Familia con perro

Por vvvita

Cada vez que preparamos un viaje surge la misma duda: ¿Qué hacemos con el perro? ¿Nos lo llevamos? Mientras él/ella nos mira con cara de no haber roto un plato desde el otro lado de la habitación. En realidad, el animal también se está haciendo la misma pregunta: ¿me llevarán?

Pues claro. El entorno rural es perfecto para pasar unos días en familia y con nuestras mascotas. La montaña, los extensos campos, las playas vacías en otoño y los lagos son un paraíso para ellos, quienes tendrán libertad para correr, jugar, bañarse y, ya de paso, revolcarse en el barro o en la arena.

No obstante, las dudas siempre surgen cuando pensamos en pernoctar.

Alojamientos en el área de Barcelona que aceptan mascotas

Casas rurales con mascotas

Por Ksenia Raykova

En la provincia de Barcelona existen numerosos alojamientos que permiten que nuestras mascotas puedan dormir con nosotros, sobre todo en el entorno rural.

Antes de reservar, hay que tener en cuenta si es un hotel, donde seguramente el número de habitaciones que admite animales estarán limitadas; si es un camping, donde suelen ser siempre bienvenidos; o si es una casa rural. En el segundo de los casos, dependiendo de cómo sea de bueno y el tamaño de nuestro amigo, también habrá que valorar si la casa se alquila entera o por habitaciones.

Muchos alojamientos cuentan con grandes jardines donde tienen espacio suficiente para jugar y, a la hora de dormir, dejan que entren en las habitaciones. También los hay que tienen granja, por lo que será imprescindible que nuestro perro tolere a otros animales; y algunos están totalmente aislados y resultan perfectos para aquellos que tienen tendencia a ladrar.

Algunos planes para hacer con nuestra mascota en Barcelona

Montseny

Por Gonzalo Sanguinetti

Antes de aventurarnos a hacer rutas por la montaña con nuestra mascota es importante tener en cuenta su estado físico. Si es joven, mayor, si está acostumbrada a hacer ejercicio, así como sus características físicas.

También hay que leer muy bien las normas y advertencias de los parques que vayamos a visitar pues, aunque en la gran mayoría de los espacios naturales los perros pueden ir sueltos, lo cierto es que en las zonas próximas a los pastos será obligatorio llevarlos atados.

  • Pasear por el bosque

El Parque Natural de Collserola es ideal para realizar rutas con nuestros perros. Uno de los itinerarios más populares es el que sigue el sendero de GR-6, que va de Vallvidrera a Sant Cugat y tiene unos 17 kilómetros de largo y un desnivel de poco más de 650 metros.

Otro lugar ideal para que el perro pueda correr y jugar en libertad es el Parque Natural del Montseny. Declarado Reserva de la Biosfera, este espacio cuenta con numerosos itinerarios, como el circuito circular de Empedrat de Morou.

Si, además, a tu perro le gusta chapotear, entonces en el Montseny no hay que perderse la visita al pantano de Santa Fe, donde podrá sumergirse con total libertad. Los bosques que lo rodean también son perfectos para jugar con él.

Para aquellos a los que les gusten los ascensos también pueden decantarse por el Parque Natural del Garraf, donde una de las rutas más populares es la que sube al pico de Les Agulles desde Begues. En este caso, el animal debe de estar en buena forma, pues si seguimos el sendero GR-92 encontraremos grandes rocas que habrá que escalar. Una buena manera de probar su astucia y agilidad. Desde lo alto, las vistas del Garraf y Barcelona son impresionantes.

  • Zambullirse en el agua
Parc Natural del Montseny

Por Manel Cuesta

En el Espacio Natural de las Guilleries-Savassona, en la comarca de Osona, está uno de los embalses más populares de la provincia de Barcelona: el pantano de Sau, donde los perros también pueden bañarse. Aquí comienza la Ruta Domus del Pi, llamada así por un antiguo yacimiento. El camino es sencillo y se puede hacer en 1 hora y 30 minutos.

Otra ruta sencilla con chapuzón incluida es la del Llac Petit, en Terrassa. Este pequeño lago está rodeado de un sendero circular de unos 8 kilómetros que podremos realizar con nuestra mascota mientras él hace las paradas oportunas para entrar en el agua y restregarse en el césped de su orilla.

Los que prefieren la arena al prado, entonces pueden ir a pasar el día a la Cala de Vallcarca, en Sitges. En total, la playa cuenta con 60 metros de longitud y 15 metros de ancho. Lo mejor es que no sólo es una playa de perros en invierno, sino también en verano.

Justo detrás, además, está la Serra dels Pins, un macizo con unas increíbles vistas al mar que cuenta con varios senderos sencillos para pasear por ellos tranquilamente con tu mascota.

  • De picnic en familia

Por Òscar Rodbag

En la zona del Penedés, una buena opción para pasar el día con nuestros animales es Torrelles de Foix, donde está la Font de les Dous. Una fuente con 35 surtidores en cuyas inmediaciones hay barbacoas y mesas para hacer picnic, una riera con cascada donde los perros pueden darse un chapuzón y varios senderos por donde pasear entre la naturaleza.

En el Montseny hay hasta 5 zonas para hacer picnic: Can Casades, que cuenta con tres mesas de madera, aseos y una fuente; Feixes del Vilar, también con aseos y fuente; Plana de Coll, donde empiezan muchas excursiones del parque; y la Guardiola, también con servicios. Antes de entrar en el parque, además, está el área de picnic de Aiguafreda de Dalt (Aiguafreda).

Otros lugares donde poder sacar la cesta y poner el mantel son: la ermita de San Ramón, en Sant Boi de Llobregat; miranda d’Espiells, en Sant Sadurní d’Anoia; La Riera, en Sant Pere de Torelló; el embalse de Sau, en Vilanova de Sau; el parque Roqueta, en Tona; Gresolets, en Cercs; Fuente del Mig, Argentona; Fuente de la Rovirassa, Avinyó; o el parque del Prat, en Cubelles; entre otros.

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios