Punta Orchilla

Fuente: Pepelopex

Los meridianos parece que pesen pero son fáciles de mover. Son una convención: una línea imaginaria a partir de la cual se miden las longitudes y se establecen los husos horarios. Hasta 1884, el meridiano de referencia estuvo en Punta de la Orchilla.

Cabo de Orchilla El Hierro (2)

Faro de Orchilla. Fuente: underworld / Shutterstock

Ptolomeo, en el s. II y desde Egipto, decretó que el extremo occidental del mundo conocido, el Fin, estaba en Punta de la Orchilla, en El Hierro.

Ptolomeo defendió en su Almagesto que la Tierra era esférica. Para otros, durante siglos podrías dar un paso más allá de El Hierro y te caías al abismo del olvido.

En 1634, descubierta América, se retomó la cuestión sobre el meridiano cero. El cardenal Richelieu y hombres de ciencia concluyeron mantener la tesis de Ptolomeo. Para entonces ya no te podías caer al abismo ni aquel punto era el fin del mundo, pero sí la referencia náutica y un territorio de pactos.

Cabo de Orchilla en El Hierro

Fuente: underworld / Shutterstock

El Hierro. Canarias

Fuente: Karol Kozlowski / Shutterstock

Luis XIII de Francia decretó la orden de no atacar barcos españoles al Este del Meridiano de referencia. Los aborígenes de El Hierro, los bimbaches, vivieron en el Fin del Mundo a expensas de las decisiones de las potencias mundiales.

De todo aquello hoy permanece un horizonte y el faro de Punta Orchilla. Se levantó en 1924 sobre la línea exacta del meridiano y comenzó a iluminar en 1933.

El 13 de octubre de 1884, se declaró Greenwich y su observatorio como el lugar por donde pasaba el nuevo meridiano cero de la Tierra.

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios