Por Jose Arcos Aguilar

La historia que situó a este pueblo de Soria en el mapa nunca sucedió. Según la leyenda, “En Calatañazor, Almanzor perdió el tambor”. Una frase que hace referencia a la derrota del militar y político musulmán por las tropas cristianas. Sería la primera vez que Almanzor fuera vencido por los cristianos, supuestamente en la batalla de Calatañazor.

“Las fuentes contemporáneas tanto cristianas como musulmanas no mencionan ninguna batalla que tuviera lugar en Calatañazor”, explica Javier Iglesia, autor de Condado de Castilla. “Se trata de una batalla legendaria, es decir, que no ocurrió realmente. Almanzor falleció por causas naturales, por el agravamiento de una artritis gotosa, en la localidad soriana de Medinaceli en el año 1002 al venir de su última campaña contra los reinos cristianos”, concluye.

La historia de su derrota en Calatañazor se dio a conocer por el obispo Lucas de Tuy en el Chronicon Mundi en el siglo XIII, más de dos siglos después. “El relato tiene numeroso errores históricos y cronológicos”, dice Iglesia. Esta versión se ha repetido en numerosos escritos hasta el siglo XX y el busto del militar se exhibe en una de las plazas del pueblo.

Pero a Calatañazor no le hace falta haber derrotado a nadie para llamar la atención del viajero. Su casco antiguo permanece prácticamente intacto desde la Edad Media. Las viviendas de los vecinos aún mantienen su arquitectura medieval realizada con piedra, ladrillo y adobe.

Durante la conquista musulmana, Calatañazor –que viene del árabe Qal’at an-Nusur (قلعة النسور), que puede ser traducido por «Castillo de las Águilas»– fue frontera del califato con los reinos cristianos de León y de Pamplona. Eso explica que su castillo, reconstruido por los Padilla en el siglo XII, originariamente fuera de estilo árabe.

Sus restos se levantan sobre el valle de la Sangre, el inmenso paisaje que rodea Calatañazor y que fue llamado así por la supuesta batalla sanguinaria que se desarrolló en el lugar entre cristianos y musulmanes.

Los orígenes de Calatañazor, no obstante, son anteriores, de la época prerromana. “Muy cerca del actual emplazamiento, en el pago de Los Castejones, se localiza un castro arévaco que es identificado con Voluce. La ciudad permaneció hasta la caída del Imperio Romano”, explica Iglesia.

De estilo románico se pueden visitar la ermita de la Soledad, la iglesia de Nuestra Señora del Castillo y las ruinas de San Juan Bautista. “Uno de los elementos más antiguos de Calatañazor es la necrópolis altomedieval”, añade Javier Iglesia. Está situada a los pies del castillo y en ella “Se pueden ver sepulcros antropomorfos excavados en la roca, práctica muy habitual entre los siglos VII y XI en las comunidades cristianas”.

Por jon_chica

Por qarthadast

Por Evan Frank

Por curto

Por jon_chica

Por jon_chica

Por Evan Frank

Por curto

Por vicenfoto

Dónde dormir en Calatañazor

Un Comentario publicado

  1. Francisco Medel
    Publicado 5 noviembre 2019 en 20:22

    Extraordinario! Que aun se conserven asi este patrimonio !!!

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios