Portada Naturaleza 10 cuevas increíbles que visitar en España

10 cuevas increíbles que visitar en España

25K Shares
Cuevas del Drach
Cuevas del Drach en Mallorca. Fuente: Cuevas del Drach

Las maravillas naturales no solo están en la superficie. Bajo tierra, a metros de profundidad, la naturaleza también nos ha regalado impresionantes creaciones como cuevas y grutas. Algunas de ellas ya fueron utilizadas por nuestros antepasados hace millones de años para refugiarse, o como necrópolis. Ellos son los responsables de haber llenado de arte algunas paredes rocosas.

Las pinturas rupestres nos permiten hacernos una idea de cómo era la vida en el Paleolítico. Dibujos de animales principalmente que, en algunos casos, su belleza se acaba fusionando con las creaciones naturales propias de la cueva. El agua, la temperatura y las propiedades del terreno subterráneo han creado auténticas obras compuestas de techos cubiertos de estalactitas, estalagmitas, columnas, etc.

España es un país que cuenta con un gran número de cuevas: la de Nerja en Málaga, Altamira en Cantabria, Valporquero en León, las cuevas del Drach en Mallorca… Aquí os dejamos una pequeña representación de aquellas que forman parte del patrimonio del país, o que sorprenden por su belleza.

1. Cueva de Altamira (Cantabria)

Cueva de Altamira
Por Rechitan Sorin

A 2 kilómetros de Santillana del Mar –elegida en 2019 como la Capital del Turismo Rural– están la cueva de Altamira. La Capilla sixtina del arte rupestre cuyos grabados del Homo Sapiens datan del Paleolítico Superior.

La cueva fue descubierta en 1879 y, para evitar su deterioro, su entrada está restringida a cinco personas a la semana. La selección es por sorteo. Justo al lado, para saciar los deseos de los amantes del arte, se abrió la Neocueva de Altamira. Una réplica de la cavidad original donde se pueden ver expuestos una copia de las pinturas y grabados encontrados.

Los dibujos representan bisontes, caballos, cabras, ciervos y figuras abstractas que, en su conjunto, desde 1986 son Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

2. Cuevas del Drach (Mallorca)

Cuevas del Drach
Por Piotr Wawrzyniuk

Las cuevas del Drach son un tesoro bajo tierra de las que hay constancia desde la Edad Media. Aunque no fue hasta el siglo XIX cuando los exploradores M.F. Will y, posteriormente, E.A. Martel descubrieron todas las cavidades. A 25 metros de profundidad se encontraron un techo cubierto de estalactitas, varias pozas de agua cristalina y, como colofón, Martel halló un inmenso lago turquesa que hoy lleva su nombre.

Tal belleza no podía no mostrarse, así que a principios del año XX las cuevas fueron acondicionadas para poder ser visitadas. En total se trazó un recorrido de 1.200 metros, se crearon unas escaleras de acceso y se realizó la instalación eléctrica, obra de Sr. Buigas.

Desde 1935 en el lago Martel se ofrece a los visitantes un concierto de música clásica acompañado de efectos luminosos. Además de que se ofrece la opción de navegar por el lago.

Las cuevas del Drach son una de las atracciones turísticas más populares de Mallorca, por lo que en los meses de verano están algo masificadas. Están situadas al este de la isla, en Porto Cristo, muy cerca de Manacor.

3. Jameos del Agua (Lanzarote)

Jameos del Agua
Por Fominayaphoto

La palabra jameo, en lengua aborigen, significa agujero que se produce al hundirse el techo de un tubo volcánico. De ahí la primera parte del nombre de esta cavidad que fue creada tras las erupciones del volcán Corona. La segunda parte, «del Agua», hace referencia a su lago interior; originado por las filtraciones marinas.

El resultado, una cavidad volcánica de formas peculiares a la que César Manrique quiso dotar de colorido y personalidad. Una joya muy apreciada en la isla de Lanzarote.

Te sorprenderá la originalidad de su auditorio, la piscina de aguas turquesas, el puente de la Atlántida, los helechos que cubren parte de la roca o los cangrejos ciegos que habitan la zona, una especie endémica que llega con la pleamar.

4. Cueva de Valporquero (León)

Cueva de Valporquero
Por jimmy_bierzo

Hace un millón de años, las aguas que emanaban del arroyo de Valporquero se comenzaron a filtrar por la roca caliza creando una gran cueva cubierta de estalactitas y estalagmitas.

Su gran boca de entrada nos da una pista de la belleza que nos encontraremos dentro: siete salas y galerías conocidas como Pequeñas maravillas, Gran rotonda, Hadas, Cementerio estalactítico, Gran vía, Columna solitaria y Maravillas. Además de algunas asombrosas formaciones que tienen nombre propio, como El fantasma, La virgen con el niño, Las gemelas o la Torre de Pisa.

La cueva de Valporquero también permite practicar la espeleología. Al final de la sala de la Gran Vía hay un recoveco que permite acceder hasta el Curso de aguas, donde hay galerías, saltos, pasos entre lagos y varias cascadas naturales.

La cueva de Valporquero está situada en la pedanía de Valporquero de Torío, en la montaña de León.

5. Cueva de Nerja (Málaga)

Cueva de Nerja
Por tonisalado

Una joya geológica y artística situada a 158 metros sobre el nivel del mar. La cueva de Nerja fue descubierta en 1959 por un grupo de vecinos que estaban buscando murciélagos. No fueron los primeros en visitarla -se dice que en el interior de unas de las galerías encontraron dos esqueletos junto a unas cerámicas- aunque sí los que dieron a conocer su existencia.

La cueva de Nerja está compuesta de tres galerías cubiertas de diferentes formaciones geológicas como estalactitas, estalagmitas, gours y columnas. Lo más sorprendente es que, en algunas de sus paredes, también se han encontrado más de 580 pinturas rupestres del Paleolítico Superior. Esta última parte no está abierta al público para ayudar a conservarlas.

La cueva de Nerja está situada en Maro, una pedanía de Nerja, Málaga. En 2006 fue declarad Bien de Interés Cultural.

6. Mina Romana de La mora encantada (Cuenca)

En Torrejoncillo del Rey, Cuenca, está la mina romana de La mora encantada. Un antiguo yacimiento romano que fue descubierto en 1953 por un vecino de la zona. Está situado en el homónimo cerro, que se llama así por una antigua leyenda que decía que en aquel lugar había un tesoro y una princesa mora con poderes. El hombre, excavando para encontrar el botín, acabó encontrando un antiguo pozo romano y la mina de La mora encantada.

Aquí es donde los romanos explotaron el lapis specularis o cristal de la Hispania, un yeso transparente que, en aquella época, se utilizaba como cristal de ventanas. En total, la mina cuenta con más de un kilómetro de galerías situadas a unos 40 metros de profundidad.

7. Gruta de las Maravillas (Huelva)

Gruta de las Maravillas
Por Junta Informa

La gruta de las Maravillas fue la primera cueva visitable de España. Fue abierta al público en 1914, aunque su descubrimiento data del siglo XIX.

Está situada en el centro de Aracena, entre casitas encaladas. Existen varias teorías sobre cómo se encontró. Una de ellas dice que fue un pastor que estaba buscando a una res. Otra, que fue debido a la mina que allí había. Lo que sí está claro es que la gruta de las Maravillas se ha convertido en una visita imprescindible en Huelva.

A través de un recorrido guiado de unos 45 minutos, los viajeros pueden recorren 1.200 metros y observar las formaciones de estalactitas, estalagmitas, columnas, gours, coladas, etc. La ruta pasa por diferentes salones, galerías, lagos y ríos subterráneos ubicados bajo el cerro del Castillo. Cada parte del itinerario es diferente.

8. Coves de Sant Josep (Castellón)

Coves de Sant Josep
Por Covesdesantjosep.es

Las cuevas de Sant Josep guardan el río subterráneo navegable más largo de Europa. Justo a su entrada está el embarcadero donde están las barcas de la visita. En total, la cavidad tiene 2.750 metros, por lo que es la cavidad de mayor recorrido de la provincia de Castellón y la 2ª de la Comunidad Valenciana.

La cavidad data del Paleolítico Superior, pues en el yacimiento se encontraron varias pinturas rupestres de la época. También la existencia de un poblado ibero en los alrededores han permitido a los historiadores saber que ya en su día fue explorada por los iberos y también por los romanos, pues se encontró una lápida de la época.

En el siglo XIX, algunos vecinos tenían la costumbre de retarse para ver quién llegaba más lejos dentro de la cueva. Algunas galerías eran peligrosas debido a las subidas del nivel del agua. Fue en 1936 cuando se decide poner una barca para poder adentrarse en las cuevas. Aunque no es hasta los años 50 cuando espeleólogos la visitan y realizan un mapa del lugar.

Las cuevas de Sant Josep están situadas en Vall de Uxó, en Castellón.

9. Cueva de los Enebralejos (Segovia)

Con 3.670 metros de longitud, la cueva de los Enebralejos es la cavidad más larga del Sistema Central. Está ubicada en el pueblo de Prádena de la Sierra, en Segovia, a solo una hora de Madrid.

Durante la Edad de Cobre, la cueva fue utilizada como necrópolis. De aquella época, y de la Edad de Bronce, se han encontrado cerámicas, huesos, ajuar funerario y pinturas en las zonas donde se realizaban los enterramientos.

Dice la leyenda, que durante el reinado de los Reyes Católicos, este fue un escondite de los judíos, por eso la Santa Inquisición ordenó tapiar su entrada. Su hallazgo no tuvo lugar hasta el siglo XX, también cuando se abren al público.

10. Cuevas del Cerro del Águila (Ávila)

Cerro del Águila
Por Aglaya Photography by Armando Gonzalez Alameda

24 de diciembre de 1963. Cuatro jóvenes que estaban en el cerro del Águila, en el valle del Tiétar, se sorprenden al ver salir vapor del suelo. La curiosidad por saber qué era aquello les llevó a descender con una cuerda un agujero de unos 60 centímetros. Al llegar al interior, gatearon hasta encontrarse en la galería principal. Entendieron que el vapor estaba ocasionado por las diferencias de temperatura entre el interior de la cueva y el exterior.

Salir no fue tan fácil como entrar, ya que necesitaban volver por el mismo agujero. Una vez lo encontraron, los chicos proclamaron su hallazgo. Desde 1964, las cuevas del cerro del Águila están abiertas al público.

El recorrido tiene unos 1 kilómetros de longitud y en él se puede ver la variedad de texturas y colores de la cueva. También hay estalactitas, estalagmitas, columnas y coladas.

Cuevas del Drach
25K Shares

Artículos relacionados

1 comentario

Mateos 18 diciembre 2019 - 22:24

OJO GUAREÑA, en las Merindades-Burgos, una maravilla, accesible a niños y sillas de ruedas.

Responder

Deja un comentario

Pulsando en ENVIAR aceptas la privacidad

OK

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Al usar la web lo autorizas.

Copy link