asturias)

En el bonito valle de Taramundi están las Casas da Lexa. Varias antiguas casas de labranza que han sido rehabilitadas conservando los materiales tradicionales como la piedra, la madera y la pizarra. Su entorno es idóneo para iniciarse a la fotografía gracias a los talleres que ofrecen. Te llevarás unas imágenes preciosas de la zona.

4. Cuevas La Granja (Granada)

Cuevas La Granja ofrece a sus huéspedes cursos a la carta. Entre ellos, un taller de fotografía donde aprender las diferentes técnicas en plena naturaleza. Como su nombre indica, el complejo dispone de 18 casas-cueva restauradas que forman parte de una antigua granja. Tienen piscina, jardín y barbacoa.

5. Casa Paneiro (A Coruña)

En la Costa da Morte está la Casa Paneiro. Una vivienda con capacidad para 8 personas que ofrece rutas de fotografía por el litoral gallego. Ideal para los más avanzados e incluso para principiantes. También disponen de rutas en bicicleta. Lo más curioso es que su propietario Alfonso ha creado para sus huéspedes una guía de Cómo vivir como un gallego, para que la experiencia sea auténtica.

6. Arriola Txiki (Guipúzcoa)

Con unas increíbles vistas al mar, Arriola Txiki es perfecta para desconectar unos días. Entre sus servicios dispone de cursos de fotografía, lo que son ideales para poder inmortalizar algunas de sus joyas naturales de sus alrededores como la Ruta del Flysch, el geoparque de la Costa Vasca, Zumaia o Getaria, entre otros pueblos.

7. El Nus de Pedra (Girona)

Entre montañas y volcanes, rodeada de bosques y ríos, está El Nus de Pedra. Una antigua masía con jardín, piscina, huerto ecológico y barbacoa. Sus propietarios Joan y Montse ofrecen a los huéspedes numerosas actividades. Una de ellas, la de hacer un taller de fotografía con una fotógrafa experta. En el curso te enseñarán a retratar paisajes, para sacarle todo el partido al entorno, y retratos.

8. Os Tres Teixos (Lugo)

En Foz, Lugo, está Os Tres Teixos. Una casa de aldea del siglo XIX totalmente reformada con jardín y spa. Algunos fines de semana, sus propietarios Juan Carlos y Manuela organizan jornadas temáticas donde se imparten talleres de fotografía, alfarería, jabones, etc. Ideal para luego salir a inmortalizar la playa de las Catedrales, que está sólo a 9 kilómetros.

9. Casa Rural Viriato Gredos (Toledo)

Casa Rural Viriato Gredos

Llamada así por las populares rutas de senderismo de Viriato, la casa rural Viriato Gredos es perfecta para realizar un taller de fotografía y demostrar los conocimientos fotografiando a los animales de granja, la naturaleza y los árboles milenarios de la Cañada Real Leonesa. Con capacidad para 20 personas, la vivienda dispone de jardín, piscina y barbacoa.

10. Ca La Tia Pepa (Barcelona)

En el Alt Penedès, en la localidad de Torrelles de Foix, está la casa rural Ca La Tia Pepa. Una vivienda del siglo XIX reformada con jardín, barbacoa y una pequeña piscina climatizada con jacuzzi. Entre su oferta de actividades Ca La Tia Pepa ofrece talleres de fotografía, además de visitas a bodegas y excursiones en bicicleta.

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios